REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

 

HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS

PRESIDENTE DE LA REPUBLICA

En el ejercicio de la atribución que le confiere el último aparte del Artículo 203 y el numeral octavo del Artículo 236  de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y de conformidad con lo dispuesto en la Ley Habilitante que autoriza al Presidente de la República para dictar Decretos con Rango y Fuerza de Ley publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, número __, de fecha DD/MM/AAAA, en Consejo de Ministros,

DICTA

El siguiente:

DECRETO CON RANGO Y FUERZA DE LEY  N°_____ DEL  DD/MM/ AA DEL  TRANSPORTE TERRESTRE

 

TITULO I

DE LAS DISPOSICIONES GENERALES

Objeto de la Ley

Artículo 1. La presente Ley tiene por objeto regular el transporte y tránsito terrestre por las vías públicas y privadas destinadas al uso público y privado, permanente o casual en todo el territorio nacional, así como sus servicios conexos.

Órgano Rector

Artículo 2. El Ejecutivo Nacional a través del  Ministerio de Infraestructura es el órgano rector para la planificación, asesoramiento, ordenamiento y fijación de las políticas del sector transporte terrestre. Para su regulación, supervisión y  aplicación de políticas y planes en todo el territorio nacional, se crea a partir de la vigencia de la presente Ley el Instituto Nacional de Transporte Terrestre.

 

La materia relacionada con las políticas del transporte terrestre fijadas por los otros órganos de del Ejecutivo Nacional, Gobiernos Estatales y Municipales, debe estar en concordancia con las del Ministerio de Infraestructura.

Órgano de ejecución

Artículo 3.  Se entiende por órgano de ejecución, la autoridad encargada para realizar y verificar el control del tránsito, según lo previsto en esta Ley  y su Reglamento. Las mismas son; el Cuerpo Técnico de Vigilancia del Tránsito y Transporte Terrestre, las Policías de Circulación que tengan dentro de sus funciones el control de la operación del transporte y tránsito terrestre.

                                                                                                                   

El Transporte Terrestre como actividad estratégica

Artículo 4. Se declara el servicio de transporte terrestre como una actividad estratégica por su importancia para el desarrollo económico y social y por su relación con la seguridad y defensa del país. En consecuencia, no podrá ser paralizado ni suspendido sin la previa autorización de la autoridad administrativa competente.

Registros Nacionales

Artículo 5.  El Ministerio de Infraestructura a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre llevará un registro nacional de vehículos, conductores, empresas y actividades conexas, el cual se denominará Registro Nacional del Transporte Terrestre. Las autoridades Metropolitanas y Municipales deben llevar los Registros actualizados necesarios del servicio del transporte y tránsito terrestre dentro de su respectiva jurisdicción y competencia y remitirlos al Instituto a fin de mantener actualizada una base de datos confiable, cuyas características en cuanto al formato, contenido, reportes y cualquier otro elemento que sirva de apoyo para su elaboración, serán establecidos en el Reglamento de esta Ley.

                

Convenios

Artículo 6. El Ministerio de Infraestructura a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre cuando lo considere necesario, puede celebrar convenios con personas jurídicas para la prestación del servicio de transporte público de personas y cargas.

Programas de Enseñanza

Artículo 7. El Ejecutivo Nacional a través de los Ministerios de Infraestructura y Educación, Cultura y Deportes, deben implementar en todos los niveles y modalidades del sistema educativo venezolano programas permanentes de enseñanza en materia de transporte y tránsito terrestre, educación y seguridad vial.

Los organismos públicos, privados y la Sociedad Civil Organizada deben coordinar con el Instituto Nacional los programas de formación cívica dirigidos a la ciudadanía.

Transporte Internacional

Artículo 8. El servicio de transporte terrestre público de pasajeros y de carga internacional se regirá por los acuerdos, convenios y tratados bilaterales y multilaterales en los que la República Bolivariana de Venezuela sea parte. Las empresas extranjeras de transporte terrestre autorizadas para prestar el servicio de transporte terrestre internacional, no podrán realizar transporte nacional o local.

                       

Transporte Ferroviario

Artículo 9. El Ejecutivo Nacional a través del  Ministerio de Infraestructura es el órgano rector para la planificación, asesoramiento, ordenamiento y fijación de las políticas del sector transporte terrestre modalidad  ferroviario, el cual se regulará,  por la Ley que rige la materia, en concordancia con lo dispuesto en la presente Ley.

Sistemas Metropolitanos

Artículo 10. El Ejecutivo Nacional a través del  Ministerio de Infraestructura es el órgano rector para la planificación, asesoramiento, ordenamiento y fijación de las políticas del sector transporte terrestre modalidad sistema metropolitano, el cual se regulará por la Ley de los Sistemas Metropolitanos de Transporte que rige la materia, en concordancia con lo dispuesto en la presente Ley.

Principio de Calidad

Artículo 11. La organización y funcionamiento del transporte terrestre debe ajustarse al principio de la calidad óptima del servicio, con el máximo grado de seguridad y comodidad para los usuarios.

Administración en Mancomunidad

Artículo 12.  En el Reglamento de esta Ley, en concordancia con la Ley que rige la materia, se establecerán los requisitos para administrar en mancomunidad la materia de transporte terrestre.

                                                                                           

Renovación de Vehículos

Artículo 13. El Ejecutivo Nacional, a fin de cumplir con la política de masificación, modernización y renovación de vehículos que prestan el servicio del  transporte terrestre, así como la reposición de sus partes y repuestos, debe prever y asignar los recursos necesarios al organismo competente constituido para tales efectos, el cual establecerá los requisitos y procedimientos necesarios para el otorgamiento y financiamiento a las personas naturales y jurídicas autorizadas por el Instituto Nacional del Transporte Terrestre.

TÍTULO II

DE LAS AUTORIDADES DEL TRANSPORTE Y TRÁNSITO TERRESTRE

CAPÍTULO I

DEL INSTITUTO  NACIONAL DEL TRANSPORTE TERRESTRE

Instituto Nacional del Transporte Terrestre

Artículo 14. El Instituto Nacional del Transporte Terrestre adscrito al Ministerio de Infraestructura, tiene personalidad jurídica y patrimonio propio e independiente del Fisco Nacional, con autonomía financiera, administrativa, organizativa y técnica, de conformidad con esta Ley y demás disposiciones aplicables.

                  

Sede del Instituto

El Instituto Nacional de Transporte Terrestre tendrá su sede en la Capital de la República, y debe establecer las oficinas regionales para desconcentrar funciones que permitan la optimización de los servicios de transporte terrestre que presta.

 

Apoyo para la Ejecución

Artículo 15. El Instituto Nacional del Transporte Terrestre, controla, coordina, verifica y sanciona en materia de tránsito terrestre y  ejerce las funciones de inspección y fiscalización en los servicios de transporte terrestre y conexos, se apoyará para su ejecución en las Coordinaciones Regionales del Instituto, el Cuerpo Técnico de Vigilancia del Tránsito y Transporte Terrestre y las Policías de Circulación que tengan dentro de sus funciones el control de la operación del transporte y tránsito terrestre.

Patrimonio del Instituto Nacional del Transporte Terrestre

Artículo 16. El patrimonio del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, está constituido por:

1.       Todos los bienes muebles e inmuebles, derechos y acciones que pertenecen al Servicio Autónomo de Transporte y Tránsito Terrestre;

2.       Los recursos que le sean asignados en la Ley de Presupuesto de cada ejercicio fiscal y los recursos extraordinarios que le acuerde el Ejecutivo Nacional;

3.       Los Ingresos que se obtengan como resultado de su gestión.

4.       El producto resultante de sus operaciones y negocios con personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras;

5.       Los derechos y acciones que adquiera el Instituto por cualquier acto jurídico;

6.       Las donaciones, aportes y cualesquiera otros bienes o derechos, que reciba de personas naturales o jurídicas, así como todos los bienes que adquiera por cualquier título;

7.       Los ingresos derivados de las multas impuestas por el Cuerpo Técnico de Vigilancia del Tránsito y Transporte Terrestre, que conforman el Fondo como patrimonio separado, previsto en esta Ley;

8.       Cualquier otro ingreso permitido por la Ley.

Funciones del Instituto Nacional del Transporte Terrestre

Artículo 17. Las funciones básicas del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, de las cuales se derivan las actividades especificas que  correspondan,   son entre otras  las siguientes:

1.       Apoyo a la Planificación del Ministerio de Infraestructura, así como la regulación, supervisión, ejecución,  control, seguimiento de políticas, estudio de proyectos y supervisión de la operación  en materia de Transporte y Tránsito Terrestre en todo el Territorio Nacional, conforme a la legislación aplicable al sector transporte;

2.       La planificación y ejecución de programas de fortalecimientos institucional del sector transporte.

3.       Estudios de proyectos y otorgamiento de permisos para terminales públicos y privados, así como la regulación y control del transporte de carga y transporte público de pasajeros en ejercicio de las competencias de carácter nacional.

4.       La permisología y registro del transporte público y privado, de vehículos y de conductores, así como lo relativo a estacionamientos, concesionarios del Instituto y estadísticas en materia de transporte y tránsito terrestre a nivel nacional.

5.       Regulación y registro de gestorías, autoescuelas, organizaciones de transporte público de pasajeros, empresas transportistas de carga, ensambladoras o de repotenciación .

6.       Estudio y revisión de tarifas y fletes de transporte público de pasajero y de carga, en los casos previstos en la ley.

7.       Todo lo atinente a la planificación, funcionamiento y  control de los recursos del Instituto y de sus órganos desconcentrados.

8.       Las demás que le confiera la Ley.

Las funciones del Instituto Nacional del Transporte Terrestre  son las siguientes:

9.       Apoyo a la Planificación del Ministerio de Infraestructura, así como la regulación, supervisión, ejecución,  control, seguimiento de políticas, estudio de proyectos y supervisión de la operación  en materia de Transporte y Tránsito Terrestre en todo el Territorio Nacional, conforme a la legislación aplicable al sector transporte;

10.   Otorgar y renovar a las personas naturales y jurídicas la permisología respectiva, para la prestación del servicio del transporte terrestre y sus servicios conexos, según lo establecido en esta Ley;

11.   Regular las tarifas máximas correspondiente a los servicios de transporte terrestre público de pasajeros en todas sus modalidades, en el ámbito de su competencia, basándose en  estudios de transporte y la calidad del servicio que se presta;

12.   Fijar fletes en el servicio de Transporte de Carga en todo el territorio nacional e internacional, cuando el Ejecutivo Nacional lo considere necesario;

13.   Controlar y supervisar los aspectos económicos, técnicos y financieros de la gestión de los entes desconcentrados del Instituto;

14.   Llevar la administración y control del personal, de los bienes y recursos financieros adquiridos y asignados al mismo;

15.   Diseñar, coordinar, supervisar y/o implementar, por cuenta propia o mediante convenios con organismos públicos o privados, programas de fortalecimiento institucional de Transporte y Tránsito Terrestre;

16.   Planificar, elaborar e implementar los sistemas de control del Transporte Terrestre establecidos en esta  Ley  y su Reglamento;

17.   Planificar, coordinar y supervisar la ejecución de los programas de Seguridad Vial;

18.   Controlar y evaluar periódicamente la ejecución del Plan Operativo Anual del Instituto y sus entes desconcentrados;

19.   Coordinar, supervisar, ejecutar estudios y evaluar las operaciones del Transporte y  Tránsito Terrestre en todo el territorio nacional;

20.   Establecer las normas técnicas para realizar las experticias de accidentes ocasionados por  vehículos de Transporte Terrestre;

21.   Establecer convenios con personas jurídicas para administrar los estacionamientos autorizados, para la guarda y custodia de vehículos que se encuentren a la orden o procesados por la Autoridades Administrativas de Tránsito, así como coordinar, regular, supervisar, controlar y fijar las tarifas máximas para la operación de los mismos;

22.    Regular, supervisar,  y controlar los servicios conexos del transporte terrestre;

23.    Organizar, programar y mantener un sistema actualizado de registro, supervisión y control del cumplimiento de las sanciones por infracciones a la Ley de Transporte Terrestre en todo el territorio nacional, impuestas por las  autoridades competentes;

24.    Planificar, organizar y supervisar la recaudación de los ingresos por Ley de Timbre Fiscal y otros ingresos relacionados con los servicios que se presten;

25.    Elaborar y mantener actualizado el registro de datos de la información estadística, denominado Registro Nacional del Transporte Terrestre, manejada por el Instituto en materia de transporte y tránsito terrestre;

26.    Reglamentar las actividades de control, inspección y fiscalización del transporte terrestre;

27.    Establecer los requisitos, normas y practicar la revisión técnica, mecánica y física de vehículos de transporte terrestre;

28.    Otorgar la certificación de homologación de vehículos;

29.    Supervisar, inspeccionar y controlar a las  Autoridades Administrativas competentes en el  ámbito de su jurisdicción en el cumplimiento de las normas vigentes en materia de transporte y tránsito terrestre

30.    Aplicar la normativa que regula el transporte terrestre internacional.

31.    Otras establecidas en esta Ley, su Reglamento y en los estatutos internos del Instituto Nacional del Transporte Terrestre.

 

Consejo Directivo del Instituto Nacional del Transporte Terrestre

Artículo 18.  El Instituto Nacional del Transporte Terrestre, tendrá un Consejo Directivo integrado por el Presidente y cuatro Miembros Principales que serán de libre nombramiento y remoción por el Ministro de Infraestructura, excepto el que representa a los trabajadores, cada uno de los cuales tendrá un suplente, designado de la misma forma, quienes llenarán las faltas temporales. Uno de los Miembros Principales ejercerá la representación de los trabajadores.

                                                                                                     

Responsabilidad de los miembros del Consejo Directivo

Artículo 19.  Los miembros del Consejo Directivo serán solidariamente responsables civil, penal y administrativamente de las decisiones adoptadas en las reuniones del Directorio, de acuerdo a las Leyes que rigen las materias.

Consejo Directivo

Artículo 20. El Consejo Directivo sesionará válidamente con la presencia del Presidente del Instituto Nacional del Transporte Terrestre y las tres quintas partes de sus integrantes.

Atribuciones del Consejo Directivo

Artículo 21. Corresponderá al Consejo Directivo del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, las siguientes atribuciones:

1.       Aprobar el Plan Operativo y el Presupuesto Anual del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, la Memoria y Cuenta y los estados financieros;

2.       Aprobar el Reglamento Interno del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, propuesto por el Presidente y sus modificaciones, cuando las circunstancias lo requieran;

3.       Aprobar la creación, modificación o supresión de unidades técnicas y de las oficinas regionales que se consideren necesarias para el cumplimiento de los fines del Instituto Nacional del Transporte Terrestre;

4.       Aprobar el régimen de reclutamiento, selección, ingreso, desarrollo, evaluación, ascensos, traslados, suspensiones y valoración en el ejercicio de cargos, remuneraciones y los egresos del personal del Instituto, el cual se regirá por la Ley correspondiente en materia administrativa de personal;

5.       Nombrar, remover o destituir al personal del Instituto y ejercer la potestad  disciplinaria sobre el mismo, de conformidad con la Ley;

6.       Evaluar y aprobar  los planes y proyectos anuales de las actividades del Instituto;

7.       Autorizar al Presidente del Instituto para suscribir y actualizar, convenios y   contratos que tengan por objeto el desarrollo y agilización de actividades y proyectos vinculados con el servicio del transporte terrestre;

8.       Coordinar y supervisar la ejecución del Plan Nacional de Transporte  Terrestre;

9.       Autorizar la suscripción y extensión de la contratación colectiva con sus trabajadores en los términos señalados por la Ley;

10.   Autorizar la adquisición y enajenación de bienes muebles e inmuebles propiedad del instituto de conformidad con lo dispuesto en la ley que rige la materia;

11.   Las demás que le confieran la Ley  y  su Reglamento;

Celebración de Contratos Por Parte del  Consejo Directivo

Artículo 22.  El Consejo Directivo podrán celebrar contratos, de conformidad con las normativas legales que rigen la materia de los Institutos Autónomos de la Administración Pública Nacional. A tal efecto se regirá por lo establecido en las leyes que rigen la materia.

Condiciones de los Miembros del Consejo Directivo

Artículo 23.  El Presidente del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, los miembros del Consejo Directivo y sus suplentes, deben reunir las condiciones siguientes:

1.       Ser venezolano o venezolana;

2.       Mayor de 30 años de edad;

3.       No estar sometido a interdicción civil ni a inhabilitación política;

4.       Tener probada experiencia e idoneidad técnica y profesional en el sector Transporte y       Tránsito Terrestre;

5.       De comprobada solvencia  ética  y  moral.

                                                                 

Restricciones para designar al Consejo Directivo

Artículo 24.  No podrán ser designados Presidente, miembros del Consejo Directivo ni suplentes del mismo:

1.       Las personas que tengan parentesco hasta de cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad, o sean cónyuge del Presidente de la República, del Ministro de Infraestructura o de algún miembro del Instituto Nacional del Transporte Terrestre;

2.       Quienes en beneficio propio o de un tercero, directa o indirectamente, hayan celebrado convenios y contratos de obras o de suministro de bienes o servicios con el Instituto Nacional del Transporte Terrestre y no los hayan finiquitado en el año inmediatamente anterior a sus designaciones;

3.       Quienes tengan conflictos de intereses con el cargo a desempeñar;

4.       Quienes tengan participación accionaria en empresas del sector o empresas que tengan convenios o contratos con el Instituto Nacional del Transporte Terrestre, a menos que hayan transferido su titularidad accionaria con no menos de dos años de anterioridad;

5.       Las personas que hayan sido declaradas en estado de quiebra, culpable o fraudulenta, y los condenados por delitos contra la fe pública o contra el patrimonio público.

