- En Venezuela, Colombia y Ecuador -
Competencia desleal coreana
está arruinando la industria automotriz

De acuerdo a los análisis del comportamiento de los 3 mercados
la industria automotriz local podría desaparecer
por culpa de los importadores coreanos
En 2 años cuatro ensambladoras cerraron en Venezuela y Ecuador.

Por: Dexi Argüelles

        El anuncio de una posible aplicación de la cláusula de salvaguardia, contemplada en el Acuerdo de Cartagena, tendrá una fuerte repercusión en los mercados andinos, así como entre las ensambladoras de la región andina y especialmente sobre las venezolanas, que han venido respondiendo a la competencia de los importadores trayendo productos desde otros países, o bien de las plantas establecidas en las naciones que conforman la Comunidad Andina.

        Aunque no ha habido un pronunciamiento explícito sobre el asunto, la aplicación de la medida se debería a la competencia desleal desatada en su mayor parte por las marcas procedentes de Corea, algunas de las cuales han sido acusadas inclusive de “dumping”. A ello se ha sumado la caída de todos los mercados del área. Algunas de las consecuencias de la situación ha sido el cierre de plantas ensambladoras en Ecuador y Venezuela, el cese de operaciones de algunos autopartistas y la venta de grandes empresas a fuertes consorcios internacionales, cuyo poder de comercialización internacional  les permite esperar que los problemas locales sean solventados.

Autos Daewoo importados

        En Venezuela, de los 51 mil 766 automotores vendidos en lo que va de año, 18 mil 724 unidades corresponden a vehículos importados, de los cuales 4.841 (9.3%) vinieron de países de la subregión andina, y 14 mil 270 son de diferentes nacionalidades.

Taxis Daewoo importados        Si bien una posible restricción a las importaciones – quedando claro que no será una prohibición -  traería dificultades a las marcas que no cuentan con plantas en los países del área andina, las ensambladoras establecidas en Venezuela, que en este momento son las que mantienen el mayor volumen de ventas en la subregión, no saldrán ilesas de esta acción. La ensambladora que más se apoya en las importaciones es Toyota cuyas ventas, en lo que va del año 2000, han dependido 32% de productos foráneos, correspondiendo 14.7% a vehículos ensamblados en la subregión. A esta empresa  sigue Mack que de 220 unidades vendidas, 31.3% corresponden a camiones importados. También Iveco tiene una alta dependencia de los importados, pues sus modelos extranjeros representan 22.4% de sus ventas.
Silvano Gelleni y Enmanuel Cassingena, presidentes de Duncan y Ford Motor Andina respectivemente.
        General Motors (Chevrolet), DaimlerChrysler (Chrysler, Jeep, Dodge, Mercedes-Benz y Freightliner) y MMC Automotriz (Hyundai y Mitsubishi) registran en su total de ventas entre 17.6% y 19% de productos importados, aunque la mitad de las importaciones de GM provienen de Colombia y Ecuador.

        La menos afectada por una posible medida de salvaguardia será Ford que revela en sus índices apenas 4.7% de importaciones, mientras que sus exportaciones a las naciones andinas se ubican en 1.098 unidades en lo que va del 2000.
 
        La situación de Honda cambiará al término de los próximos tres meses, pues ya sus voceros anunciaron que solo mantendrán el ensamblaje en Venezuela hasta el mes de septiembre, y a partir de octubre la marca continuará con su presencia en el país a través de sus importaciones, es decir que de 100% de producción nacional pasará a 100% importados, adoptando una política similar a la que Fiat aplica desde mediados de 1999.

        Las cifras de venta en el mercado colombiano indican una tendencia al crecimiento en la penetración de los importados, que 1999 llegaron a 24 mil 489 unidades, cuando el total de ventas se ubicó en 53.437 vehículos vendidos, lo que significa que los modelos importados tuvieron una participación de 46%.

Delegación de Ecuador en la CAN        La situación de operación de las ensambladoras ha sido aún más dramática en Ecuador. Durante casi dos años Aymesa estuvo paralizada y actualmente trabaja en el ajuste de su planta industrial para comenzar a ensamblar un modelo Lada a finales del 2000, y otros más a partir del 2001. Fiat, Peugeot y Mitsubisihi no renovaron el contrato con Coenansa, lo que significó la paralización de este centro productivo. En 1999 se ensamblaron en Ecuador 9.764 unidades y se importaron 4.183 unidades, lo que representa 30% del total, sin que haya un registro total de las importaciones.

        La propuesta del Comité Automotor Andino, de solicitar la salvaguardia para la industria automotriz subregional, fue motorizada principalmente por Colombia y Venezuela, pues un estudio realizado por una fundación alemana, puso en evidencia que de mantenerse las condiciones actuales la industria no podría mantenerse activa por mucho tiempo y continuaría el cierre de empresas, tanto autopartistas como ensambladoras, tal como ya ocurrió con empresas que operaban en los tres países de la Comunidad Andina.
 
 

VENTAS ACUMULADAS POR MARCA, ENERO – MAYO 2000
(Mercado venezolano - %  por origen)


MARCAS IMPORTADAS DE TERCEROS PAISES
(ventas enero – mayo 2000 - Venezuela)
Marca
Unidades
Fiat
2.618
Nissan
689
Mercedes-Benz
324
Dodge
261
Seat 
195
Alfa Romeo
156
BMW
34
Freightliner
24
Scania
23
International
19
Land Rover
15
Otras marcas (*)
6.066
(*) Estimado. Se desconocen cifras de ventas en Venezuela
de Daewoo, Subaru, Dacia, Aro y otras marcas.
 
 

VENTAS ENERO – MAYO 2000
(Venezuela – % por origen)

 
 

PRODUCCION E IMPORTACIÓN DE VEHICULOS
(Colombia y Ecuador) y ensambladora (Enero - abril 2000)

CCA.  Ensambla modelos de Mazda y Mitsubishi
Colmotores Produce vehículos Chevrolet para General Motors
Sofasa Ensambla varios modelos de las marcas Renault y Toyota

 
 
Aymesa Dejó de producir para GM y comenzará a ensamblar productos Lada a fines de año
Omnibus BB ensambla para GM  modelos Suzuki y Chevrolet
Coenansa dejó de producir para Fiat, Mitsubishi y Peugeot
Maresa produce el Mazda 323

Atrás