Aprender a conducir consiste
en aprender a evitar los errores

Gerhard Berger *

 
          En esta oportunidad quiero que recuerde que al conducir fuera de la ciudad hay menos cosas que distraen nuestra atención, pero en contrapartida, conducimos a mucha mas velocidad.

          Cuando circulamos a altas velocidades, hemos de tener en cuenta algunos puntos en materia de conducción que apenas tienen importancia en la ciudad.

          Por ejemplo, es fundamental para nuestra seguridad lo que los expertos denominan “coeficiente de roce”. Los pilotos de competencia llaman “grip”, y los legos posiblemente se refieran a ello como “adherencia”. En cualquier caso, como conductor no debo olvidar jamás que tengo que leer la carretera ¿En que estado esta el pavimento?

          Precisamente en medio del campo, hay que contar siempre con la posibilidad de que un tractor haya dejado barro o arena sobre el pavimento. O con que, al tomar una curva, pasemos de sol a sombra, y que el pavimento, hasta ahora seco, esté de repente húmedo o mojado y resbaladizo.

          Segundos de sobresalto, descarga de adrenalina ¿ Que hago si el carro ahora tiende subvirar, es decir, si avanza en línea recta sobre las ruedas delanteras?

          En este caso los instructores de la escuela de entrenamiento de BMW aconsejan reducir la velocidad de manera selectiva, y no maniobrar sino fijar la vista en el interior de la curva. No hay que reducir bruscamente porque eso haría que el vehículo pasara inmediatamente de subvirar a sobrevirar, y la zaga del vehículo sufriría daños.

          Reaccionar en una fracción de segundo puede ser decisivo: a 100 kilómetros por hora, un auto recorre unos 14 metros en medio segundo. Reaccionar 14 metros antes o 14 metros después puede ser determinante. En verdad puede significar la diferencia que todo quede en una descarga de adrenalina o que haya que añadir daños en la carrocería.

Leer la carretera

          Incluye también percibir lo que sucede junto a ella. A veces aparece un obstáculo ante el cual es imposible frenar: Por ejemplo un tractor que se incorpora de repente a la vía principal desde un camino vecinal, o un ciclista que se desvía de su trayectoria. Cuando surjan estas situaciones no se asuste, hágase a un lado, ruede por la franja de separación de carriles y, si hace falta, échese a la cuneta si ésta no es muy profunda pero vaya siempre con cuidado, no haga jamás movimientos bruscos.

          Adelantar puede ser otra situación crítica cuando se circula por carretera. Hay que actuar siempre de manera que se pueda detener el vehículo dentro del espacio que abarca el propio campo visual. Pero, a menudo, la realidad es bien diferente. Seguro que usted también conoce a los típicos vivos que saltan del carril de 60 kilómetros a cada momento para adelantar a otro auto. Tengo que reconocer que antes yo era un verdadero aficionado a esta práctica, pero con el tiempo me he dado cuenta de que no reporta (casi) nada, salvo mucha tensión para mí mismo y, sobre todo, para los demás. Así que es mejor abstenerse.

          Pasemos a un capítulo que me interesa mucho como antiguo piloto de motos: ¡por favor, respeten a nuestros amigos del gremio de las dos ruedas! Son más pequeños y, sobre todo, están más desprotegidos que nosotros a bordo de nuestros carros, camionetas o utilitarios.

          Sin embargo, necesitan más espacio para maniobrar y esquivar. ¡Hay que comportarse con compañerismo y consideración recíproca! Otra cosa: no tenga miedo de frenar enérgicamente y maniobrar al mismo tiempo en una situación crítica. Hoy en día, no todos pero cada vez mas vehículos tienen ABS, las ruedas ya no se bloquean, lo que significa que, aunque frene del todo, aún puede maniobrar y, de este modo, evitar un obstáculo. En el entrenamiento para conductores que organiza BMW aprenderá todo esto y mucho más. Créame: las horas de clase con el profesor de la autoescuela y las prácticas que se hacen a solas no brindan el aprendizaje suficiente.

          La mayoría de las veces se sigue el sistema de ensayo y error. Pero es mejor aprender a evitar los errores. En nuestro entrenamiento para conductores tiene a su disposición a un grupo de expertos instructores que le aconsejarán sobre el modo correcto de hacer las cosas. Sólo tiene que pasarse unos días con nosotros y echar un buen vistazo.

* Gerhard Berger es ex- piloto de fórmula1, actual director
de la Autoescuela Berger y co-director deportivo de BMW

 08 de octubre de 2001
Atrás