                          Atribuciones del Presidente del Instituto Nacional del Transporte Terrestre

Artículo 25. Son atribuciones del Presidente del Instituto, las siguientes:

1.       Ejecutar, supervisar y controlar la aplicación de las políticas del sector transporte terrestre emanadas del Ministerio de Infraestructura;

2.       Ejercer la administración y control del Instituto;

3.       Ejecutar y hacer cumplir los actos generales e individuales que dicte el Consejo Directivo;

4.       Ordenar la apertura y sustanciación de procedimientos administrativos para sancionar de conformidad con la Ley;

5.        Autorizar con su firma, junto con uno de los gerentes que a tal efecto designe el Consejo Directivo, la apertura, cierre y movilización de los fondos del Instituto, cumpliendo con las normas que rigen la materia;

6.       Celebrar y actualizar en nombre del Instituto previa aprobación del Consejo Directivo, convenios y contratos de obra, de adquisición de bienes o servicios, de  conformidad con la Ley de Licitaciones y  su Reglamento;

7.       Dictar los lineamientos generales para la elaboración del proyecto de presupuesto y someterlo a la consideración del Consejo Directivo del Instituto de conformidad con la Ley;

8.       Expedir certificación de documentos que  cursen en los archivos del Instituto  de conformidad con la Ley;

9.       Delegar atribuciones o la firma de determinados documentos, en los casos establecidos en la Ley  y  su reglamento;

10.   Presentar el Reglamento Interno del Instituto a la consideración del Consejo Directivo;

11.   Convocar y presidir las sesiones del Consejo Directivo, suscribir los actos y documentos que emanen de sus decisiones y convocar al Consejo Directivo a las sesiones ordinarias, así como a las de carácter extraordinario cuando lo estime necesario;

12.   Ejercer la representación judicial y extrajudicial del Instituto, pudiendo constituir apoderados generales o especiales;

13.   Presentar la Memoria y Cuenta del Instituto a consideración tanto del Ministro de Infraestructura como del Consejo Directivo;

14.   La correspondencia destinada a la demás Direcciones del Ministerio sobre asuntos cuya tramitación deban iniciar, continuar y/o concluir conforme a sus respectivas competencias.

15.   Remitir correspondencia externa, postal, telegráfica o telecsímile en respuesta a solicitudes dirigidas al despacho por usuarios y particulares sobre asuntos cuya atención sea competencia de la Presidencia.

16.   La certificación de copias de los documentos cuyos originales reposan en el archivo del Instituto.

17.   La correspondencia dirigida a funcionarios de la Administración Pública Nacional, Estatal o Municipal, de los organismos judiciales y a particulares, relacionadas con asuntos inherentes al Instituto.

18.   Las comunicaciones por las cuales el Instituto, se dé por notificado de los embargos, cesiones y oposiciones que hayan cumplido los requisitos de la Ley que rige la materia de la Hacienda Pública Nacional con relación a los contratos que suscriban con los recursos que emanen de su actividad como Instituto.

19.   Las comunicaciones dirigidas a entidades bancarias, públicas o privadas, relacionadas con solicitudes de información sobre estados de cuentas por concepto de depósitos especiales para pagos de contratos y el movimiento de las cuentas, su conciliación y control, referente a los fondos asignados a la Presidencia del Instituto.

20.   Las comunicaciones dirigidas a personas naturales o jurídicas mediante las cuales se otorgue o se niegue la autorización para constituir a su favor hipoteca mobiliaria de vehículos de motor y maquinaria automotriz, de acuerdo a lo previsto en la Ley que rige la materia de Hipoteca Mobiliaria sin Desplazamiento de Posesión.

21.   La correspondencia dirigida a funcionarios subalternos, judiciales o de la Administración Pública Nacional, Estatal o Municipal, así como la correspondiente a los particulares relacionada con asuntos inherentes a la Presidencia.

22.   La planificación, supervisión y control de las actividades para el archivo técnico de los expedientes relacionadas con el Transporte Terrestre y sus servicios conexos, debidamente consignadas a la Presidencia.

23.   La coordinación con las oficinas encargadas de la Planificación para la creación y modificación de tasas y derechos por la prestación de los  servicios que presta el Instituto.

24.   La organización, coordinación y control de las actividades desarrolladas por las oficinas regionales del Instituto a nivel Nacional.

25.   La firma de las certificaciones de datos sobre la información existente en el Registro de Vehículos y de Conductores.

26.   La expedición de las copias certificadas de las Licencias de Conducir vehículos automotores.

27.   La firma de las asignaciones de placas identificadoras de vehículos y de los permisos de circulación expedidos por el Instituto  Autónomo.

28.   Ejercer la representación del Instituto y emitir los lineamientos necesarios para organizar, administrar, coordinar y controlar los recursos humanos, materiales y financieros del Instituto Autónomo.

29.   Velar por que se tengan actualizado el registro y manejo de los bienes muebles e inmuebles, equipos y recursos adscritos al Instituto Autónomo.

30.   Las demás que le confieran la ley y los reglamentos.

                              Dependencias del Instituto

Artículo 26. El Instituto Nacional del Transporte Terrestre , tendrá las dependencias necesarias para el cumplimiento de las actividades que le corresponden cuya Organización y Funciones se establecerán en el Reglamento Interno del Instituto.

Creación del Fondo de Apoyo a la Seguridad Vial

Artículo 27.  A los fines de administrar los recursos provenientes de las multas indicadas en el numeral 7 del artículo 16, se crea el Fondo de Apoyo a la Seguridad Vial, sin personalidad jurídica y dependiente del Instituto Nacional del Transporte Terrestre. El Fondo tendrá como objetivo principal optimizar la prestación del servicio de vigilancia y seguridad vial en el territorio nacional.

 

Junta Directiva del Fondo

El Fondo de Apoyo a la Seguridad Vial estará administrado por una Junta Directiva integrada por un Presidente y dos Directores, con sus respectivos suplentes.  El Ministro de Infraestructura designará y removerá al Presidente del Fondo.  Los Directores y sus Suplentes serán designados, uno por  el Presidente del Instituto, y otro por el Director del Cuerpo Técnico de Vigilancia del Tránsito y Transporte Terrestre.

Distribución de los Recursos

Los recursos del Fondo de Apoyo a la Seguridad Vial serán distribuidos por la Junta Directiva en incentivos y equipamiento para el Cuerpo Técnico de Vigilancia del Tránsito y Transporte Terrestre, así como para la elaboración y ejecución de los planes del Instituto Nacional del Transporte Terrestre.

Los recursos de este Fondo se depositarán en la(s) cuenta(s) bancaria(s) destinada(s) a tal efecto por el Instituto Nacional del Transporte Terrestre, y podrá colocarse en inversiones que garantice la mayor seguridad, rentabilidad y liquidez de los mismos.

A los efectos del presente artículo, los recursos del Fondo de Apoyo a la Seguridad Vial son aquellos que efectivamente hayan ingresado a las cuentas del mismo, como consecuencia del pago de las multas, efectuados por las sanciones aplicadas a los infractores.

La organización, administración y funcionamiento del Fondo se establecerá en el Reglamento Interno  que dicte al respecto la Junta Directiva.

CAPÍTULO  II

DE LAS AUTORIDADES DEL TRANSPORTE Y TRÁNSITO TERRESTRE

Autoridad Administrativa

Artículo 28. Son Autoridades Administrativas del Transporte Terrestre en el ámbito de su jurisdicción, el Ministerio de Infraestructura a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre  y  las Alcaldías por intermedio de sus órganos competentes.

Carácter exclusivo para el control de la circulación del tránsito

Artículo 29.  Son también Autoridades Administrativas, el Cuerpo Técnico de Vigilancia del Tránsito y Transporte Terrestre, con carácter exclusivo para el control de la circulación del tránsito en las autopistas, vías expresas, vías arteriales, vías colectoras y locales, de conformidad con esta Ley, al igual que las policías de los Distritos Metropolitanos y Municipales, dentro del ámbito de sus respectivas jurisdicciones, sin perjuicio de que la Fuerza Armada Nacional pueda ejercer funciones especiales de vigilancia en vías de comunicación del territorio nacional, cuando así lo requiera la seguridad interior o exterior de la República.

Disponibilidad de los Cuerpos de Control y Vigilancia del Tránsito      

 Artículo 30. A los fines de la aplicación del artículo anterior, el Ministerio de Infraestructura debe mantener los Cuerpos de control y vigilancia del tránsito necesario para el cumplimiento de sus funciones  y  de aquellos  Municipios que no hayan asumido las funciones de policía de tránsito. Igualmente fijará las normativas, lineamientos, y homologación de los funcionarios policiales para la organización y coordinación de la actividad de control y vigilancia del tránsito terrestre, e implementará los mecanismos para su formación y  capacitación.

TÍTULO III

DEL TRANSPORTE TERRESTRE

 

 

CAPÍTULO I

DE LOS CONDUCTORES

Licencia para Conducir

Artículo 31. Para conducir un vehículo a motor la persona debe obtener y portar la licencia de conducir vigente del grado que corresponda al tipo de vehículo respectivo, expedida por el Instituto Nacional del Transporte Terrestre. El Reglamento de esta Ley establecerá las condiciones y procedimientos para la obtención y la renovación de la misma.

Mecanismo supletorio  de comprobación

El Instituto Nacional del Transporte Terrestre podrá establecer como mecanismo supletorio de comprobación de la licencia otorgada a personas, el Sistema Integrado de Identificación Nacional, siempre que permita a las autoridades del transporte terrestre accesar al sistema automatizado del mismo.

Profesión del Conductor

Artículo 32. Para ejerce la profesión de conductor de vehículos destinados a la prestación del servicio de transporte terrestre, deberá acreditar la correspondiente experiencia e idoneidad operacional, dependiendo de la modalidad del servicio de transporte terrestre, debiendo estar inscrito en el Registro Nacional de Conductores llevado por el Instituto Nacional del Transporte Terrestre y cumplir con los requisitos establecidos en esta Ley  y su Reglamento.

Grados de Licencia de Conducir

Artículo 33. Las licencias de conducir se otorgarán por grado, de acuerdo con los tipos de vehículos a motor y la capacidad que exija su conducción. El grado indica la capacidad del ciudadano para conducir vehículos de determinado tipo. Las licencias serán de cuatro (4) grados:

1.        Se otorgarán licencias de segundo grado a personas mayores de dieciséis (16) años para conducir motocicletas hasta una cilindrada de 250 centímetros cúbicos, y a personas mayores de dieciocho (18) años para conducir motocicletas de igual o mayor cilindrada y motonetas;

2.        Se otorgarán licencias de tercer grado a las personas mayores de dieciocho (18) años para conducir vehículos a motor destinados al transporte privado de personas, con capacidad hasta de nueve (9) puestos, incluyendo el del conductor; vehículos destinados al transporte de mercancías, cuyo peso bruto vehicular máximo no exceda los tres mil quinientos (3.500) kilogramos. Podrán otorgarse así mismo, licencias de tercer grado a las personas mayores de dieciséis (16) años, sujetas al régimen especial restrictivo previsto en el Reglamento de esta Ley;

3.        Se otorgarán licencias de cuarto grado a las personas mayores de veintiún (21) años para conducir vehículos con capacidad hasta de nueve (9) puestos, destinados al transporte público de pasajeros y los vehículos señalados en el numeral anterior;  

4.        Se otorgarán licencias de quinto grado a personas mayores de veintiún (21) años, para conducir todo tipo de vehículos con capacidad mayor de nueve (9) puestos, destinados al transporte de personas, transporte estudiantil y al transporte de carga cuyo peso bruto vehicular máximo exceda los tres mil quinientos kilogramos (3.500), y los vehículos señalados en los numerales 2 y 3.

El Reglamento de esta Ley establecerá los requisitos, procedimientos y condiciones para la obtención y la renovación de la licencia de conducir y los correspondientes certificados.

Licencias Especiales

Artículo 34. El Instituto Nacional del Transporte Terrestre puede otorgar licencias especiales a personas con incapacidad física parcial, siempre que tal incapacidad se subsane mediante adaptaciones en el vehículo destinado únicamente para su conducción o no represente peligro para el conductor u otros.  Así mismo se indicará cualquier otra limitación o condición que se estime necesaria por razones de seguridad pública en el Reglamento de esta Ley.

                                                                                                  

Homologación de las Licencias de Personas extranjeras

Artículo 35. El procedimiento para la homologación de las licencias extranjeras para conducir vehículos a motor en el Territorio Nacional, será establecido en el Reglamento de esta Ley, conforme a los convenios internacionales suscritos por la República.

Suspención, Anulación y revocación de la Licencia de Conducir

Artículo 36. Las licencias de conducir podrán ser suspendidas, anuladas o revocadas por las autoridades administrativas o judiciales competentes autorizadas mediante Resolución para tal efecto, de conformidad con lo previsto en esta Ley.

CAPÍTULO II

DE LOS VEHÍCULOS

Clasificación de los Vehículos

Artículo 37. A los fines de esta Ley los vehículos de transporte terrestre se clasifican en:

1.       Vehículos no motorizados;

2.       Vehículos a  motor;

3.       Maquinarias y aparatos aptos para circular;

4.       Sobredimensionados;

5.       Especiales.

La tipología y características técnicas de los vehículos se regirán por lo establecido en las Normas Venezolanas COVENIN de uso obligatorio en materia de transporte terrestre y por el Reglamento de esta Ley.

Vehículos No Motorizados

En el Reglamento de esta Ley se establecerán los tipos, requisitos y condiciones para el tránsito peatonal y conducción de vehículos no motorizados.

 Registro Nacional de Vehículos

 Artículo 38. Todo  vehículo indicado en el artículo anterior, salvo aquellos especificados en el Reglamento de esta Ley, deben estar inscritos por su propietario en el Registro Nacional de Vehículos respectivo, efectuar las renovaciones que exija el Ministerio de Infraestructura a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, y notificar su desincorporación en el momento de concluir la vida útil del mismo.

                                                                         

Vehículos exceptuados del Registro Nacional

Artículo 39.  Los vehículos de propiedad de la República Bolivariana de Venezuela, deben estar inscritos en el Registro Nacional de Vehículos, exceptuando los artillados propiedad de la Fuerza Armada Nacional, cuyo registro lo llevará la autoridad militar correspondiente, suministrando la información requerida por las Autoridades Competentes, en caso de accidentes de tránsito.

  

Dispositivo de control y registro de Velocidad

Artículo 40. El transporte terrestre público de pasajeros, turísticos y personal que presten el servicio en rutas metropolitanas e interurbanas,  y carga, están obligados a colocar dentro de sus vehículos, un dispositivo de control  que incluya  registro de velocidad. Su incumplimiento será sancionado de conformidad con esta Ley, su Reglamento y con la Ley sobre Normas Técnicas de Control de Calidad.

Los dispositivos de control a que se refiere este artículo deben estar aferidos y demostrar anualmente  la idoneidad de sus sistemas ante el órgano rector competente de conformidad con la Ley  de Metrología  Legal.

Desincorporación de vehículos

Artículo 41. Los vehículos utilizados para el servicio de transporte terrestre público de personas que han sido incluidos en los Programas de Renovación de Vehículos promovidos por el Estado, deben desincorporarse del registro nacional de transporte terrestre correspondiente.

El Organismo financista tendrá la obligación de donar los mismos a una institución académica a los fines de ser utilizado como material didáctico en labores educativas e investigativas, o  vendidos a un centro de componentes automotrices, para darle utilidad  como partes y repuestos.

Empresas Aseguradoras

Las empresas aseguradoras de vehículos están obligadas a reportar semestralmente al Instituto Nacional del Transporte Terrestre los vehículos o componentes de vehículos, que certifiquen como pérdida total, con la finalidad de desincorporarlos  del Registro  Automotor.

Centros de Componentes Automotrices Usados

Los Centros de Componentes Automotrices Usados están obligados a reportar semestralmente al Instituto Nacional del Transporte Terrestre, los vehículos o componentes de vehículos que adquieran, con la finalidad de  ser desincorporados del Registro Nacional del Transporte Terrestre. De no cumplir con lo establecido en este artículo incurrirán en sanciones, las cuales se establecen en esta Ley.

