- En Gaceta -
Exoneración del IVA para vehículos 
de transporte público

  • Listo programa del vehículo gubernamental

  • Continúan discusiones con Colombia sobre el vehículo popular andino

  • El gobierno pone todo su empeño en invocar la cláusula de salvaguardia

Dexi Argüelles

 
           Tras una reunión en la que se hizo una revisión de todos los planteamientos que ha venido haciendo la industria automotriz venezolana, el gobierno nacional anunció la publicación en Gaceta Oficial de la resolución mediante la cual se exonera del pago del Impuesto al Valor Agregado, IVA, a los vehículos destinados al transporte público, es decir taxis y autobuses, ensamblados localmente.

           En el encuentro participaron el Presidente Hugo Chávez, el Ministro de Producción y Comercio Ramón Rosales, así como altos directivos de la Cámara Venezolana de la Industria Automotriz, CAVENEZ, del gremio de los autopartistas representados en FAVENPA, y ejecutivos de las distintas ensambladoras.

           En esta oportunidad la reunión se inició con una revisión de todos los puntos planteados por el sector automotor. Rosales y Chávez informaron que el nuevo régimen aduanero está ya aprobado, y que tan solo faltaría hacer una revisión general – hecha esa misma tarde - con las autoridades del Seniat, y de allí deberá ser pasado a revisión final y se estima que estará en Gaceta el próximo viernes.

           Por otra parte se pudo conocer que el decreto para la creación del programa del transporte público y del vehículo oficial está listo, y se adelantó su publicación en Gaceta para hoy mismo – miércoles 2 de octubre -. Mediante estos programas el gobierno libera a las unidades de ensamblaje nacional destinadas al uso de transporte público del pago del IVA, y se compromete a impulsar la adquisición de vehículos ensamblados en Venezuela por parte de los organismos gubernamentales. Así mismo, con el vehículo oficial lo que se propone es que las unidades de transporte que adquieran los entes nacionales sean exoneradas del pago del IVA, siempre y cuando esos organismos compren unidades de ensamblaje nacional. La exoneración del pago del IVA se aplica a todo tipo de vehículo que compre cualquier ente del estado, por lo cual no se define ninguna tipología en particular, como es el caso de los familiares o del camión utilitario. El compromiso básico de la industria es cumplir con un mínimo de incorporación de autopartes nacionales para poder participar en el programa. De esa manera, el gobierno espera que disminuyan los egresos de los entes gubernamentales en la compra de vehículos, y por otro lado lo ve como un mecanismo que va a incentivar en el sector oficial la adquisición de vehículos de producción nacional, lo que a su vez se incluye a los automotores dentro del decreto de compras nacionales.

           En el intercambio entre los diferentes sectores representados en esta reunión, se habló sobre el desarrollo de las negociaciones del carro familiar andino, lo cual ha sido un tema de gran importancia para las ensambladoras de la Comunidad Andina de Naciones, CAN. Al respecto, Ramón Rosales informó que había estado en conversaciones con su homólogo colombiano, y tendrán una nueva reunión a los fines de adelantar la firma de ese convenio, lo cual sería positivo para la industria. Se espera que ese convenio esté listo antes de que termine el año, pero se sabe que habrá que esperar un poco, pues Colombia tendrán que hacer modificaciones a su legislación, lo que significa que la propuesta tendrá que ser pasada a consideración del congreso de ese país.

           Durante el intercambio, Chávez manifestó estar dispuesto a poner un freno a las importaciones de vehículos, y exhortó a Rosales a actuar más rápidamente. Sobre el particular el Ministro dijo que han estudiado varios mecanismos, pero que además ya se ha completado un listado que permitirá comenzar a aplicar un régimen de bandas en los precios de referencia, que será puesto en práctica rápidamente.

           Manifestó Rosales que están dispuestos a agotar todas las instancias para poder invocar la cláusula de salvaguardia para proteger la industria, lo cual aunque luce un poco difícil, tanto el Presidente como el Ministro están dispuestos a hacer todo lo que sea necesario para disminuir las importaciones y poder invocar la cláusula de salvaguardia. 

           Sobre este último punto vale destacar que la exoneración del pago del IVA a los vehículos transporte público, representa un duro golpe para los importadores, pues 40% de las importaciones son unidades destinadas al servicio de taxi que ya no tendrán ese incentivo. Entre tanto la industria automotriz nacional está implementando estrategias para mejorar su competitividad y apuntalar su posibilidades de crecimiento tanto en el mercado interno como en el andino.

¿Qué le pareció
el contenido
de este artículo?

Excelente
Bueno
Regular
Deficiente


 02 de octubre de 2002
Atrás