- desde las micromachines hasta los mas lujosos -
Vehículos para cada mercado

Por: Dexi Argüelles

        La consigna es una sola en todo el mundo: los nuevos modelos, por pequeños que sean, deben ser cómodos, lujosos y ecológicos.

        Las nuevas generaciones están escogiendo cada vez los subcompactos como  medio de transporte en esa eterna batalla por la movilidad individual, renunciar al automóvil, para depender solo del transporte público al parecer no es tan sencillo.

        Desde el punto de vista del mercado automovilístico, el mundo se divide en tres grandes bloques: Estados Unidos, un solo país; Europa, que incluye cinco países como fuertes productores; y Asia (con sus polos industriales principales en Japón y Corea).
 
Ford Explorer         Estados Unidos es la nación con el mayor número de vehículos en uso, totalizando un total aproximado de 210 millones de unidades, lo que significa que de uno de cada tres vehículos existentes en el mundo circula por alguna de las calles o avenidas de un pueblo o ciudad norteamericana.

        Representa la nación norteña un especie de “Dorado” para la industria, como bien lo señaló alguna vez un ejecutivo de Volkswagen, refiriéndose a la ausencia de algunas marcas en el mercado estadounidense, “la empresa que no tenga presencia comercial en Estados Unidos es como si no existiera”, expresión un tanto exagerada pero ilustrativa de la importancia de ese mercado. La oferta allí podría considerarse la más variada del mundo, pero aunque el mundo marcha hacia vehículos cada vez mas pequeños, los norteamericanos cuando compran un auto de reducidas dimensiones se refieren con frecuencia a un modelo del segmento medio, es decir un auto que dista mucho de ser considerado compacto o subcompacto. Atrás quedaron los llamados “trasatlánticos”, pero aún el mercado no da cabida a los pequeños modelos, quizás porque sus avenidas son lo suficientemente amplias para soportar cómodamente la presencia de millones de unidades. Cuando se produce una cola, lo usual es circular en ella a una velocidad que oscila entre los 80 y los 100 kilómetros por hora. Por ahora los autos pequeños tendrán que buscar otras rutas.

Renault Twingo 2        En Europa, cinco países, Italia, Alemania, Inglaterra, Francia y Bélgica, en ese mismo orden registran el mayor parque automotor, pero sus productos registran una gama tan variada que va desde los autos que pueden conducirse sin licencia hasta los grandes autos de lujo como los Rolls-Royce pasando por los compactos de Opel, Renault, Volkswagen, Fiat y otros.
 
        Ya desde la década de los 30 y 40, las restricciones económicas hicieron que los europeos aceptaran de buena gana los pequeños modelos, como el 2 CV de Citroen, el Escarabajo de Volkswagen, el Topolino de Fiat, el Mini de Rover, que entre otros fueron abriendo caminos para los ecológicos de hoy.
 
Opel Astra         La “fiebre” ecológica y el sentido de conservación de los europeos han impulsado a los fabricantes de vehículos a encauzar sus esfuerzos en la concepción de modelos menos contaminantes, más pequeños y en muchos casos capaces de utilizar energías alternativas.

        Con sus diseños de vanguardia y su propuesta de vehículos más compactos, que no pierden su atractivo y elegancia, Renault estableció una nueva pauta en la concepción de los vehículos monovolumen, hoy más que nunca de moda y presentes en muchas marcas europeas. La idea de los diseñadores es ofrecer las mismas ventajas y comodidades de los modelos convencionales en vehículos más pequeños capaces de rodar con poco combustible pero tan cómodos y lujosos como sus antecesores.
 
        El Volkswagen Lupo, ya gozando de buena aceptación, y el Smart, que aun lucha por imponerse, son dos ejemplos de los nuevos compactos. Mientras que el Ford Focus representa la nueva generación americano-europea de los hatchback, y el Renault Avantime expresa la sofisticada tecnología que acompaña los vehículos que tendremos en este nuevo siglo. Volkswagen Lupo
 
Smart         Las pequeñas cilindradas captan la mayor parte de las ventas en Europa, y todas las marcas tienen modelos para ofrecer en este segmento, que muchos analistas estiman continuará en ascenso, aunque los conductores europeos sigan soñando con acelerar hasta los 250 km./h en una autopista alemana.

        Japón es el segundo país mayor productor de vehículos en el mundo, precedido por Estados Unidos, y su parque automotor se estima en 70 millones 818 mil unidades. De acuerdo con las estadísticas en Japón hay 400 autos de pasajeros por cada mil habitantes, es decir un carro por cada 2,5 personas. El promedio de edad de los vehículos es de 5.33 años, sin embargo el lapso de vida es mayor pues se estima que desde que se compra un vehículo hasta que se desecha transcurren aproximadamente 9. 4 años.

        En Japón el tamaño del motor es el criterio que predomina para dividir el mercado en las distintas categorías. La cilindrada del motor que supera los 2.000 cc. corresponde a los autos standard, para que un autos sea calificado como pequeño su motor debe tener un desplazamiento que va desde los 661 cc. hasta los 2.000 cc. y los denominados minicar son los impulsados por motores de 660 cc. o menos.
Subaru Elten Custom - Concept
Una de las características del mercado nipón es la alta participación que tienen los modelos pequeños y los minicar, ambos segmentos suman un 80% de las ventas, correspondiendo la mayor porción a las carros pequeños con una participación del 58%. Esto se debe principalmente a la estrechez de las calles y a la escasez de espacios para estacionar, a lo cual se suman las preferencias en la aplicación de impuestos y la economía en el consumo de combustible.

        Los autos importados son aun considerados por los japoneses como ridículos. Acostumbrados que los autos japoneses deben ser pequeños, prácticos y perfectos, la gente ve los autos extranjeros como dragones en enormes carrozas aladas, quizás ello se deba a que el 70% de las ventas de los importados correspondes a modelos con motores con un desplazamiento superior a los 2000 cc. Pero los japoneses deberán cambiar su percepción, pues las estrategias están cambiando, y los fabricantes de vehículos han comenzado a colocar sus compactos en el mercado nipón.

Mazda NeospaceMazda Neospace

        No por pequeños los modelos comercializados en Japón están restringidos. La oferta se amplia cada vez más y la más reciente innovación son los modelos RV (vehículos recreativos) tales como mini vans, stations wagons y los utilitarios (SUV), pese a que lograron una participación de hasta un 50% del mercado en 1998, se espera que sus ventas vayan declinando.

        Los parámetros básicos de los vehículos es que en lo adelante tendrán que ser seguros y de un gran desempeño, sea cual sea el mercado al que estén destinados.

Atrás