Obligación del Propietario

El propietario esta obligado a desincorporar el vehículo  del Registro respectivo antes de venderlo en su totalidad o como componentes de vehículos a un Centro de Componentes Automotrices Usados.

El Reglamento de esta Ley establecerá los requisitos y procedimientos para la desincorporación de vehículos

Revisión Técnica, Mecánica y Física de Vehículos

Artículo 42. El Ministerio de Infraestructura a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre practicará la revisión técnica, mecánica y física de vehículos de transporte terrestre, en la oportunidad que juzgue conveniente, de conformidad con esta Ley y su Reglamento, por cuenta propia o por intermedio de entes privados.

De las estaciones de la Revisión Técnica

Artículo 43. El Ministerio de Infraestructura a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre debe establecer los requisitos y normas para la instalación y funcionamiento de las estaciones de revisión técnica, mecánica y física de vehículos.

De los procedimientos y periodicidad de Revisión

Artículo 44. El Ministerio de Infraestructura a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, establecerá los procedimientos y periodicidad de la revisión técnica, mecánica y física de vehículos, así como las sanciones aplicables, en concordancia con esta Ley, su Reglamento y otras disposiciones legales en la materia.

Obligaciones del propietario

Artículo 45. Todo propietario está en la obligación de tener su vehículo registrado, mantener en perfectas condiciones de seguridad, funcionamiento, control de emisiones de gases contaminantes y ruido, según lo establecido en esta Ley y su Reglamento, en concordancia con otras Leyes que rigen la materia.

Todo propietario o comprador de vehículo usado, a fin de verificar las condiciones legales del mismo, debe consultar el Registro Nacional del Transporte Terrestre, para ello el Instituto   mantendrá un sistema de información permanente y actualizado para la respectiva verificación, la forma de acceder al sistema se establecerá en el Reglamento de esta Ley.  

De las modificaciones

Artículo 46. Ningún propietario podrá sin previa autorización del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, hacer u ordenar modificaciones que afecten las características técnicas originales de los vehículos. Los requisitos y condiciones se establecerán en el Reglamento de esta Ley.

Certificación de Homologación

Artículo 47. El Ministerio de Infraestructura a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, es el órgano autorizado para otorgar la certificación de Homologación de vehículos, cuyos requisitos, procedimientos y sanciones se establecerán en esta Ley y su Reglamento.

Certificación de Homologación previa Comercialización

Artículo 48. Los fabricantes, ensambladores, carroceras e importadores de vehículos nuevos, deben solicitar previa a su comercialización, la certificación de homologación a que se refiere el artículo anterior, consignando la documentación técnica necesaria de los modelos a comercializar, conforme a los requisitos que fije el Instituto, en concordancia con  las normas que rigen la materia.

En el caso de vehículos usados, el importador debe solicitar la respectiva certificación de homologación antes de su nacionalización, cuyos requisitos se establecen en el Reglamento de esta Ley.

A partir de la vigencia de esta Ley no se permitirá la prestación del servicio del transporte público de personas y carga en todas sus modalidades, en  vehículos importados usados que en lo sucesivo entren al país.

Garantía de repuestos y accesorios

Artículo 49. Los fabricantes, ensambladores, carroceras e importadores de vehículos nuevos están obligados a garantizar el suministro de repuestos y accesorios, por un lapso mínimo de diez (10) años, en caso  de importación de  vehículos usados el importador debe garantizar el suministro de repuestos y accesorios por la diferencia entre el  año modelo del vehículo y los diez (10) años a que se refiere este artículo en concordancia con  la Ley que rigen la materia.

Pesos y dimensiones de los vehículos

Artículo 50. Sólo podrán transitar por la red vial nacional los vehículos cuyo peso y dimensiones cumplan con los limites establecidos por el fabricante y las Normas Venezolanas COVENIN de uso obligatorio en materia de transporte terrestre.

Responsabilidad Civil

Artículo 51. Todo vehículo destinado al transporte terrestre debe estar amparado por una póliza de responsabilidad civil. En el caso de vehículos de transporte público de pasajeros, las personas naturales y jurídicas deben contratar adicionalmente una póliza de seguro de accidentes terrestres que cubra a los pasajeros y su equipaje; en el transporte automotor de carga, una póliza que cubra en exceso de límite, los daños ocasionados a terceros, tanto de personas como bienes.

Los límites mínimos  de responsabilidad e indemnizaciones se establecen en el Reglamento de esta Ley.

El Consejo Directivo del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, en casos excepcionales por razones debidamente motivadas, puede suspender la exigencia  a que se contrae este artículo, hasta tanto cambien las circunstancias que dieron lugar a  la medida.

CAPÍTULO III

DE LAS PLACAS IDENTIFICADORAS

Placas Identificadoras

Artículo 52. Todo vehículo que circule por las vías públicas o privadas, de uso público o privado en el territorio nacional, debe portar sus correspondientes placas identificadoras en los sitios destinados para tal fin; el Ministerio de Infraestructura a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre es el responsable de la fabricación, expedición y asignación de las mismas. La vigencia, el formato, sus características, clasificación y asignación serán determinadas en el Reglamento de esta Ley.

Reserva del Estado

El Estado se reserva todo lo concerniente a la fabricación, expedición y asignación de las placas identificadoras.

Reposición de las placas identificadoras

Artículo 53. Las placas identificadoras del vehículo no podrán ser traspasadas bajo ningún concepto. En caso de destrucción, deterioro, robo, hurto o extravío de las mismas, el interesado debe solicitar al Instituto Nacional de Transporte Terrestre un nuevo juego de placas, cumpliendo con los requisitos establecidos por el Reglamento  de esta Ley.

Permiso Provisional

Artículo 54. El Instituto Nacional del Transporte Terrestre debe emitir un permiso provisional para la circulación de los vehículos durante el lapso requerido para el trámite de las placas identificadoras, el cual debe ser renovado en cada caso por el Instituto. La duración, características, requisitos y  el tributo para la obtención del mismo se establecerá en el reglamento de esta Ley.

TITULO IV

DE LAS DISPOSICIONES COMUNES DEL SERVICIO DE TRANSPORTE TERRESTRE

 

CAPÍTULO I 

DE LAS COMPETENCIAS

 

Instituto Autónomo

Artículo 55. El Ministerio de Infraestructura a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, es el órgano competente para autorizar, regular, supervisar y controlar el servicio de transporte público de pasajeros en rutas de servicios metropolitanas que no estén sujetas a autoridades metropolitanas o a mancomunidad en materia de transporte público de pasajeros  y, en todos los casos las rutas interurbanas.

De las Autoridades Municipales,  Metropolitanos y Mancomunidades

Las autoridades de los municipios y la de los distritos metropolitanos y mancomunidades a las cuales se les haya atribuido el servicio de transporte público urbano de pasajeros, son los órganos competentes para autorizar, regular, supervisar y controlar el servicio en esta materia, dentro de sus respectivas jurisdicciones.

                  

Municipios Mancomunados e integrantes del Distrito Metropolitano

Las autoridades de los municipios mancomunados y de los municipios que comprendan los distritos metropolitanos son los órganos competentes para autorizar, regular, supervisar y controlar las rutas de servicios suburbano sobre las poblaciones próximas o contiguas a la parte de la urbe establecida en su respectiva jurisdicción, salvo que las rutas suburbanas se declaren por la autoridad competente con  carácter  metropolitano.

Limitaciones de las Mancomunidades

No podrá establecerse mancomunidades para prestar el servicio de transporte público de pasajeros en rutas interurbanas.

Competencia en el Transporte de Carga

Artículo 56. El Ministerio de Infraestructura a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, es la autoridad competente en todo el territorio nacional para regular, supervisar y controlar el servicio de transporte terrestre de carga. La circulación, estacionamiento y demarcación, así como la naturaleza, peso, volumen, peligrosidad y otras características particulares de la carga, serán reguladas en el Reglamento de esta Ley.

Control de carga

Artículo 57. El Instituto Nacional del Transporte Terrestre puede ejercer el control de carga en cualquier tramo de vía que estime conveniente en el momento que considere oportuno.                                                                                                                  

Equipos de control

Los Gobiernos Regionales en el ámbito de su jurisdicción deben prever la instalación de las balanzas o equipos de control de carga en las estaciones recaudadoras de aquellas vías explotadas mediante administración directa o concesionadas. El Instituto Nacional del Transporte Terrestre ejercerá la planificación, regulación, supervisión y control del transporte de carga en las estaciones recaudadoras.

Las balanzas o equipos a utilizar en las estaciones recaudadoras para el control de carga deben ser autorizados por la autoridad competente y cumplir con lo previsto en el Reglamento de esta Ley.

Mecanismos de Control

Artículo 58. La Autoridad Administrativa Competente coordinará con la Sociedad Civil organizada los mecanismos de control del servicio de transporte terrestre.

 

 

CAPÍTULO II

DE LAS MODALIDADES

Modalidades del Transporte Terrestre

Artículo 59. Para los efectos de esta Ley  y su Reglamento, las modalidades  son:

1.       Transporte Terrestre de Personas:

            a) Público: Colectivo, Periférico y taxi,

    b) Privado: Estudiantil, Personal, Turístico, de alquiler con chofer y sin chofer.

2.       Transporte Terrestre de Carga:

     a) Carga,

     b) Alto riesgo.

3.       Transporte Terrestre Especial:

a) Servicio de Grúas de  Arrastre y de Plataforma,

b) Emergencia y prevención: Policía, Ambulancia, Rescate, Bomberos,

C) Funeraria.

 

CAPÍTULO III

DE LA CERTIFICACIÓN,  LICENCIA,  CEDULA DE SERVICIO  Y  TARJETA DE OPERACIÓN  PARA LA PRESTACIÓN  DEL SERVICIO DE TRANSPORTE TERRESTRE

Permisología

Artículo 60. Las autoridades administrativas competentes en sus respectivas jurisdicciones son los órganos facultados para otorgar la permisología en cuanto a la Certificación de Prestación

de Servicio e infraestructura, Licencias de Operación y Operatividad, Cédula de Servicio y Tarjeta de Operación.

Certificación de Prestación de Servicio

Artículo 61. La Certificación de Prestación de Servicio es el documento que acredita a las organizaciones prestatarias del servicio haber cumplido con los requisitos establecidos en esta Ley y su Reglamento, en cuanto a infraestructura, factibilidad técnico - económico – financiero y capacidad operativa inicial para prestar el servicio.

                                                                                                                  

Licencia de Operación

Artículo 62. La Licencia de Operación es el documento que acredita a las organizaciones prestatarias del servicio de transporte terrestre en todas sus modalidades, haber cumplido con los requisitos en cuanto a la capacidad operativa y otros que se establecerán en Reglamento de esta Ley.

Certificación de Infraestructura para los servicios conexos

Artículo 63. La Certificación de Infraestructura es el documento que acredita que las instalaciones de los Servicios Conexos del transporte terrestre, han cumplido con los requisitos, en cuanto a infraestructura, capacidad operativa, seguridad y otros establecidos en esta Ley  y su Reglamento.

Licencia de  Operatividad  para los servicios conexos

Artículo 64. La Licencia de Operatividad es el documento que acredita que las personas naturales o jurídicas autorizadas para administrar los Servicios Conexos del transporte terrestre, han cumplido con los requisitos; en cuanto a la capacidad operativa, tributaria y otros que se establecerán en el Reglamento de esta Ley.

Cédula de Servicio

Artículo 65. La Cédula de Servicio es el documento que acredita a los operadores haber cumplido con los requisitos establecidos en esta Ley y su Reglamento, en cuanto  a: experiencia operativa,  solvencia de infracciones,  condiciones de idoneidad, capacidad física y psicológica, para prestar el servicio en el transporte terrestre, sus servicios conexos y otros.

Tarjeta de Operación

Artículo 66. La Tarjeta de Operación es el documento que acredita que el vehículo prestatario de los servicios de transporte terrestre y conexos, cumple con los requisitos previstos en las Normas Venezolanas COVENIN que sean de obligatorio y otros establecidos en esta Ley y su Reglamento.

TITULO V

DEL SERVICIO DE TRANSPORTE TERRESTRE DE PERSONAS

CAPÍTULO I

DEL TRANSPORTE PÚBLICO DE PASAJEROS

Prestación del Servicio

Artículo 67. El servicio de transporte terrestre público de pasajeros urbano e interurbano debe ser prestado por personas jurídicas autorizadas, cuyo objeto social principal sea la prestación del transporte terrestre en la modalidad respectiva previo cumplimiento de los requisitos de experiencia e idoneidad establecidos en esta Ley  y su Reglamento. En los casos de  personas jurídicas cuyas unidades pertenezcan a terceros en condiciones de afiliados, la empresa será responsable solidariamente frente a terceros con los propietarios de las unidades afiliadas a  la misma.

Origen, Toque intermedio y destino de las rutas interurbanas

Artículo 68. Las personas jurídicas autorizadas, que operen como prestadores del servicio de transporte terrestre público de pasajeros en rutas de servicio interurbanas, deben tener como punto de origen, toque intermedio y destino, un terminal de pasajeros público o privado, inscrito en el Sistema Nacional de Terminales de Transporte Terrestre Metropolitano e Interurbano, debidamente autorizado a operar como tal. 

Personas que pueden prestar el servicio

Artículo 69. El servicio de transporte terrestre publico de pasajeros puede  ser prestado:

1.       Directamente por la autoridad administrativa competente;

2.       Por intermedio de personas naturales o jurídicas autorizadas mediante certificación de prestación de servicio otorgada por la autoridad administrativa competente;

Todos los prestadores del servicio de transporte terrestre público de pasajeros, incluyendo a la autoridad administrativa competente, deben cumplir con lo previsto en esta Ley  y su  Reglamento.

Registro del Sistema Nacional de Terminales

Artículo  70. Las personas jurídicas autorizadas para prestar el servicio de transporte terrestre de pasajeros público o privado, deben operar desde un terminal o parada terminal público o privado registradas en el Sistema Nacional de Terminales de Transporte Terrestre, el cual es parte integral del Registro Nacional del Transporte Terrestre.

Permisología de avisos publicitarios en las modalidades del transporte público

Artículo 71. Las especificaciones en cuanto a la colocación de avisos publicitarios en las unidades de transporte público de pasajeros y los requisitos para la emisión de su permisología, se establecerán en el Reglamento de esta Ley.

 

SECCIÓN   I

DE LOS  PASAJEROS

Derechos de los pasajeros

Artículo 72. Los pasajeros tienen derecho a que se les fije una tarifa acorde con la calidad del servicio que reciben, a velar por el cumplimiento de un servicio: higiénico, seguro e ininterrumpido,  con atención especial a discapacitados, niños con edad comprendida entre cero

y seis (0-6) años, personas mayores de sesenta (60) años y mujeres en estado de gravidez,  las normas de  atención especial se establecerán en el Reglamento de la presente Ley.

Deberes de los pasajeros

Artículo 73. Los pasajeros tienen el deber de pagar los cargos por los servicios recibidos de conformidad con los tributos o tarifas reguladas y  fijadas por las autoridades administrativas competentes y por las personas autorizadas para prestar el servicio de transporte terrestre público con tarifas liberadas, e informar al prestador del servicio y al ente competente sobre  las deficiencias o daños ocurridos en las instalaciones y unidades del servicio.

Respeto de las normas

Artículo 74. El pasajero debe respetar las normas establecidas en el Reglamento de esta Ley, así como cuidar y mantener en buen estado las instalaciones y unidades del servicio.

SECCIÓN II

DE LAS DEFINICIONES DE LAS MODALIDADES DEL SERVICIO DE TRANSPORTE DE PASAJEROS

Modalidad Colectivo

Artículo 75. Se entiende por servicio de transporte terrestre público de pasajeros, modalidad colectivo, el servicio prestado con unidades cuya capacidad es mayor a veinte (20) puestos, las cuales deben cumplir con las Normas Venezolanas COVENIN de uso obligatorio en la materia, servido por empresas autorizadas por la Autoridad Administrativa Competente, de acuerdo a lo establecido en esta Ley  y su Reglamento.

Modalidad Periférico

Artículo 76. Se entiende por servicio de transporte terrestre publico de pasajeros modalidad periférico, aquel prestado en zonas de difícil acceso, donde se requiere vehículos acondicionados para este tipo de vías, los cuales deben cumplir con las Normas Venezolanas COVENIN de uso obligatorio en la materia, servido por empresas autorizadas por la Autoridad Administrativa Competente, de acuerdo a lo establecido en esta Ley  y su Reglamento.

Sujeción de las Modalidades en los artículos anteriores

Artículo 77. El servicio prestado por las modalidades colectivo y periférico a que se refieren los dos Artículos anteriores, debe estar sujeto a rutas, horarios y frecuencias, de acuerdo a la permisología correspondiente emitida por la autoridad competente y de acuerdo a lo establecido en esta Ley  y su Reglamento.

