- Pruebas de la Euro NCAP-
Autos pequeños mejoran en seguridad

En las pruebas de choques frontales y laterales, realizadas
en Europa por el organismo adscrito a la Unión Europea,
siete de los 20 “City Cars” probados obtuvieron cuatro estrellas.

Por: Dexi Argüelles

           París. Especial .- Recientemente el Euro NCAP presentó los resultados de su más reciente prueba de choque, en la cual evaluó los modelos Peugeot 206, Renault Clio, Skoda Octavia, Toyota Yaris, Volkswagen Polo, Daewoo Matiz, Daihatsu Sirion, Ford Fiesta, Ford Ka, Seat Ibiza, Citroën Saxo, Fiat Seicento y Nissan Micra.

Max Mosley, presidente de la junta directiva del Euro NCAP            Max Mosley, presidente de la junta directiva del Euro NCAP y de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), al hacer la presentación de los resultados obtenidos destacó el hecho de que por primera vez varios vehículos del mismo segmento se hagan acreedores a cuatro estrellas, la máxima distinción que otorga el organismo, poniendo de relieve los avances logrados por la industria en materia de seguridad.

           Durante el evento, que tuvo como escenario una de las salas y la plaza de La Défense, intervino el Ministro de Transporte de Francia, quien expresó la preocupación del gobierno francés por la seguridad vial, al tiempo que insistió en la importancia de la toma de conciencia por parte de los conductores, pues de acuerdo con un reciente estudio de ese despacho, 80% de los ciudadanos de ese país no utilizan el cinturón de seguridad.

           Desde que, en 1997, se creo el Programa Europeo NCAP -European New Car Assessment Programme- uno de sus principales objetivos ha sido el suministro de información confiable para los consumidores, sobre los aspectos de seguridad en los automóviles. El Euro NCAP adquirió anónimamente varias unidades clasificadas dentro del segmento de los automóviles pequeños, llamados también “City cars”, entre los cuales figuran los 10 más vendidos. Cada uno de los modelos comprados se sometió a pruebas de choque frontal contra una barrera deformable a una velocidad de 64 km./h, al igual que a los impactos laterales a una velocidad de 48 km./h.

           Antes de dar inicio a las pruebas, los diferentes equipos se conectan a los maniquíes que simulan a los ocupantes del vehículo, los datos grabados y las observaciones de los expertos que trabajan en los crash-test, se utilizan para medir los riesgos de sufrir heridas, la intensidad de las mismas y se evalúan las probabilidades de perder la vida, no solo del conductor sino de sus acompañantes. Así mismo se miden la gravedad de las heridas sufridas y las consecuencias que el impacto deja en el vehículo, es decir si se desplazó el asiento, se deformó el habitáculo, si se abren o no las puertas, y otros importantes indicadores.

Ford Fiesta durante prueba de choque frontal            Las pruebas en relación a la protección de los peatones indican que aún estos autos son muy peligrosos cuando de un arrollamiento se trata, no obstante Mosley mostró un gran entusiasmo al anunciar que por primera vez uno de los tantos autos probados obtuvo tres estrellas, se trata del Daihatsu Sirion. Para los test con los peatones se simula inclusive el incendio de algunas piezas bajo el capot para reproducir accidentes a 40 km./h que involucran a niños y adultos.

           Para Mosley, los fabricantes están demostrando que pueden producir autos cada vez más seguros, como de hecho lo están haciendo según se desprende de las últimas pruebas realizadas.

           Pese a los avances logrados en cuanto a seguridad y educación vial, los accidentes de tránsito en Europa aún cuestan muchas vidas. Según cifras suministradas por el organismo europeo, anualmente perecen alrededor de 25 mil ocupantes de vehículos involucrados en accidentes de tránsito, y cerca de un millón de personas resultan heridas. A esta escalofriante cifra hay que sumar los 8 mil peatones que mueren tras el impacto con un vehículo.

           Para realizar el test los ingenieros colocan en el asiento del conductor un muñeco, llamado Hybrid III, que tiene la conformación del cuerpo de un hombre con medidas y peso promedio, y en el puesto del acompañante se sienta otro muñeco igualmente equipado, o se monta la silla para niños recomendada por el fabricante del automotor, que es ocupada por Pinocchio, un muñeco con las dimensiones de un bebe de 18 meses de edad. Ambos están compuestos por piezas parecidas a las del cuerpo humano, las cuales adicionalmente están cubiertas con una pintura especial que permite ver el lugar exacto donde reciben el golpe, cuya intensidad es registrada en los equipos electrónicos que le han sido conectados.

           Antes de iniciar las pruebas se chequea la correcta ubicación de los muñecos, se revisa el asiento para niños. El tanque de la gasolina es vaciado y rellenado con agua. Se conectan todos los sensores al equipo que está en la maleta del carro. Se inicia el desplazamiento hacia la barrera a 64 km./h. El impacto es grabado utilizando los sensores electrónicos y mediante cámaras de video. Una vez que se detiene y se desinfla el airbag, la pregunta brota a una misma voz: ¿cuáles han sido las consecuencias?. De los hierros retorcidos se rescatan los muñecos. Los restos de pintura en la cara, en las rodillas y otras partes del cuerpo revelaran su contacto con las distintas áreas del automóvil.

Renault Clio            De acuerdo con los resultados obtenidos, los modelos Renault Clio, Peugeot 206, Skoda Fabia, Toyota Yaris, Volkswagen Polo y Volkswagen Lupo son los que mejor protección ofrecen, tanto al conductor como al pasajero, en los choques frontales, aunque algunos mostraron deficiencias en la protección del tórax del conductor en caso de un impacto lateral.