Modalidad Taxi

Artículo 78. El servicio de transporte terrestre público de personas, modalidad taxi, es aquel que se realiza sin sujeción a rutas, ni horarios, donde el usuario fija el lugar de destino, cuyas características y tipología, se establecen en esta Ley, su Reglamento y las Normas Venezolanas COVENIN de uso obligatorio en la materia, tanto para el servicio normal como especial.

Las personas naturales en esta modalidad

Las personas naturales que posean mas de tres vehículos en esta modalidad, deben constituirse en personas jurídicas para prestar este servicio.

Permisología para prestar el servicio

Las personas jurídicas que soliciten la permisología necesaria para prestar el servicio de transporte terrestre en esta modalidad, deben  comprobar la propiedad de los vehículos pertenecientes a  la empresa.

Prohibición en  la prestación del servicio de la Modalidad Taxi

Queda prohibido el uso de motocicletas o cualquier otra tipología que no se establezca en el Reglamento de esta Ley, para prestar el servicio de transporte público de personas en esta modalidad.

Permisología de avisos publicitarios en Modalidad Taxi

Las especificaciones en cuanto a la colocación de avisos publicitarios en las unidades de transporte público de pasajeros en esta modalidad y los requisitos para la emisión de su permisología, se establecerán en el Reglamento de esta Ley.

SECCIÓN  III

DE LA CLASIFICACION DE LAS RUTAS DE TRANSPORTE DE PASAJEROS

Clasificación de las Rutas

Artículo  79. A los efectos de la presente Ley, las rutas de transporte público de pasajeros se clasifican en urbanas, suburbanas, metropolitanas, periféricas e interurbanas.

Rutas de Servicios Urbanos

Artículo 80. Se entiende como rutas de Servicios Urbanos aquellas cuyo origen y destino se encuentran dentro de la poligonal  urbana del municipio de que se trate

.

Rutas de Servicios Suburbanos

Artículo 81.  Se  entiende como rutas de servicios suburbanos aquellas que tienen su origen dentro de la poligonal urbana y se extienden fuera de ésta hasta poblaciones próximas o contiguas a dicha poligonal.

Rutas de Servicios Metropolitanos

Artículo 82. Se entiende como rutas de servicios Metropolitanos aquellas que se desarrolllan dentro de una ciudad o centro poblado  perteneciente a  dos o más municipios y su recorrido se realiza entre ellos.

Rutas de Servicios Interurbanos

Artículo 83. Se entiende como rutas de servicios Interurbanos aquellas que tienen su  origen en una ciudad o centro poblado y su destino en otra, independientemente que se encuentre en jurisdicción de uno  o más municipios o en una o más  entidades federales.

Rutas de Servicios Periféricas

Artículo 84. Se entiende por rutas de servicios periféricas aquellas que se desarrollan en vías no aptas para unidades convencionales de transporte de pasajeros.

CAPÍTULO II

DEL TRANSPORTE ESTUDIANTIL

Modalidad estudiantil

Artículo 85. El servicio de transporte terrestre público de personas modalidad estudiantil, es el prestado a los estudiantes pertenecientes a colegios públicos o privados, universidades, y cualquier otra institución de carácter educativo, científico o cultural, por cuenta propia o por terceras, previamente autorizadas por la autoridad administrativa competente, cuyos vehículos cumplan con las Normas Venezolanas COVENIN de obligatorio cumplimiento y el servicio se realice con horario y rutas definidas, cumpliendo con lo previsto en la presente Ley y su Reglamento, y la Ley  que rige la materia.

Tipología de los vehículos destinados al transporte estudiantil

Artículo 86. En esta Ley y su Reglamento, se establecerá todo lo relativo a: tipología, capacidad, confort, seguridad, publicidad, y color, de los vehículos destinados al transporte estudiantil, en concordancia con lo previsto en las Normas Venezolanas COVENIN, que sean de obligatorio cumplimiento en materia de transporte terrestre, así como, lo referente al uniforme de los conductores, capacitación, permisología, supervisión y control de conductores y vehículos dedicados a esta actividad.

Permisología de avisos publicitarios en el transporte estudiantil

Las especificaciones en cuanto a la colocación de avisos publicitarios en las unidades de transporte estudiantil y los requisitos para la emisión de su permisología, se establecerán en el Reglamento de esta Ley.

CAPÍTULO III

DEL TRANSPORTE TURÍSTICO

Modalidad Turístico

Artículo 87. El servicio de transporte terrestre público de personas modalidad turística, es aquel que se realiza por lugares de interés turístico y cultural, con reiteración o no de itinerario, calendario y horario, sin rutas definidas, y con unidades de primera clase, de acuerdo a lo establecido en, Normas Venezolanas COVENIN de obligatorio cumplimiento y a  lo previsto en esta Ley  y  su Reglamento, en concordancia con la Ley  que  rige la materia.  

CAPÍTULO IV

DEL TRANSPORTE DE PERSONAL

Modalidad Personal

Artículo 88. El servicio de transporte terrestre privado de personas modalidad personal, es el que prestan los organismos públicos y privados nacionales, estatales, municipales, entes descentralizados u organizaciones, fundaciones e instituciones de carácter científico, cultural y educativo, por cuenta propia o de terceros debidamente autorizados por la autoridad administrativa competente, el cual se realiza con reiteración de itinerario, calendario y horario, con rutas definidas, cumpliendo lo previsto en esta Ley y su Reglamento.

TITULO VI

DEL SERVICIO DE TRANSPORTE AUTOMOTOR TERRESTRE DE CARGA

 

CAPÍTULO  I

DEL TRANSPORTE DE CARGA ORDINARIA

Prestación del servicio del transporte de carga

Artículo 89. El servicio de transporte automotor  terrestre de carga debe ser prestado en los términos y condiciones previstos en esta Ley, su Reglamento y en las disposiciones que sobre el particular dicte el Ejecutivo Nacional.

Personas que prestan el servicio

Artículo 90. El servicio de transporte automotor terrestre de carga debe ser prestado por personas naturales o jurídicas debidamente autorizadas, según lo dispuesto en esta Ley y su Reglamento.

Personas naturales

Las personas naturales que posean a su nombre  más de tres vehículos en ésta modalidad deben constituir personas jurídicas para prestar este servicio.

 

Clasificación del servicio

Artículo 91. A los fines de esta Ley, el transporte terrestre automotor de carga se clasifica en:

1.       Público, el prestado por personas naturales o jurídicas debidamente acreditadas por la Autoridad Administrativa Competente, recibiendo como contraprestación  del servicio un flete; y

2.       Privado, el prestado por persona natural o jurídica debidamente acreditada  por la Autoridad Administrativa Competente, para su propio y exclusivo uso.

Permisología para prestar el servicio

Artículo 92. Toda  persona que solicite la permisología necesaria para prestar el servicio de transporte terrestre de carga debe comprobar la propiedad de los vehículos.

Permisología de avisos publicitarios en el transporte carga

Artículo 93. Las especificaciones en cuanto a la colocación de avisos publicitarios en las unidades de transporte automotor de carga y los requisitos para la emisión de su permisología, se establecerán en el Reglamento de esta Ley.

Permisología especial para el traslado de carga.

Artículo 94.  Quedan sujetas a permisos especiales emitidos por el Instituto Nacional de Transporte, la movilización de cargas indivisibles o de características tales que requieran condiciones particulares de traslado, así como las unidades de transporte sobredimensionadas. El Reglamento de esta Ley establecerá los tipos de cargas y las exigencias para el otorgamiento de los referidos permisos.

Generadores de Carga

Artículo 95. Las autoridades de puertos y aeropuertos, públicos y privados, las industrias siderúrgicas, metalmecánicas, eléctricas, electrónicas, química, petroquímica, así como cualquiera otra actividad que genere carga de magnitud, incluyendo las de alto riesgo, deben establecer los sistemas de pesajes correspondientes en los puntos de embarque, a objeto de ajustar las cargas a los límites permitidos, conforme a lo establecido en las Normas Venezolanas COVENIN de uso  obligatorio en materia de transporte terrestre.

Los equipos de pesajes utilizados para el control de peso a que se refiere este artículo deben estar aferidos y demostrar anualmente  la idoneidad de sus sistemas ante el órgano rector competente de conformidad con la Ley  de Metrología  Legal.

CAPÍTULO II

DEL TRANSPORTE TERRESTRE DE CARGA DE ALTO RIESGO

Prestación del servicio de carga de alto riesgo

Artículo 96. El servicio de transporte terrestre de carga de alto riesgo podrá prestarse tanto por el Ejecutivo Nacional, a través de sus órganos competentes, como por las personas jurídicas autorizadas, en concordancia con las disposiciones contenidas en esta Ley, su Reglamento y con otras leyes y normas que regulen la materia.

Se entiende como carga de alto riesgo aquella compuesta de productos peligrosos que por sus características explosivas, combustibles, oxidantes, venenosas, radiactivas o corrosivas, puedan causar daños a otros productos, al vehículo en que se movilizan a las personas o al medio ambiente. Se incluyen dentro de las cargas de alto riesgo aquellas cuyos pesos superen el máximo establecido en las normas venezolanas COVENIN en la  materia.

Características del servicio

Artículo 97. Todo servicio de transporte terrestre de carga de alto riesgo debe  realizarse en vehículos apropiados, construidos y acondicionados de acuerdo con la naturaleza de la carga que transporte, y de conformidad con lo establecido en esta Ley, su Reglamento, las Normas Venezolanas COVENIN que sean de obligatorio cumplimiento en materia de transporte terrestre, la Ley  Sobre Normas Técnicas y Control de Calidad y otras que rigen la materia.

Examen para la conducción de vehículos con cargas de alto riesgo

Artículo 98.            En el Reglamento de esta Ley se establecerá los requisitos y condiciones, así como la obligación de realizar  y aprobar cursos y exámenes para la conducción de vehículos destinados al transporte de mercancías de alto riesgo de acuerdo a la naturaleza de la carga.

Artículo 99. (Eliminar)

TITULO VII

DE LOS SERVICIOS CONEXOS AL SERVICIO DE TRANSPORTE TERRESTRE

Tipos de servicios conexos

Artículo 100. Para los efectos de esta Ley y su Reglamento, se entiende como tipos de Servicios Conexos: terminales de pasajeros públicos o privados, paradores viales de pasajeros, carga y turismo, terminales generadores, transferencia e intermodales de carga, transporte de encomiendas, escuelas para conductores, gestorías, estacionamientos, estaciones fijas y móviles de revisión técnica, mecánica y física de vehículos, talleres de reparación de vehículos, estaciones de servicios, servicios de grúa de arrastre y de plataforma, centros de reciclajes de componentes automotrices y cualquier otro que el Ministerio de Infraestructura considere; los mismos deben estar inscritos en el respectivo Registro, de acuerdo a los requisitos establecidos en esta Ley y su Reglamento.

Estudios requeridos en servicios conexos

Artículo 101. Las autoridades competentes deben exigir los estudios de impacto Ambiental y Vial en los proyectos destinados para la construcción de los servicios conexos al transporte terrestre, cuyos requisitos se establecerán en el Reglamento de esta Ley, en concordancia con las leyes que rige la materia.

CAPÍTULO I

DE LOS TERMINALES DE PASAJEROS PUBLICOS Y PRIVADOS

Competencia

Artículo 102. El Ministerio de Infraestructura a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, es el órgano rector, encargado de la regulación, control, inspección y supervisión de los terminales públicos y privados que integran el Sistema Nacional de Terminales de  Pasajeros, en aquellas rutas del servicio de transporte público de pasajeros de su competencia.

 

Concesión de terminales públicos

Artículo 103. El Ministerio de Infraestructura a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre   podrá otorgar a personas jurídicas, mediante contrato de concesión, la construcción, mantenimiento y explotación de los terminales públicos de pasajeros, a que se refiere el artículo anterior.

Permisología de los terminales públicos y privados

Artículo 104. El Ministerio de Infraestructura, a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, es el órgano encargado para otorgar la permisología correspondiente al Registro del Proyecto, Certificación de Infraestructura y Licencia de Operatividad, necesaria para integrar el Sistema Nacional de Terminales, cuyos requisitos se establecen en la presente  Ley  y  su  Reglamento.

Competencia  Municipal

Artículo 105. El Gobierno Municipal es el ente competente para administrar los Terminales Públicos de Pasajeros Urbanos, Metropolitano e Interurbano, que actualmente administren y, construyan en el futuro, dentro de su respectiva jurisdicción, cumpliendo con lo establecido en la presente  Ley  y  su  Reglamento.

Suspención y revocación de la Licencia de Operación

Artículo 106. El Ministerio de Infraestructura, a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre suspenderá o revocará la Licencia de Operación del Terminal de Pasajeros, inscrito en el Sistema Nacional de Terminales de Pasajeros, cuando los administradores del mismo incumplan lo establecido en esta Ley  y  su Reglamento.

 

CAPÍTULO II

DE LOS  PARADORES VIALES PARA EL TRANSPORTE TERRESTRE AUTOMOTOR  DE PASAJEROS, CARGA Y TURÍSMO

Permisología de paradores viales

Artículo 107. El Ministerio de Infraestructura, a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, es el órgano encargado de otorgar el Registro del Proyecto, Certificación de Infraestructura y Licencia de Operatividad de los paradores viales para el transporte terrestre automotor de carga, pasajeros y turístico, tomando en consideración la ubicación, características operativas y viales, cuyas normas y requisitos se establecen en el Reglamento de esta Ley en concordancia con las normas y Leyes que rigen la materia.

Ubicación, Supervisión y control de los paradores viales

Artículo 108. El Ministerio de Infraestructura a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre coordinará con los Gobiernos Regionales la ubicación, supervisión y control de los paradores viales para el transporte terrestre automotor de carga, pasajeros y  turístico.

CAPÍTULO III

 

DE LOS TERMINALES DE TRANSFERENCIA E INTERMODALES DE CARGA

Permisología de los terminales de transferencia e intermodales de carga

Artículo 109. El Ministerio de Infraestructura, a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, es el órgano encargado de otorgar el Registro del Proyecto, Certificación de Infraestructura y Licencia de Operatividad de los terminales generadores, transferencia e intermodales de carga, tomando en consideración la ubicación, características operativas y viales, cuyas normas y requisitos se establecen en el Reglamento de esta Ley en concordancia con las normas y Leyes que rigen la materia.

Ubicación, Supervisión y control

Artículo 110. El Ministerio de Infraestructura a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre coordinará con los Gobiernos Regionales la ubicación, supervisión y control de los terminales generadores, transferencia e intermodales de carga.

CAPÍTULO IV

DE LAS ENCOMIENDAS

Permisología de los servicios de encomienda

Artículo 111. El Ministerio de Infraestructura, a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, es el órgano competente para otorgar y renovar la Certificación de Infraestructura y Licencia de Operatividad de los Servicios de Encomienda en todo el territorio nacional, cuya ubicación, dimensión, distribución, funcionamiento y demás características para la prestación del servicio, se establecerán en el Reglamento de esta Ley, en concordancia con la normativa que rige la materia postal.

El Reglamento de esta Ley establecerá las disposiciones en cuanto a requisitos, procedimientos, tipología de unidades, capacidad, embalaje, naturaleza  de la carga y otras que se requieran para prestar el servicio.

CAPÍTULO V

DE LAS ESCUELAS PARA CONDUCTORES

Permisología de las Escuelas de Conductores

Artículo 112. El Ministerio de Infraestructura, a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, es el órgano encargado de autorizar a las personas jurídicas e institucionales la permisología para el funcionamiento y operación de las escuelas de conductores, así como ejercer la  supervisión, control, contenidos programáticos, clasificación, equipamiento de vehículos automotor especialmente acondicionado el cual se establecerá en el Reglamento de esta Ley.

Instructores de las escuelas de conductores

Artículo 113. Las personas jurídicas autorizadas para impartir la instrucción en las escuelas de conductores para operar o conducir los vehículos automotores deben realizar y aprobar previamente el curso actualizado en la materia, así como estar inscritos en el registro correspondiente cuyos requisitos, procedimientos, contenidos programáticos, condiciones y demás características se establecerán en el Reglamento de esta Ley.

CAPÍTULO VI

DE LAS GESTORÍAS

Permisología  de las Gestorías

Artículo 114. El Ministerio de Infraestructura, a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, es el órgano encargado de autorizar a las personas jurídicas y organismos públicos o privados la permisología para la operación y  funcionamiento  de las gestorías en todo el territorio nacional, así como ejercer la supervisión, control y otros que se establecerán en el Reglamento de esta Ley.

Registro de las Gestorías

Artículo 115. Las personas jurídicas autorizadas para realizar la prestación del servicio de gestorías deben estar inscritos en el registro correspondiente cuyos requisitos, procedimientos, condiciones y demás características se establecerán en el Reglamento  de esta Ley.

CAPÍTULO VII

DEL SERVICIO DE ESTACIONAMIENTO

Regulación del servicio de estacionamientos

Artículo 116. El Ministerio de Infraestructura, a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, regulará el servicio de estacionamientos autorizados para la guarda y custodia de vehículos, a la orden o procesados por las Autoridades Administrativas Competentes, cuyas normas, características y definición, se establecen en esta Ley y su Reglamento, en concordancia con lo establecido en el Código Orgánico Procesal Penal, en la materia.

Órganos encargados de los estacionamientos

Artículo 117. El Ministerio de Infraestructura, conjuntamente con el Ministerio de Producción y el Comercio, son los órganos encargados de regular, supervisar, controlar la actividad de recepción de vehículos para su estacionamiento en los garajes o estacionamientos mecánicos,

estructurales y no estructurales, cuyas definiciones, requisitos y características se establecen en el Reglamento de esta Ley.

Permisología de los estacionamientos

Artículo 118. El Ministerio de Infraestructura, a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, es el órgano encargado de otorgar el Registro del Proyecto, Certificación de Infraestructura y Licencia de Operación, de los estacionamientos autorizados para la guarda y custodia de vehículos a la orden o procesados por las Autoridades Administrativas de Tránsito y otras Autoridades Competentes;  y de los garajes o estacionamientos mecánicos, estructurales y no estructurales, cuyas normas, y requisitos se establecen en el Reglamento de esta Ley.

CAPÍTULO VIII

DE LAS ESTACIONES DE SERVICIO

Permisología de las estaciones de servicio

Artículo 119. El Ministerio de Infraestructura por intermedio de sus dependencias adscritas en vialidad y transporte terrestre es el órgano rector para autorizar la permisología necesaria para la ubicación, construcción, inspección y supervisión de las estaciones de servicios en todo el territorio nacional de acuerdo a las normas que rige la materia y lo establecido en el Reglamento de esta Ley en concordancia con las normas y  Leyes que rigen la materia.

CAPÍTULO IX

 DE LOS CENTROS DE COMPONENTES AUTOMOTRICES

Permisología, regulación, control y supervisión

Artículo 120. El Ministerio de Infraestructura a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, es el órgano rector encargado de la permisología, regulación, control, y supervisión de los Centros  de Componentes Automotrices.

Suspensión y revocación de la permisología

Artículo 121. El Ministerio de Infraestructura a través  del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, es el órgano encargado para otorgar, suspender o revocar la permisología necesaria  a los efectos de operar empresas que integren el Sistema Nacional de Centros de Componentes Automotrices, cuyos requisitos y sanciones se establecen en esta Ley y su  Reglamento.

Registro respectivo

Artículo 122. Toda persona jurídica dedicada a prestar el servicio de centros de Componentes Automotrices debe estar debidamente inscrito en el Registro respectivo, el cual será llevado por el Instituto Nacional del Transporte Terrestre.

CAPÍTULO X

DEL SERVICIO DE GRÚA DE ARRASTRE Y DE PLATAFORMA

Otorgamiento, suspención y revocación de la permisología

Artículo 123. El Ministerio de Infraestructura a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, es el órgano encargado para otorgar, suspender o revocar la permisología necesaria para integrar el Sistema Nacional de Prestación del Servicio de grúas de arrastre y plataforma, cuyos requisitos y sanciones se establecerán en el Reglamento de esta Ley; su tipología y demás características deben cumplir con las especificaciones de las Normas Venezolanas COVENIN de obligatorio cumplimiento en materia de Transporte Terrestre.

Registro respectivo

Artículo 124. Todo vehículo destinado a la prestación del servicio de grúa de arrastre y plataforma, debe estar debidamente inscrito en el Registro respectivo, y amparado por una póliza de seguro de Responsabilidad Civil y una que cubra la carga.

 

TITULO VIII

DEL RÉGIMEN TARIFARIO

Fijación y regulación de las tarifas máximas del transporte público de pasajeros

Artículo 125. El Ministerio de Infraestructura, conjuntamente con el Ministerio de la Producción y el Comercio, fijarán y regularán las tarifas máximas correspondiente a los servicios de transporte terrestre público de pasajeros, en el ámbito de sus competencias, basándose en estudios de transporte y  en la  calidad del servicio que preste.

Liberación de tarifas del transporte público de pasajeros

Artículo 126. Quedan liberadas las tarifas del servicio de rutas a que se refiere el artículo anterior en la modalidad colectivo y periférico, siempre y cuando el servicio que preste las organizaciones del transporte público de personas cumplan con las siguientes condiciones: 1) Que el servicio sea prestado en unidades cuya edad vehicular se encuentre dentro de la vida útil fijada por el fabricante, 2) Cumplan con lo establecido en las Normas Venezolanas COVENIN que sean de obligatorio cumplimiento en materia de transporte terrestre; y 3) Que el servicio prestado se origine desde o tenga como destino un terminal público o privado, que integren el Registro del Sistema Nacional de Terminales.

 

Las autoridades competentes municipales

Artículo 127. Las autoridades competentes municipales, en las rutas correspondientes a su jurisdicción, fijaran las tarifas máximas a ser cobradas en el transporte público de pasajeros, en todas sus modalidades, siguiendo la metodología a que se refiere esta Ley.

La Autoridad de Transporte cuando existan Mancomunidades entre Municipios, se encargará de coordinar y fijar las tarifas máximas.

Cuando existan las autoridades Metropolitanas, las mismas deben coordinar con las autoridades municipales para fijar las tarifas máximas a ser cobradas en las rutas metropolitanas, las autoridades que integran el distrito metropolitano, a través de convenios, podrán  delegar el establecimiento de tarifas, que sean de su competencia, a las autoridades metropolitanas.

Es competencia de las autoridades municipales, mancomunadas y metropolitanas liberar las tarifas en todas las modalidades de sus respectivas jurisdicciones, considerando la vida útil del vehículo, calidad del servicio que presta, cumplimiento de  Normas Venezolanas COVENIN que sean de obligatorio cumplimiento en materia de transporte terrestre, acondicionamiento de las paradas terminales y cualquier otra que establezca la autoridad.

Fijación de los tributos de los servicios en los terminales públicos

Artículo 128. Los entes públicos a quienes se les autoricen la administración del terminal, fijarán los tributos a cobrar por concepto de los servicios prestados a sus usuarios y por la explotación comercial de áreas dentro de los terminales de pasajeros públicos de personas; el producto de dichas tributos deben utilizarse para la conservación, mantenimiento y seguridad del mismo, creando, los entes administrativos necesarios que controlen estos tributos.  

 

Liberación de Tarifas en el Transporte de Carga

Artículo 129. Quedan liberadas las tarifas a cobrar por el servicio de transporte terrestre de carga; el Ministerio de Infraestructura conjuntamente con los Ministerios involucrados en el sector transporte terrestre de carga, cuando lo consideren pertinente, fijarán las tarifas máximas a cobrar en el territorio nacional, apoyándose en una metodología tarifaria con sus respectivos estudios de transporte.

Estudio Técnico – Económico - Financiero

Artículo 130. Las tarifas máximas a cobrar por la prestación del servicio de transporte de carga deben estar avaladas por un estudio Técnico – Económico – Financiero, el cual debe ser  remitido al Instituto Nacional del Transporte Terrestre, para su revisión y análisis.

Metodología y procedimientos para el cálculo de tarifas

Artículo 131. Los Ministerios de Infraestructura y de la Producción y el Comercio  conjuntamente establecerán los métodos y procedimientos a ser aplicados  en la fijación de tarifas máximas para el servicio de transporte público de pasajeros en el ámbito urbano, suburbano, metropolitano, periférico  e interurbano.

Concertación de las tarifas

Las tarifas máximas establecidas para el transporte público de personas, deben ser analizadas y concertadas con los representantes de los gremios u organizaciones autorizadas para tal fin, que agrupen a  los prestatarios de este servicio.

Fijación de tarifas por concepto de remolque  y guarda y custodia

Artículo 132. El Ministerio de Infraestructura a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre es el órgano competente para fijar las tarifas diarias máximas a ser cobradas en todo el territorio nacional, por concepto de remolque de vehículos según tipología  y por  el servicio de estacionamientos autorizados por el Ministerio de Infraestructura para la guarda y custodia de vehículos a la orden o procesados por las Autoridades Administrativas Competentes.

Obligación de mantener a la vista las tarifas

Artículo 133. Las personas jurídicas prestatarias del servicio de transporte terrestre y sus servicios conexos, están obligadas a mantener a la vista del pasajero y usuario, las tarifas reguladas y liberadas por los órganos competentes según las condiciones fijadas en esta Ley en concordancia con la Ley  que rige la materia.

TITULO IX

DE LA INFRAESTRUCTURA VIAL

CAPÍTULO I

DE LAS COMPETENCIAS

Competencia Nacional

Artículo 134.  Es de la competencia del Poder Público Nacional a través del Ministerio de Infraestructura la formulación y ejecución de los planes y proyectos, regulación, construcción, mejoramiento, conservación y mantenimiento, supervisión, inspección y control de las vías de comunicación, puentes y  túneles,   el ordenamiento de las estaciones recaudadoras, así como  los lineamientos para la fijación de las tasas de los peajes en las vías de comunicaciones en todo el territorio nacional.

Inventario de las características físicas de la red de carreteras

El Ministerio de Infraestructura conjuntamente con los Gobiernos Estatales deben elaborar, actualizar y publicar regularmente, el inventario de las características físicas de la red de carreteras en el territorio nacional.

Plan de Cogestión

Artículo 135. El Ministerio de Infraestructura debe establecer un plan de cogestión con los gobiernos regionales, que permita consolidar y desarrollar la capacidad potencial, técnica, administrativa y operativa de la red vial de sus respectivas jurisdicciones.

El plan de cogestión contendrá los mecanismos que en coordinación deben existir entre el Ministerio de Infraestructura y los Gobiernos Regionales dirigidos a un eficiente sistema de mantenimiento, conservación, explotación y administración de la vialidad  del Estado.

Autoridades Competentes

Artículo 136. Los Gobiernos Estatales son los órganos competentes en el ámbito de su jurisdicción para la ejecución, conservación administración y aprovechamiento de las vías terrestres estatales, incluyendo puentes, túneles y la vialidad agrícola.

Coordinación entre el Ministerio de Infraestructura y los Gobiernos  Estatales

Artículo 137. El Ministerio de Infraestructura coordinará con los gobiernos estatales la elaboración de los planes y proyectos de ejecución, conservación, administración y aprovechamiento de las vías terrestres  estatales, así como elaborar los planes viales de contingencia en su respectiva jurisdicción, conjuntamente con los órganos de seguridad y defensa, que garanticen la rehabilitación inmediata de las vías en casos de desastres y emergencias de acuerdo a lo establecido en el Reglamento de esta  Ley.

Gobiernos Municipales

Artículo 138. Los gobiernos municipales son los órganos competentes en el ámbito de su jurisdicción para la conservación y mantenimiento de la vialidad urbana.

Responsabilidad de las autoridades administrativas

Artículo 139. Las autoridades administrativas competentes, en el ámbito de su jurisdicción, son responsables de la supervisión e inspección de la infraestructura vial, así como su señalización y demarcación, incluyendo las paradas de transporte público de pasajeros, zonas de carga y áreas de estacionamiento, las estructuras de paso, tanto peatonal como vehicular, cumpliendo con los niveles de servicio establecidos en los manuales y normas nacionales e internacionales, en concordancia con lo establecido en el Reglamento de esta Ley.

CAPÍTULO II

DE LA ADMINISTRACIÓN Y APROVECHAMIENTO

 

Ordenamiento de las estaciones recaudadoras

Artículo 140. El Ministerio de Infraestructura es el Organo Rector para la planificación y coordinación del sistema de vialidad, así como para establecer los lineamientos en cuanto a las estaciones recaudadoras de peajes de las vías de comunicaciones en todo el territorio nacional.

Artículo 141. El Ministerio de Infraestructura, en el Reglamento de esta Ley, establecerá las normas y procedimientos técnicos de obligatorio cumplimiento para la administración y aprovechamiento de las carreteras y autopistas nacionales, así como para la ubicación y construcción de las estaciones recaudadoras de peaje y para la determinación de las tarifas a cobrar por tipología de vehículos de acuerdo a las Normas Venezolanas COVENIN.

Plan del sistema vial

Artículo 142. Cada Entidad Federal atendiendo al Plan de Desarrollo Nacional, debe realizar su plan del sistema vial que incluya las vías altamente potenciales a ser administradas, coordinando con el Ministerio de Infraestructura el aprovechamiento de las mismas.

Vías Alternas

Si existieren  vías alternas no serán objeto de estaciones recaudadoras, salvo que hayan sido dadas en concesión, en cuyo caso, una vez vencida la misma, no podrá prorrogarse o extenderse, ni  otorgarse una nueva.  El Reglamento de esta Ley determinará los parámetros y condiciones de transitabilidad de la vialidad alterna no explotada.

Son vías alternas obligatorias aquellas existentes al tiempo de  la construcción de una vialidad paralela con fines de explotación. 

Estudio técnico – económico - financiero

Artículo 143. La Gobernación del Estado debe realizar un estudio Técnico - Económico - Financiero, que justifique la ubicación y características de las estaciones de peaje y las tasas a cobrar por tipología de vehículo de acuerdo a las Normas Venezolanas COVENIN de obligatorio cumplimiento en materia de transporte terrestre, así como su actualización, y presentarlas al Ministerio de Infraestructura,  el cual debe pronunciarse sobre la procedencia del  proyecto en el término de sesenta (60) días continuos. De no pronunciarse el Ministerio en el lapso indicado, se considerará factible el mencionado estudio.

Constitución de Mancomunidades

Artículo 144. Cuando las Autopistas, carreteras, puentes y túneles bajo régimen de explotación atraviesen el territorio de dos o más Estados, los Gobiernos estatales deben constituirse en mancomunidad con su respectiva autoridad, cuyos requisitos se establecerán en el Reglamento de esta Ley.

Tasas en las estaciones recaudadoras

Artículo 145. Lo percibido por concepto de tasas en las estaciones recaudadoras en las vías nacionales, debe ser reinvertido en la conservación, mantenimiento preventivo y correctivo, demarcación, señalización y administración de la vialidad respectiva, según lo establecido en el Reglamento de esta Ley.

Características, definiciones y  clasificaciones  técnicas

Artículo 146. El Reglamento de esta Ley establecerá las definiciones, clasificaciones, características técnicas y demás elementos necesarios para la unificación de la terminología en las vías  de comunicaciones terrestres, en concordancia con las Normas y  Leyes que rigen la materia.

Artículo 147. En el caso de concesiones para la construcción de vías nacionales otorgadas por el Ministerio de Infraestructura, la competencia de la conservación, administración  y aprovechamiento de dichas vías sólo será asumida por los Estados en sus respectivas jurisdicciones, al vencimiento del plazo de la concesión, salvo que existan condiciones especiales establecidas en los correspondientes contratos de concesión.

CAPÍTULO III

DEL RÉGIMEN DE CONCESIONES

Del servicio público

Artículo 148. Se declara como servicio público el sistema de vialidad terrestre y sus servicios conexos.

Promoción de la competencia

Artículo 149. Los Estados, en coordinación con el Ejecutivo Nacional promoverán la competencia en aquellas actividades del sistema de vialidad terrestre que sean pertinentes y fomentarán la inversión privada a través del régimen de concesiones.

Las Concesiones

Artículo 150. Las autoridades administrativas competentes pueden otorgar bajo el régimen de concesión la administración y aprovechamiento de las autopistas, carreteras nacionales incluyendo los puentes y túneles de acuerdo a la Ley que rige la materia.

Factibilidad Proyectos

Artículo 151. No podrá darse en concesión o permitirse la operación de la administración y aprovechamiento de las autopistas, carreteras incluyendo los puentes y túneles, así como    sus servicios conexos, sin que previamente se haya sometido a la consideración por parte del Ministerio de Infraestructura,  el cual de no pronunciarse en los sesenta (60) días contiguos, el proyecto se considerará factible para su ejecución, de acuerdo a lo establecido en esta Ley.

 

CAPÍTULO IV

DE LOS USUARIOS

Derecho de los Usuarios

Artículo 152. Los usuarios del servicio de vialidad, tienen el derecho de circular  libremente por las vías de comunicación nacionales en condiciones idóneas de transitabilidad y seguridad, y el deber de cancelar una tasa por la utilización del tramo de las vías administradas por los Gobiernos Nacionales y Estatales de acuerdo a la calidad del servicio que se le preste.

Resarcimiento de los daños

Artículo 153. Los usuarios tienen el derecho a ser resarcidos por los daños tanto personales como materiales causados por el mal estado de la vialidad bajo el régimen de concesión o por administración directa  y  están obligados a cumplir con las normas, leyes y reglamentos relacionados con la materia del transporte y tránsito terrestre y otros que se establezcan en el Reglamento de esta Ley.

TITULO X

DE LA CIRCULACIÓN

CAPÍTULO I

DE LAS DISPOSICIONES GENERALES

Garantía de la circulación peatonal y vehicular

Artículo 154. Las autoridades administrativas competentes en el ámbito de su jurisdicción  deben garantizar que la circulación peatonal y vehicular por las áreas destinadas a estos, se realice de una forma fluida, conveniente, con seguridad vial y sin impedimentos de ninguna especie.