           Los resultados demostraron las cualidades de la cabina de estos modelos, tanto en el impacto frontal como en el lateral, aunque no pudieron superar las exigencias para la protección de los peatones. En este aspecto el ganador fue el Daihatsu Sirion, el único modelo que marcó un hito al convertirse en el primer modelo en ofrecer niveles de protección a los peatones que lo hicieron acreedor a tres estrellas en este renglón.

           Entre los autos sometidos al exigente examen casi todos estaban equipados con airbags frontales, con excepción del Seat Ibiza y el Fiat Seicento que se ubican entre los modelos más inseguros.

Toyota Yaris            Para las pruebas de choque (crash test) que hace el Euro NCAP se simulan las situaciones más comunes que provocan serias y fatales consecuencias. Ellos no pueden reproducir cada tipo de choque, pero los autos que salen bien librados en estas pruebas ofrecen suficiente protección en una gran variedad de accidentes.

           John Berry, administrador principal de la Comisión Europea para el Transporte de la UE, afirmó que el éxito del Euro NCAP ha sido el catalizador para las importantes mejoras que ha introducido la industria en los autos modernos, haciéndolos cada vez más seguros.

           La evaluación dejó en evidencia la enorme diferencia entre los mejores y los peores, y las fallas relacionadas con las especificaciones de los asientos utilizados para el transporte de los niños en los automóviles.

           Tres de los modelos de este segmento que se comercializan en Venezuela obtuvieron tres estrellas, éstos son el Corsa, el Fiesta y el Matiz, al igual que el Sirion de Daihatsu, el Ford Ka, el Honda Logo, el Hyundai Atos, y MCC Smart. La tercera estrella del Ibiza fue tachada por fallas graves. La más baja evaluación – dos estrellas – fue para los modelos Citroën Saxo, Lancia Ypsilon, Nissan Micra y Fiat Seicento, con una de las estrellas atravesada por una barra.

Los resultados

Peugeot 206

           En general el 206 protege bien a los ocupantes adultos y a los niños, aunque los infantes de mayor edad corren el riesgo de sufrir heridas en el cuello. Los especialistas consideraron que el cinturón de seguridad en el asiento central trasero de dos puntos podría hacer que el pasajero sufriera severas lesiones en la espina dorsal y en el abdomen. En el impacto lateral se registró un bajo riesgo de sufrir lesiones. El modelo probado es el 206 1.3 XR, tres puertas, equipado con doble airbag frontal, cinturones de seguridad delanteros pretensados con limitadores de tensión.

Renault Clio

           En el rediseño del Renault Clio se tomaron en cuenta aspectos relacionados con la seguridad, y el resultado muestra una buena protección en un choque frontal, con un excepcional comportamiento en los impactos laterales, considerando que no tiene airbags laterales, por lo cual es tomado en cuenta como el mejor de su grupo en este aspecto. También los niños gozan de mayor protección con los asientos fabricados a la media para Renault. El modelo probado es el Renault Clio 1.2 RTE, 3 puertas hatchback, equipado con doble airbags adelante, y cinturones de seguridad pretensados con limitadores de tensión adelante y con limitadores de presión atrás.

Toyota Yaris

           El Yaris es el más seguro y fuerte de los autos pequeños probados, proporcionando una excepcional protección al conductor, aun cuando no cuenta con airbags laterales. Los especialistas criticaron que la empresa no recomiende ningún asiento para los niños, no obstante siguiendo sus recomendaciones se comprobó que el mecanismo para fijar el asiento es seguro, pero al colocarse el asiento de frente, en un choque frontal el cuello del niño no estará protegido. El modelo sometido a prueba es el Yaris 1.0, 3 puertas hatchback, equipado con dos airbags en los asientos delanteros, y cinturones de seguridad pretensados con limitadores de tensión en los puestos de adelante.

Daewoo Matiz

           El Matiz, pese a que mantiene la cabina en aceptables condiciones y a la presencia del airbag, el volante golpea el pecho del conductor, quien está expuesto a sufrir heridas serias. La dura estructura debajo del tablero son nocivas para las piernas del conductor, mientras que la reacción del pedal del freno provoca heridas en el pie. Los niveles de seguridad para los niños fueron decepcionantes según los especialistas, pues los asientos no cuentan con fijadores adecuados. El modelo probado es el Matiz SE, 5 puertas hatchback, equipado con airbags para el conductor y el acompañante delantero, cinturones de seguridad pretensados adelante y dirección asistida.

Ford Fiesta

           Si bien el Ford Fiesta cambió desde que fuera probado por primera vez en 1997, su niveles de seguridad se incrementaron solo un poco. Se le otorgaron tres estrellas , debido a que su comportamiento en el choque frontal fue calificado como débil, aunque mejoró en la prueba de impacto lateral. Los sujetadores del niño de 18 meses trabajaron razonablemente bien, pero el del infante de tres años tuvo limitaciones. El modelo probado es el Ford Fiesta con motor 1.2 litros, tres puertas hatchback, equipado con airbag para el conductor, cinturones de seguridad frontales pretensados y una malla que mantiene el equipaje en su lugar.

Seat Ibiza

           En vista de que la versión probada del Seat Ibiza no tiene airbag, el conductor estrella su cabeza contra el volante, por lo cual se corre el riesgo de sufrir contusiones cerebrales, hecho que convenció a los inspectores de tacharle la última de sus tres estrellas. Los niños se mantuvieron en sus asientos, pero el menor pegó la cabeza contra el pillar central en el choque lateral, mientras que el infante de tres años contó con un asiento recomendado por el fabricante del vehículo que se comportó bien durante el impacto frontal, pero no pudo contener la cabeza del niño durante el choque lateral. El vehículo es el Seat Ibiza 1.4 litros, tres puertas hatchback, que lleva como accesorio de seguridad estándar solo los cinturones de seguridad pretensados adelante.

Atrás