La regulación para el tránsito en motocicletas y vehículos no motorizados, se establecerá en el Reglamento de esta Ley.

Cumplimiento de las Normas Venezolanas COVENIN

Artículo 155. Los vehículos destinados a prestar el servicio de transporte público de personas y carga, podrán circular por las vías de uso público y privado, permanente o casuales, siempre que cumplan con lo establecido en las Normas Venezolanas COVENIN de obligatorio cumplimiento en materia de transporte terrestre.

Cumplimiento de las normas nacionales e internacionales

Artículo 156. Las autoridades administrativas competentes en el ámbito de su jurisdicción deben cumplir, con lo establecido en las normas nacionales e internacionales y con el Reglamento de esta Ley, en cuanto a los niveles de servicios peatonales y viales a que se refiere el artículo anterior.

Establecimiento de horarios para el transporte de carga

Artículo 157. La Autoridad Administrativa Competente, en el ámbito de su jurisdicción, establecerá los horarios para carga, descarga, así como el de recolección de los desperdicios y escombros, en aquellos períodos de menor congestión vehicular, en concordancia con lo previsto en el Reglamento de esta Ley.

Garantía de  dispositivos

Artículo 158. Las autoridades administrativas competentes en el ámbito de su jurisdicción,  deben prever que las vías urbanas y pasos peatonales cuenten con los dispositivos  necesarios y automatizados, para garantizar el flujo adecuado de vehículos y peatones, de acuerdo a los niveles de servicios establecidos y la capacidad de la vialidad; cumpliendo con los manuales y normas nacionales e internacionales, en concordancia con lo establecido en el  Reglamento de esta Ley.

Regulación de la aplicación de obstáculos en las vías

Artículo 159. La utilización de obstáculos que impidan el libre tránsito a los peatones y  vehículos en vías públicas o privadas destinadas al uso público en el territorio nacional, se regulará de acuerdo a lo dispuesto en el  Reglamento de esta Ley.

Remoción de obstáculos

Artículo 160. Las autoridades administrativas del tránsito terrestre competentes en el ámbito de su jurisdicción, quedan facultadas para remover los obstáculos, vehículos u objetos que se encuentren ubicados, estacionados o depositados en la vía pública, en zonas prohibidas o en sitios que impidan el normal desarrollo de la circulación de vehículos y peatones. Igual facultad existe para los casos en los vehículos se verifiquen signos evidentes de deterioro y abandono  por sus propietarios o poseedores después de estacionados en un determinado lugar. El Reglamento de esta Ley determinará el procedimiento a seguir con ocasión a lo establecido en este  artículo.

Competencias deportivas

Artículo 161. Las competencias deportivas, en las vías públicas, se regulará de acuerdo a lo dispuesto en el Reglamento de esta Ley.

Permisología  para la ejecución de trabajos en las vías

Artículo 162. El  Ministerio de infraestructura a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre es el órgano encargado para  otorgar la permisología necesaria para efectuar o construir obras de servicios públicos en la red vial nacional y dentro del derecho de vía de las mismas, cuando se afecte su uso. Los requisitos, procedimientos, plazos para otorgamiento del permiso, tiempos para realizar los trabajos, alternativas de circulación, señalización, demarcación de ser necesarias y demás medidas de prevención que la autoridad juzgue necesaria e inspección de los mismos se establecerán en el Reglamento de esta Ley.

Permisología especial de circulación

Artículo 163. Los vehículos de carga con un peso bruto igual o mayor a 3.500 kilogramos, no circularán por la red vial urbana, metropolitana e interurbana los días Domingos y aquellos determinados por el Ejecutivo Nacional como feriados.

 El Ministerio de Infraestructura por intermedio del Instituto Nacional de Transporte  podrá restringir parcialmente la circulación en tramos de vías, horarios y fechas diferentes a las señaladas en el aparte anterior, por sí o por intermedio de terceros.

 El Reglamento de esta Ley establecerá las condiciones, plazos, requisitos y tasas para el otorgamiento de la permisología especial de circulación para el Transporte Terrestre, incluyendo la de carga de alto riesgo.

Personas paradas en vehículos de transporte público

Artículo 164. No se permiten personas paradas en vehículos de transporte público y privado que circulen en rutas interurbanas y periféricas, autopistas y vías expresas. En rutas urbanas, suburbanas y metropolitanas está permitido transportar pasajeros de pie cuando no sobrepasen el treinta por ciento (30%) con respecto al número de asientos del vehículo. Exceder el límite señalado representa afectar la seguridad del tránsito.

Restricciones de ocupación de los asientos delanteros de los vehículos

Artículo 165. Los conductores deben velar por aquellos niños quienes no hayan cumplido diez (10) años de edad ocupen en los vehículos los asientos traseros del vehículo. Cuando se trate de infantes deben ser transportados, en todo caso, en asientos especiales.

En los vehículos de carga con capacidad mayor a los tres mil quinientos (3.500) kilogramos, no se permite el transporte de personas menores de diez (10) años; persiste la prohibición para todas las personas y en todos los vehículos de carga en la parte destinada para transportar la mercancía, con las excepciones previstas en el Reglamento de esta Ley. En los vehículos de transporte público de personas no se permite que personas menores de diez (10) años, discapacitados y mujeres en estado de gravidez viajen en los asientos delanteros.

Tiempo de conducción y descanso

Artículo 166. Las personas naturales y jurídicas autorizadas para la prestación del servicio de transporte público y privado de personas y carga están obligados a cumplir con los tiempos de conducción y descanso que a tal efecto se establezca en el Reglamento de esta Ley. Igualmente, deben cumplir con la obligación de llevar el personal debidamente  habilitado para el relevo en la conducción de tales vehículos.

CAPÍTULO II

DE LA EDUCACION Y SEGURIDAD VIAL

Obligatoriedad de la Educación y Seguridad vial

Artículo 166. El Ejecutivo Nacional, por órgano de los Ministerios de Infraestructura y de Educación, Cultura y Deporte, los Estados y los Municipios, deben incluir con carácter de obligatoriedad la asignatura Educación y Seguridad Vial en todos los niveles y modalidades del sistema educativo formal con el fin de garantizar la investigación y enseñanza en esta materia.

Participación ciudadana

Artículo 167. Las Autoridades Administrativas Competentes deben fomentar la participación de la ciudadanía en la difusión y observancia de las reglas y normas del transporte y tránsito terrestre. Para ello podrán organizarse Brigadas de Voluntarios que apoyen la realización de tal fin, bajo su coordinación y dirección, en las materias y casos que establezcan el Reglamento de esta Ley.

Demarcación, señalización y dispositivos

Artículo 168. El Reglamento de esta Ley establecerá las normas y manuales nacionales e internacionales a ser aplicables en materia de señalización y demarcación  de las vías y dispositivos del tránsito a ser utilizados en las vías públicas y privadas en todo el territorio nacional, en concordancia con las Normas Venezolanas COVENIN de uso obligatorio y las normas nacionales e internacionales en materia de transporte y tránsito terrestre.

Conservación,  mantenimiento

de la señalización y demarcación de las vías y dispositivos de tránsito

Artículo 169. Las autoridades administrativas competentes, en el ámbito de su jurisdicción, son responsables de conservar, preservar y mantener la señalización y demarcación de las vías y dispositivos del tránsito en especial con la materia de educación y seguridad vial en las vías públicas y privadas.

Publicidad institucional y comercial

Artículo 170. El  Ministerio de Infraestructura a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre, es el órgano encargado para otorgar la permisología de toda la publicidad institucional y comercial, el procedimiento y requisitos así como distancias, densidad, tamaño de signos de escritura, colores y sus combinaciones para su instalación en las áreas permitidas en autopistas y carreteras en todo el territorio nacional, se establecerá en el Reglamento de esta Ley, ningún medio publicitario a los que se refiere este artículo podrá colocarse en los separadores de autopistas y carreteras.

Queda prohibida la colocación de vallas, anuncios, carteles o demás medios publicitarios que inciten, motiven o induzcan al conductor y acompañantes, al consumo de bebidas alcohólicas o de sustancias estupefacientes o psicotrópicas en las inmediaciones de las vías públicas.

TITULO XI

DE LA RESPONSABILIDAD,  DE LAS SANCIONES Y REPARACIÓN DE LOS DAÑOS

De la responsabilidad general

Artículo 171.  Es responsabilidad de todo conductor el cumplimiento estricto de las normas de transporte y el acatamiento de la señalización y demarcación vial, bien se encuentren establecidas en la presente Ley, bien en su Reglamento o Resoluciones. En consecuencia, la inobservancia de tal normativa acarrea la responsabilidad en materia  de transporte, la cual será sancionada según los términos expuestos en este Instrumento.

Responsabilidades civil, penal y administrativa

Artículo 172.  La responsabilidad a que se refiere el artículo anterior será de carácter civil, penal y administrativo. La civil se rige por el derecho común, la penal por esta Ley o el Código Penal, según el caso, y la administrativa, de conformidad con esta Ley.

CAPÍTULO I

DE LAS SANCIONES DEL TRANSPORTE Y TRANSITO TERRESTRE

Sanciones con diez (10) unidades tributarias

Artículo 173.  Serán sancionadas con diez (10) unidades tributarias, quienes incurran en las siguientes infracciones:

1.       Conducir  vehículos con la  licencia vencida o no la porte.

2.       Circular  sin placas identificadoras o con las placas que no correspondan al vehículo, o con diseños distintos a los establecidos por la autoridad competente;

3.       No realizar el trámite respectivo del Registro de Vehículo en su oportunidad.

4.       Suministrar datos falsos al Registro Nacional de Vehículos y Conductores; y a las autoridades competentes en los casos de accidentes de tránsito;

5.       Conducir vehículos habiendo sobrepasado el tiempo máximo permitido para transporte público y privado de personas y carga, sin perjuicio de la suspensión de la licencia;

6.       La persona jurídica que autorice o permita al operador del servicio de transporte público o privado de personas y carga exceder los límites máximos de conducción, así como no habilitar al personal necesario para el relevo del conductor, todo sin perjuicio de la suspensión o revocación de la permisología para prestar el servicio en caso de reincidencia;

7.       Conducir vehículos estando incapacitado física o mentalmente para ello;

8.       Conducir vehículos bajo influencia de bebidas alcohólicas, sustancias estupefacientes o, psicotrópicas;

9.       Conducir vehículos efectuando competencias de velocidad y demás maniobras prohibidas en las vías de circulación;

10.   Se den a la fuga en los casos de estar involucrados en accidentes de tránsito;

11.   Desatender  las indicaciones de los semáforos;

12.   Ejecutar cualquier tipo de actividad o de trabajo que afecte la circulación y la seguridad del tránsito sin la permisología correspondiente de acuerdo a lo previsto en el Reglamento de esta Ley;

13.   Ejecutar actos tendientes a eliminar o alterar el normal funcionamiento del dispositivo de control y registro de la velocidad, de acuerdo a lo previsto en el Reglamento de esta Ley;

14.   Transportar exceso de personas, en condiciones que afecten la seguridad del tránsito;

15.   Conducir o mantener vehículos que no cumplan con las Normas Venezolanas COVENIN relativas a la tipología de los vehículos y límite de peso, sin perjuicio de lo establecido en la Ley de Normas Técnicas y Control de Calidad o con las disposiciones que establece el Reglamento;

16.   Transportar exceso de carga sin la autorización respectiva;

17.   Prestar el servicio de transporte terrestre público de pasajeros y carga en cualquiera de sus modalidades, sin estar debidamente autorizado conforme a esta ley y su Reglamento;

18.   Prestar el servicio de transporte terrestre carga en cualquiera de sus modalidades, en días no permitidos;

19.   Cobrar tarifas de transporte publico de pasajeros que superen las máximas establecidas por la autoridad competente.

20.    Excederse en el cobro de tarifas máximas por concepto de remolque según tipología de vehículos o por el servicio de estacionamientos para la guarda y custodia de vehículos a la orden o procesados por las Autoridades Administrativas.

21.   Los propietarios de vehículos, las empresas aseguradoras, los centros de componentes automotrices usados, que no desincorporen los vehículos del Registro Nacional en la oportunidad señalada por esta Ley.

22.   Prestar el servicio de transporte terrestre público de pasajeros sin tener la permisología para la colocación de avisos publicitarios.

23.   Todos los entes educativos públicos y privados que no implementen el programa oficial de Educación y Seguridad Vial.

24.   Todos los  servicios conexos que no posean las permisologías establecidas en esta Ley y su Reglamento, así como el incumplimiento con  los servicios que prestan.

25.   Colocar vallas, anuncios, carteles u otras formas publicitarias sin cumplir los requisitos establecidos en el Reglamento de esta Ley.

26.   Las personas jurídicas que incumplan lo previsto en el artículo 59 de esta ley.

27.   Las autoridades administrativas que coloquen  señalizaciones y dispositivos de tránsito terrestre o efectúen demarcaciones sin cumplir con las disposiciones nacionales e internacionales establecidas a tal efecto.

28.   Generadores de carga que incumplan con el control de pesaje.

29.   El transporte público de personas y carga que no tengan los dispositivos de control y registro de velocidad.

Sanciones con cinco (5) unidades tributarias

Artículo 174. Serán sancionadas con cinco (5) unidades tributarias, quienes incurran en las siguientes infracciones:

1.       Conducir vehículos desprovistos de los dispositivos de control, equipos o accesorios de uso obligatorio, relativo a las condiciones de seguridad o cuando dichos aditamentos presenten defectos de funcionamiento;

2.       Usar en los lugares destinados para la colocación de las placas identificadoras, placas o distintivos no autorizados o que obstruyan la visibilidad de las mismas;

3.       Violar el derecho a la circulación de los demás usuarios de las vías;

4.       Alterar, colocar o sustituir señales de tránsito sin autorización de la autoridad administrativa del transporte y tránsito terrestre;

5.       Adelantar o cruzar en sitios prohibidos por esta Ley, por su Reglamento o por la autoridad administrativa del transporte y tránsito terrestre;

6.       Circular por el canal autorizado sólo para automóviles, con minibuses, autobuses y transporte de mercancías;

7.       Hagan uso de las señales audibles y luces visibles de los vehículos de emergencia sin que exista situación real que lo justifique;

8.       No hagan uso del cinturón de seguridad, ni velen porque sus acompañantes lo utilicen debidamente.

Sanciones con tres (3) unidades tributarias

Artículo 175.  El incumplimiento de las normas contenidas en esta ley y su reglamento no indicadas en los dos artículos anteriores, así como de las obligaciones dictadas por las autoridades administrativas del tránsito y transporte terrestre en ejercicio de sus competencias, se sancionarán con tres (3) unidades tributarias. Igual  multa persiste para los casos en que los infractores sean peatones y conductores de vehículos no motorizados.

Excedente de la carga transportada

Artículo 176. Cuando se transporta exceso de carga, sin perjuicio de la aplicación de la sanción prevista en los numerales 13 y 14 del artículo 178, la autoridad administrativa competente impedirá la circulación del vehículo hasta tanto no sea liberado éste del excedente de carga.

Suspensión de la licencia  de conducir

Artículo 177. Serán sancionados con suspensión de licencia de conducir:

1.       Por el término de tres (3) meses, los conductores que conduzcan vehículos de un tipo distinto al autorizado por su licencia;

2.       Por el término de seis (6) meses:

a)                Los conductores que en caso de accidente hayan producido lesiones culposas graves a las personas, de las tipificadas en el Código Penal y hayan sido declarados responsables por dicho accidente;

b)                Los conductores con licencia de segundo (2do.) o tercer (3er.) grado, que conduzcan vehículos correspondientes a dichas licencias, en condiciones que pongan en peligro la seguridad del tránsito;

3.       Por el término de doce (12) meses:

a)                Los conductores con licencia de cuarto (4to.) o quinto (5to.) grado, que conduzcan vehículos correspondientes a dichas licencias, en condiciones que pongan en peligro la seguridad del tránsito;

b)                Los conductores que en caso de accidente hayan producido lesiones culposas gravísimas a las personas, de las tipificadas en el Código Penal y hayan sido declarados responsables por dicho accidente. No obstante, en este último caso, cuando la negligencia del conductor sea agravada por ingestión de bebidas alcohólicas, sustancias estupefacientes, psicotrópicas o por exceso de velocidad, la suspensión podrá dictarse hasta por tres (3) años;

4.       Por el término de dieciocho (18) meses, los conductores que en caso de accidentes donde tenga lugar el fallecimiento de personas, hayan sido declarados responsables por dicho accidente.

5.       Cuando la negligencia del conductor sea agravada por ingestión de bebidas alcohólicas, sustancias estupefacientes, psicotrópicas o por exceso de velocidad, o aquellos casos previstos en esta Ley como delitos de transporte, le será revocada la licencia y quedará inhabilitado por diez (10) años para obtener nueva licencia.

En el caso del numeral 2, literal “b” y numeral 3, literal “a”, de este artículo, cuando el conductor haya cumplido las dos terceras partes de la sanción y dentro de este lapso haya realizado un curso sobre reglas generales de circulación y la obligación de cumplirlas, dictados por las autoridades administrativas del transporte y tránsito terrestre, con un mínimo de treinta (30) horas, se le conmutará el resto de la sanción y la licencia recobrará su vigencia.

La autoridad administrativa del transporte y tránsito terrestre incorporará tal decisión al registro de conductores. El procedimiento a seguir con ocasión de la suspensión de licencias de conducir, será establecido en el Reglamento de esta Ley.

Incapacidad del conductor

Artículo 178. La suspensión de la licencia de conformidad con el artículo anterior, incapacita al conductor para conducir  vehículos durante el lapso de la sanción. Vencido éste, la licencia recobrará su vigencia. En estos casos, se incorporará al registro de conductores la nota correspondiente.

Período de suspensión

 Las licencias para conducir serán suspendidas por cinco (5) años cuando del registro de conductores se evidencie la existencia de tres (3) notas de suspensión establecidas en el artículo anterior, por términos mayores de doce (12) meses

Retención de la licencia de conducir

Artículo 179.  La licencia sólo podrá ser retenida en caso de decisión definitiva que acuerde su revocatoria por parte de la autoridad que la expidió. En caso de suspensión, la decisión se incorporará al registro de conductores y se dejará constancia mediante nota que se estampará en la propia licencia, o por otros medios que determine el Reglamento respectivo.

Casos  de retención de los vehículos

Artículo 180. Procederá la retención de los vehículos por parte de las autoridades competentes en sus respectivas jurisdicciones del transporte y tránsito terrestre cuando se verifiquen los siguientes supuestos:

1.       Cuando el vehículo no se encuentre en perfectas condiciones de seguridad y funcionamiento;

2.       Cuando no porte el registro o el permiso de circulación correspondiente, así como la revisión técnica  establecida al efecto  por el Instituto;

3.       Cuando el vehículo haya sido modificado en su estructura original o características sin poseer el permiso respectivo;

4.       Cuando el vehículo se encuentre involucrado en accidentes de tránsito con personas lesionadas o fallecidas, con el aval del funcionario del Ministerio Público competente;

5.       Cuando no exista un conductor hábil conforme a esta ley y su reglamento para movilizar aquellos vehículos, cuyos conductores no posean licencia de conducir, conduzcan a exceso de velocidad,  en forma temeraria o no estén aptos física y mentalmente  para ejercer la actividad de conductor;

6.        Cuando sea evidente la falsedad de los documentos de registro o de los seriales de identificación del vehículo.

Extralimitación de funciones

Artículo 181. A los efectos del artículo anterior, la extralimitación de los funcionarios en su aplicación acarreará responsabilidad civil y administrativa.

 

Separación temporal o definitiva de los cargos

Artículo 182. Serán sancionados con separación temporal o definitiva de sus cargos, el personal administrativo, obrero y conductores de los entes administradores de los terminales de pasajeros y de las personas jurídicas autorizadas que incurran en las faltas que se señalan en el Reglamento de esta Ley.

Otros tipos de sanciones y cuantía de las multas

Artículo 183. Las autoridades administrativas del transporte y tránsito terrestre municipales, pueden establecer  mediante ordenanza los  tipos de infracción y la cuantía de las multas no previstas en esta ley,  que sean propias de la vida local. Tales autoridades no podrán alterar en forma alguna las infracciones y sanciones  establecidas en esta ley, así como tampoco aplicar un procedimiento distinto al indicado en este instrumento legal, sea cual fuere la sanción a ser impuesta.

El Cuerpo Técnico de Vigilancia del Tránsito y Transporte Terrestre, además de las sanciones establecidas en esta ley, podrá aplicar las previstas en las ordenanzas de los municipios en los cuales ejerzan sus funciones.

Reincidencia de infracción

Artículo 184. En el caso de instalación de vallas, carteles o anuncios el reincidente a la infracción a que se dé lugar, será multado con el doble de la sanción que corresponda conforme a esta ley. La autoridad administrativa podrá remover dicha valla a costa del infractor. Los gastos que pudieran ocasionarse por la remoción y traslado de las vallas instaladas ilegalmente serán por cuenta del infractor.

Restricciones de los trámites en la materia

Artículo 185. Ningún trámite ante las autoridades administrativas del transporte y tránsito terrestre, podrá ser realizado sin la previa cancelación de las multas y derechos pendientes.

Producto y destino de las multas

Artículo 186. El producto de las multas a que se refiere esta Ley, cuando sean impuestas por la autoridad administrativa Municipal o de los Distritos Metropolitanos competente del transporte y tránsito terrestre que aplique la sanción, será destinado al fisco de la entidad política-territorial a la cual esté adscrita, salvo las impuestas por el Cuerpo Técnico de Vigilancia del Tránsito y Transporte Terrestre del Ministerio de Infraestructura, la cual será destinada al Fondo de Apoyo para la Seguridad Vial de acuerdo a lo establecido en esta Ley.

Registro de las infracciones

Artículo 187. En el Registro de Conductores se dejará constancia de las infracciones, aún en los casos en que el sancionado no tuviese licencia.

Prescripción de las infracciones

Artículo 188. Las multas establecidas por infracciones de tránsito prescribirán a los cinco (5) años contados a partir de la notificación del sancionado.

Registro de accidentes y sanciones por infracciones

Artículo 189. El Ministerio de Infraestructura  a través del Instituto Nacional del Transporte Terrestre tendrá a su cargo la organización, programación y mantenimiento de un sistema actualizado de registro de accidentes y de las sanciones por infracciones a esta Ley, su Reglamento y demás disposiciones legales impuestas en todo el territorio nacional por las autoridades administrativas competentes del transporte y tránsito  terrestre.

El registro a que se refiere este artículo será llevado por el Cuerpo Técnico de Vigilancia de Tránsito y Transporte Terrestre, el cual debe ser alimentado con la información exigida a todas las autoridades, de conformidad con lo previsto en el Reglamentos de esta Ley. A su vez, tal información debe remitirse mensualmente al Instituto Nacional del Transporte Terrestre.

CAPITULO II

DE LAS SANCIONES E INFRACCIONES EN MATERIA DE INFRAESTRUCTURA VIAL

Acciones u Omisiones

Artículo 190. Las acciones u omisiones que contravengan lo dispuesto en esta Ley, Su Reglamento o en las normas que la desarrollen, serán sancionadas de conformidad con lo establecido en el presente capítulo. La responsabilidad administrativa no excluye la civil o penal.

Sanciones hasta el 5%

Artículo 191. Los concesionarios que participan en la prestación del servicio de vialidad serán objeto de sanciones de hasta el cinco por cinto (5%) de sus ingresos brutos en los doce (12) meses anteriores al mes de la infracción, por la comisión de cualesquiera de los hechos siguientes:

1.       El incumplimiento de las normas aplicables a las condiciones básicas de transitabilidad y mantenimiento de las vías;

2.       El incumplimiento reiterado del deber de suministrar al Ministerio de Infraestructura la información que éste solicite, en la oportunidad y en la forma en que hubiere sido solicitada;

3.       La negativa a permitir las verificaciones e inspecciones que acordare el Ministerio de Infraestructura o la obstrucción a su realización;

4.       El incumplimiento de las obligaciones de pago a las Gobernaciones de Estado e institutos o servicios autónomos de vialidad estatal, de manera que se comprometa el normal funcionamiento de los mismos;

5.       El incumplimiento reiterado de las normas de calidad del servicio vial;

6.       El incumplimiento de la normativa para la contabilidad dictada por el Ministerio de Infraestructura;

7.       El incumplimiento de las normas de aplicación de las tarifas de peajes  de recaudación;

8.       La aplicación de tarifas no autorizadas o la aplicación irregular de las mismas;

9.       La realización de actividades incompatibles, según se establece en esta Ley.

Sanciones hasta el 2%

Artículo 192. Los concesionarios que participan en la prestación del servicio de vialidad serán objeto de sanciones de hasta el dos por ciento (2%) de sus ingresos brutos en los doce (12) meses anteriores al mes de la infracción, por la comisión de cualesquiera de los hechos siguientes:

1.       El incumplimiento ocasional de las normas de calidad del servicio vial establecidas en los contratos de concesión;

2.       El incumplimiento ocasional del deber de suministrar al Ministerio de Infraestructura la información que éste solicite, en la oportunidad y en la forma en que hubiere sido solicitada;

3.       El retraso injustificado o la actuación incorrecta en la liquidación de las obligaciones de pago a las Gobernaciones de Estados e institutos o servicios autónomos de vialidad estatal según corresponda;

4.       El retraso injustificado en suministrar la información de los resultados de la liquidación de las obligaciones de pago a las Gobernaciones de Estado e institutos o servicios autónomos de vialidad estatal según corresponda.

Aplicación de Multas a los Concesionarios

Artículo 193. Se aplicará multa de hasta cinco mil unidades tributarias (5000 UT), a los concesionarios que ejerzan la gestión del sistema de vialidad sin ajustarse a las disposiciones contenidas en esta Ley y su Reglamento y en razón a ello incurran en hechos, actuaciones u omisiones distintas a los supuestos sancionados en los artículos 196 y 197.

Aplicación de Multas Sociedades Mercantiles No Autorizadas

Artículo 194. Será sancionada con multa de hasta cinco mil unidades tributarias (5000 UT), la sociedad mercantil que ejerza actividades en el servicio sin la debida concesión o autorización del ente concedente competente de conformidad con esta Ley, sin perjuicio de la suspensión total de las actividades que realiza.

Infracciones de los Usuarios

Artículo 195. Se consideran infracciones de los usuarios las siguientes:

1.       El exceso de carga no autorizada al transporte de carga;

2.       El exceso de pasajeros no autorizado al transporte público de pasajeros;

3.       El exceso de altura vehicular y del tamaño de la carga no autorizado al transporte de carga;

4.       El exceso de velocidad, conforme a lo dispuesto en esta Ley y su Reglamento.

Multas a los Usuarios

Artículo 196. Las infracciones cometidas por los usuarios serán sancionadas, según la gravedad de las mismas con las multas siguientes:

1.       En caso de transporte público de pasajeros, hasta mil unidades tributarias (1000 UT);

2.       En caso de transporte de carga, hasta tres mil unidades tributarias (3000 UT).

Será recaudador de la multa, previa autorización del Ministerio de Infraestructura, debiéndose aplicar el debido procedimiento sumario previsto en la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos.

Empresa del Estado

Artículo 197. Cuando alguna de las multas previstas en este Título recayera en una empresa del Estado, ésta además de pagar la multa, deberá abrir averiguaciones correspondientes, con el fin de determinar las responsabilidades que pudieren recaer en el personal directivo del área

de transporte, y aplicar las sanciones a que hubiere lugar. Los resultados de dichas averiguaciones deberán ser comunicados al Ministerio de Infraestructura.

Determinación del Monto de las Multas Aplicables

Artículo 198. Para la determinación del monto de las multas aplicables, se consideran:

1.       Las disposiciones de esta Ley y su Reglamento;

2.       La gravedad y la reincidencia de la infracción;

3.       El daño resultante de la infracción, para la vida y salud de las personas, la seguridad de las cosas y del medio ambiente;

4.       El número de usuarios del servicio vial afectados directamente por la infracción;

5.       El grado de participación y el beneficio obtenido;

6.       Los perjuicios producidos en la continuidad y regularidad de la transitabilidad vial; y

7.       La reincidencia por la comisión, en el término de un (1) año, de más de una (1) infracción de la misma naturaleza.

Destino de las Multas

Artículo 199. El producto de las multas aplicadas a los concesionarios que ejercen actividades en el servicio de vialidad de conformidad con lo establecido en esta Ley, será destinado a la rehabilitación de las vías alternas si existieren, no concesionables, conforme a lo que en la materia establezca el Ejecutivo Nacional por órgano del Ministerio de Infraestructura.

Reiteración de Multas

Artículo 200. Las multas deberán ser reiteradas en el tiempo, una vez transcurrido el lapso establecido para el cese de la conducta infractora y siempre que la misma persista.

El lapso suficiente para el cese de la conducta infractor, será establecido previamente por el Ministerio de Infraestructura en la resolución sancionatoria, en la cual también se percibirá al infractor.

Amonestación Pública

Artículo 201. El Ministerio de Infraestructura amonestará públicamente a los concesionarios que incurran reiteradamente en infracciones a esta Ley.

Reincidencia

Artículo 202. La reincidencia en las infracciones establecidas en este Título será causa agravante a los efectos del cálculo de la multa correspondiente.

Lapso de Prescripción

Artículo 203. Las multas establecidas por infracciones descritas en este Capítulo prescribirán a los cinco (5) años contados a partir de la notificación del sancionado o antes de culminar el período del contrato de las concesiones.

CAPÍTULO III

DE LA REPARACIÓN DE LOS DAÑOS

Reparación de daños materiales

Artículo 204. El conductor, el propietario del vehículo y su empresa aseguradora están solidariamente obligados a reparar todo daño material que se cause con motivo de la circulación del vehículo, a menos que se pruebe que el daño proviene de un hecho de la víctima o de un tercero que haga inevitable el daño o que el accidente hubiese sido imprevisible para el conductor. Cuando el hecho de la víctima o del tercero haya contribuido a causar el daño, se aplicará lo establecido en el Código Civil. Para apreciar la extensión y reparación del daño moral, el Juez se regirá por las disposiciones del Derecho Común. En caso de colisión entre vehículos se presume, salvo prueba de lo contrario, que los conductores tienen igual responsabilidad por los daños causados.

Límite de responsabilidad de los propietarios de los  vehículos

Los propietarios no serán responsables de los daños causados por sus vehículos cuando haya sido privado de su posesión como consecuencia de hurto, robo, apropiación indebida o requisición forzosa una vez demostrado suficientemente el hecho.

Culpabilidad del conductor en accidentes de tránsito

Artículo 205. Se presume, salvo prueba en contrario, que las  personas son  culpables de un accidente de tránsito, cuando en el momento del accidente, el conductor se encontrase bajo los efectos de bebidas alcohólicas, de sustancias estupefacientes o psicotrópicas, o que condujese a exceso de velocidad. A dicho conductor se le practicará el examen toxicológico correspondiente, el cual podrá ser omitido en caso de utilización de pruebas e instrumentos científicos por parte de las autoridades competentes  del transporte y tránsito terrestre al momento de levantar el accidente. Las pruebas e instrumentos serán determinados en el Reglamento de esta Ley.

Remisión de información

Artículo 206.  El Ministerio de Infraestructura debe informar a la Superintendencia de Seguros las denuncias contra aquellas empresas que incumplieren las obligaciones contraídas en las Pólizas de Responsabilidad Civil de Vehículos o condicionen la contratación de las Pólizas para que se apliquen las sanciones o medidas administrativas contempladas en la presente Ley,  en concordancia con las Leyes que rigen la materia.

Responsabilidad solidaria

Artículo 207. Las empresas de arrendamiento financiero regidas por las Leyes respectivas, no están sujetas a la responsabilidad solidaria establecida en esta Ley, salvo que para el momento del accidente, la empresa estuviere en posesión del vehículo. La Responsabilidad Solidaria que corresponde al propietario recaerá sobre el arrendatario financiero.

Derechos de lesionados o víctimas en accidentes de tránsito

Artículo 208. Los  lesionados o víctimas de accidentes de tránsito terrestre o sus herederos tienen una acción directa contra el asegurador dentro de los límites de la suma asegurada por el contrato.

Si hay varios perjudicados y el total de las indemnizaciones debidas por los propietarios excede de la suma asegurada, los derechos de aquellos contra el asegurador se dividirán proporcionalmente hasta la concurrencia de esta suma. No obstante, el asegurador que pruebe haber pagado de buena fe a alguno de los perjudicados una cantidad mayor a la que le correspondía, queda liberado de responsabilidad, respecto a los demás perjudicados hasta la concurrencia de la cantidad pagada.

Excepciones del  asegurador

Artículo 209. En ningún caso le podrán ser opuestas a los lesionados, víctima o a sus causahabientes, las excepciones que pudiera tener el asegurador contra el asegurado. El asegurador podrá repetir contra el asegurado cuando:

1.       No haya pagado la prima convenida;

2.       Haya obstaculizado con su proceder el ejercicio de los derechos del garante;

3.       Al producirse el accidente, el vehículo esté destinado a usos diferentes de los normalmente previsibles en el momento de la celebración del contrato;

4.       Los daños reclamados hayan sido causados intencionalmente por el asegurado o con su complicidad;

5.       Haya entregado el vehículo a un conductor legalmente incapacitado para conducir, a sabiendas de tal circunstancia;

6.       No mantenga el vehículo con su diseño original, externo o interno, en cuanto a las condiciones de seguridad y de buen funcionamiento exigido por esta Ley y su Reglamento;

7.       Haya causado el daño conduciendo el vehículo a exceso de velocidad, bajo los efectos de bebidas alcohólicas o de sustancias estupefacientes o psicotrópicas.

Prescripción de las acciones civiles

Artículo 210. Las  acciones  civiles  a  que  se  refiere  esta  Ley  prescribirán  a  los doce (12) meses de sucedido el accidente. La acción de repetición a que se contrae el artículo anterior prescribirá en igual término, a partir del pago de la indemnización  correspondiente.

Disposiciones especiales

Artículo 211. El Ejecutivo Nacional podrá dictar disposiciones especiales sobre la garantía de responsabilidad civil que juzgue conveniente establecer a cargo de los propietarios o conductores de vehículos con matrícula extranjera.

Obligación de reparar los daños

Artículo 212. La persona jurídica autorizada para prestar servicios de transporte terrestre que con intención o culpa cause un daño a otro, está en la obligación de repararlo. Todo lo concerniente a este capítulo se regirá por lo establecido en el Código Civil, salvo las excepciones que establece esta Ley.   En los accidentes de tránsito en los cuales se haya causado daños a personas o cosas, serán solidariamente responsables, la persona jurídica propietaria del vehículo, el conductor y el garante, salvo prueba en contrario.

TITULO XII

DE LOS PROCEDIMIENTOS

CAPÍTULO I

DEL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO

Establecimiento de la responsabilidad administrativa

Artículo 213. La autoridad administrativa  competente en su respectiva jurisdicción, debe  establecer la responsabilidad administrativa originada por infracciones en materia de  transporte y tránsito terrestre y sus servicios conexos, incluso cuando se causen daños a personas y bienes, a la República, a los Estados o a los Municipios, así como la tramitación y las decisiones en los procedimientos administrativos.

Actuaciones administrativas

Artículo 214. La iniciación, substanciación y resolución de las actuaciones administrativas, debe ajustarse a las disposiciones establecidas en esta Ley.

Iniciación del procedimiento

Artículo 215. El procedimiento para la imposición de sanciones debe iniciarse con la  citación del infractor para que comparezca a la hora indicada al quinto día hábil siguiente ante la autoridad administrativa competente que la practicó. Si la citación personal no fuere posible, será suficiente que la boleta sea entregada en  el domicilio que conste en el registro respectivo del Instituto Autónomo de Transporte  Terrestre, lo cual se comprobará con el recibo firmado por quien la haya recibido. En caso de negativa a firmar, el funcionario dejará constancia de ello. El lapso para la comparecencia comenzará al día siguiente del que conste en el expediente administrativo que contenga las diligencias practicadas.

Decisión de la causa

Dentro de los tres días siguientes a la contestación del presunto infractor o de vencido el lapso de comparecencia, la autoridad administrativa decidirá la causa, a menos que el presunto infractor acepte la responsabilidad del o de los hechos que se le imputan. Una vez que la autoridad compruebe la cancelación de  la multa impuesta en la oportunidad fijada al efecto, se dará por concluido el procedimiento administrativo.

Recurso de reconsideración

Artículo 216. Contra la decisión de la autoridad administrativa competente, el presunto infractor podrá interponer el recurso de reconsideración ante la autoridad administrativa que lo dicta, dentro de los quince (15) días hábiles siguientes a la decisión de la causa. La autoridad administrativa que conoce de este recurso, debe decidir y notificar al recurrente dentro de los quince (15) días hábiles siguientes al recibo del mismo.

Recurso Jerárquico

Vencido dicho plazo sin que se haya decidido sobre el particular o que la decisión confirme la inicial, podrá interponerse el recurso jerárquico ante la autoridad administrativa inmediatamente superior, dentro de los quince (15) días hábiles siguientes a la decisión del recurso de reconsideración. La autoridad administrativa que conoce del recurso jerárquico debe decidir y notificar dentro de los treinta (30) días hábiles siguientes al recibo del mismo. Esta decisión agota la vía administrativa.

Curso de orientación en la materia  de educación y seguridad vial

Artículo 217. La autoridad administrativa del transporte y tránsito terrestre en su respectiva jurisdicción, que conozca de las infracciones cometidas por los conductores que hayan puesto en peligro la circulación del tránsito y la seguridad de las personas, según lo establecido en el Reglamento de esta Ley, podrá disponer, sin perjuicio de la multa correspondiente, que asistan con carácter de obligatoriedad a un curso de orientación en materia de educación y seguridad vial, que en este caso no excederá de treinta (30) horas.

Notificación de la decisión

Artículo 218. En los procedimientos administrativos establecidos en este capítulo, la notificación de la decisión sobre los recursos se entregará en el domicilio o residencia del interesado o de su representante o apoderado. Esta notificación se entregará a persona adulta

que habite o trabaje en dicho domicilio, quien deberá firmar el correspondiente recibo, del cual se dejará copia al interesado en la que conste la fecha de entrega. Si la persona citada o notificada se negare a firmar, el funcionario dejará constancia de ello.

Remisión del expediente

Artículo 219. Firme  la sanción según lo previsto en esta ley, si el infractor no pagare la multa dentro del plazo indicado, la autoridad administrativa del transporte y tránsito terrestre que conoció de la infracción, remitirá el expediente administrativo al Procurador General de la República o al Procurador Municipal, según sea el caso, quien iniciará de inmediato el juicio ejecutivo correspondiente para hacer efectivo el crédito, siguiéndose el procedimiento especial de la vía ejecutiva previsto en el Código de Procedimiento Civil. Las planillas de multas impuestas tienen el carácter de títulos ejecutivos y al ser presentadas en juicio, aparejan embargo de los bienes.

La boleta de citación a los efectos de este artículo, y sin perjuicio de los derechos del presunto infractor establecidos en esta Ley, tendrá el carácter de planilla de multa. El contenido y características de la planilla serán determinados en el Reglamento de esta Ley.

Daños materiales

Artículo 220. En caso de que un accidente de tránsito produzca daños materiales, la autoridad que conozca del mismo debe:

1.       Verificar si los vehículos reúnen las condiciones de seguridad exigidas en esta Ley y cualesquiera otra norma que regule la materia;

2.       Levantar el croquis del accidente y hacer una relación de los daños sufridos por  los vehículos o por cualquier otra propiedad; y

3.       Ordenar el avalúo de los daños causados que se hará por un solo perito designado por la autoridad administrativa del tránsito terrestre competente.

El Reglamento de esta Ley establecerá las autoridades competentes para conocer y actuar en los accidentes de tránsito a que se contrae este artículo, así como la metodología y modos de actuación.

Obligación de remisión sobre  estadística de accidentes de tránsito

Las autoridades administrativas competentes que conozcan y actúen en accidentes de tránsito terrestre con daños materiales, están obligadas a remitir a la autoridad competente, para llevar el registro estadístico de accidentes de tránsito, la información requerida conforme a lo establecido en el Reglamento de esta Ley.

El Reglamento de esta Ley establecerá las condiciones y requisitos para ejercer la actividad de perito valuador de daños ocasionados por accidentes de tránsito terrestre.

CAPÍTULO II

DEL PROCEDIMIENTO CIVIL

Acción Civil

Artículo 221. En los accidentes de tránsito en los cuales se hayan causado daños a personas o cosas, la acción civil contra el conductor, el propietario o su garante, si lo hubiere, se intentará por ante el Tribunal competente en la circunscripción donde haya ocurrido el hecho, según la cuantía del daño, o en la del domicilio de la víctima, desarrollándose el proceso conforme al Código de Procedimiento Civil.

Al admitir la demanda el juez debe solicitar de la autoridad competente que conoció del accidente, las actas originales de la actuación, las cuales incorporará al expediente junto con las pruebas promovidas.

En caso de accidentes de tránsito donde resulten personas lesionadas o fallecidas, la autoridad administrativa del tránsito competente que conozca del caso, expedirá copia certificada de las actuaciones que haya procesado, a requerimiento del juez que conozca de la causa civil o de parte interesada, con la excepción de aquellas que el Ministerio Público le haya dado el carácter de reservadas.

CAPÍTULO III

DE LOS DELITOS DE TRANSPORTE

Artículo 222. La seguridad del transporte y tránsito terrestre supone la idoneidad de los sistemas de otorgamiento de licencias, de registro de vehículos, de permisos de toda naturaleza y de la revisión técnico-mecánica de unidades. En consecuencia, los hechos que atentan contra tal idoneidad configuran delitos de transporte.

Artículo 223. Quien conduzca un vehículo en forma temeraria o en violación flagrante de las normas de circulación, y ocasione accidentes con víctimas fatales, será castigado con pena de privación de libertad de 8 a 12 años. Si el vehículo es una unidad de transporte público de pasajeros o de carga, la pena se incrementará en un tercio.

Igual pena se le aplicará a quien conduzca un vehículo sin licencia y cause un accidente con víctimas fatales.

Si las víctimas resultan lesionadas en los casos a los que se refiere este artículo, la pena será rebajada de un tercio a la mitad.

En los demás casos en los cuales se produzcan accidentes de tránsito con víctimas, se aplicará lo estipulado en la ley penal ordinaria.

Artículo 224. Quien ejerciendo funciones de mantenimiento de flota pertenecientes a personas naturales o jurídicas autorizadas para la prestación del servicio de transporte de personas o de carga, alguna unidad bajo su control cause un accidente con lesionados o víctimas fatales, como consecuencia de fallas técnicas derivadas de un deficiente mantenimiento, será penado con privación de libertad  de cuatro a seis años. (AGREGAR PARA RESPONSABLES DE SERVICIOS CUANDO ORDENEN O PERMITAN EXCEDER LÍMITE DE CONDUCCIÓN O NO HABILITEN PERSONAL ACOMPAÑANTE) (Agregar también la manipulación del dispositivo de velocidad tanto para el conductor como para el que lo haga)pp

Cuando alguna unidad autorizada para la prestación del servicio de transporte público o de carga bajo la supervisión y control de quien ejerce las funciones de mantenimiento de flota cause un accidente con lesionados o víctimas fatales, como consecuencia de las fallas técnicas derivadas  del mal mantenimiento, será penado el responsable del mantenimiento de flota con privación de la libertad de cuatro a seis años.

Artículo 225. Quien facilite en violación de los requisitos establecidos en la ley y su reglamento la emisión de licencias o permisos de cualquier naturaleza, así como el registro de unidades, o que en cualquier forma incorpore o suprima en fraude a la ley cualquier dato en los sistemas informáticos del transporte terrestre, será penado con privación de libertad de cuatro a ocho años.

La misma pena se le aplicará a quien, en conocimiento de tales hechos, obtenga y use los documentos a que se refiere este artículo emitidos en violación o fraude a la ley.

Artículo 226. En los casos de emisión de certificados de salud que omitan alguna incapacidad del examinado, dentro de los límites del reconocimiento pautado al efecto, tanto el facultativo como el solicitante del examen serán castigados con penas de privación de libertad de 6 a 8 años. La misma pena se le aplicará a quien solicite y obtenga un certificado de salud  a sabiendas de su  padecimiento de  afecciones graves, tal como la epilepsia, que pudiesen causar accidentes de tránsito, sin perjuicio de las demás sanciones aplicables  según el presente Capítulo.

Artículo 227. Quienes ilegítimamente se apoderen, sustraigan, cambien, alteren o utilicen material de cualquier naturaleza relacionado con el servicio de transporte, tales como licencias, placas de vehículos automotor, registro del parque automotor o  permisos en general; o que los  falsifique,  será penado con privación de libertad de cinco a diez años. La misma pena se le aplicará a quien, en conocimiento de tales hechos, obtenga y use la documentación o elementos a que se refiere el presente artículo.

Artículo 228.

CAPÍTULO IV

DEL PROCEDIMIENTO PENAL

Remisión al Código Orgánico Procesal Penal

Artículo 228. Todo procedimiento penal que se derive con ocasión de accidentes de tránsito terrestre, se desarrollará conforme a lo establecido en la Leyes que rigen la materia..

Autoridad Administrativa

Artículo 229. El Cuerpo Técnico de Vigilancia de Tránsito y Transporte Terrestre es la autoridad administrativa competente, con carácter de Policía de Investigación Penal, para practicar las diligencias conducentes a la determinación de los hechos punibles y a la identificación de sus autores y partícipes, con ocasión de los accidentes de tránsito terrestre donde resulten personas lesionadas y fallecidas, bajo la dirección del Ministerio Público.

Investigación técnica de los accidentes  de tránsito terrestre

Artículo  230. A los efectos de la investigación técnica de los accidentes de tránsito terrestre, el Cuerpo Técnico de Vigilancia de Tránsito y Transporte Terrestre creará y mantendrá los  laboratorios correspondientes, cuya organización, funcionamiento y seguridad serán determinados en el Reglamento de esta Ley.

De las competencias

Artículo 231. No puede relajarse por convenios, ni por ninguna otra forma administrativa o contractual las competencias señaladas en los artículos anteriores.

TITULO XIII

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Reglamento de la Ley

Artículo 232. El Reglamento ampliará el contenido de esta Ley  y mantendrá el espíritu, propósito y razón de la misma y contendrá todo lo relacionado con las definiciones, procedimientos requisitos, obligaciones clasificaciones, características técnicas, prohibiciones y las demás que sean necesarias para el cumplimiento de lo dispuesto en cuanto al transporte y tránsito terrestre se refiere, en concordancia con las normas y  leyes que rigen la materia.

Depósitos de vehículos

Artículo 233. Los vehículos u objetos que para la fecha de la promulgación de esta Ley se encuentren depositados en garajes o estacionamientos públicos o privados, por orden de autoridades del transporte y tránsito terrestre, quedan sometidos al procedimiento pautado en el Reglamento de esta Ley.

Términos o lapsos procesales

Artículo 234. Los términos o lapsos procesales que hubieren comenzado a correr antes de la vigencia de esta Ley, se regirán por la Ley derogada. Los lapsos procesales en curso que resulten ampliados por esta Ley, beneficiarán a las partes o al Tribunal en su caso.

Incentivos  del transporte terrestre

Artículo 235. En las leyes económicas correspondientes se establecerán los incentivos que beneficien el servicio de transporte terrestre.

Eliminación de estaciones recaudadora

Artículo 236. Las estaciones recaudadoras existentes en vías alternas sometidas a administración directa, deberán ser suprimidas en un plazo no mayor de 180 días continuos a partir de la entrada en vigencia de la presente Ley. A tal efecto, en los primeros 60 días del término referido, la gobernación respectiva debe presentar al Ministerio de Infraestructura el plano estatal de la vialidad explotada, a los fines de conocer y evaluar la existencia de la vialidad alterna.

Del lapso de adecuación a la permisología

Artículo 237. Las personas naturales y jurídicas dedicadas a la prestación del servicio de transporte terrestre, incluyendo sus servicios conexos, previsto en el Título IV, Capítulo III, en cuanto a la permisología respectivas, tendrán un plazo de adecuación de doce (12) meses a partir de la entrada en vigencia de esta Ley.

Artículo 238.  En el caso de las estaciones recaudadoras ya existentes, el agente ejecutivo regional tendrá un plazo no mayor de 180 días continuos para presentar un plan de acción en el cual se ajusten tales estaciones y tarifas de peajes a las normas y procedimientos dictados por  el Ministerio de Infraestructura.

Del lapso de adecuación de modalidad cinco puestos

Artículo 239. Las asociaciones civiles y cooperativas sin fines de lucro que presten el servicio de transporte público de pasajeros en la modalidad de cinco puestos, tienen un lapso de un año para adecuarse al mejoramiento del servicio con vehículos nuevos de igual capacidad y con una cilindrada mínima de 1600 centímetros cúbicos. Igualmente, en un lapso de seis años a partir de la entrada en vigencia de esta Ley, deberán adecuarse a la modalidad colectiva según lo establecido en el Reglamento de esta Ley y las normas COVENIN.

Conversión de las Asociaciones Civiles

Artículo 240. Las asociaciones civiles sin fines de lucro que prestan el servicio de transporte público de pasajeros en todas las modalidades, tendrán un lapso de un año a partir de la entrada en vigencia de la presente Ley para convertirse en asociaciones civiles con fines de lucro.

TITULO XIV

DISPOSICIONES FINALES

Vigencia de la Ley

Artículo 239. La presente Ley entrará en vigencia a los ciento ochenta (180) días después de la fecha de su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela.

Derogación de la Ley de Tránsito Terrestre

Artículo 240. Se deroga la Ley de Tránsito Terrestre publicada en la GACETA OFICIAL DE LA REPUBLICA DE VENEZUELA Nº 5.085 Extraordinario, de fecha 9 de agosto de 1996.

Derogación de las disposiciones legales

Artículo 241. Quedan derogadas todas las disposiciones legales que contraríen lo establecido en esta Ley.

Dada, firmada y sellada en el Palacio Federal Legislativo, sede de la Asamblea Nacional,  en Caracas a los ___ días del mes de __________ del año _______, ______ de la Independencia y _____ de la Federación.

Palacio de Miraflores en Caracas a los ___ días del mes de ___________ del año  ______

 

Atrás