Explorer:

Mitos, exageraciones y conclusiones

  • En este articulo el lector podrá objetivamente conocer los mitos y exageraciones que se han tejido en torno al modelo Explorer de Ford
     
  • La semana pasada finalmente se aclaró a nivel mundial, luego de muchas investigaciones y reuniones con expertos, que los accidentes ocurridos en Venezuela, así como aquellos protagonizados en algunos estados del sur de los Estados Unidos se debieron al desprendimiento de la banda de rodamiento del caucho Firestone ATX ATX II y Wilderness

Por: Dexi Argüelles y José Jacobi 


            Desde que se inició la cadena de accidentes, muchos opinaban que la razón que desencadenaba el terrible suceso, donde murieron algunas personas, estaba en el desprendimiento de la banda de rodamiento del caucho Firestone. Sin embargo otros pensaron que la culpa la tenía el vehículo y comenzaron a circular distintas versiones sobre ello. Entre ellas se habló de las "modificaciones" que se estaban haciendo en la suspensión de la camioneta.

            He aquí solo algunas, y los argumentos que echan por tierra estas suposiciones que muchas personas oyeron de amigos o de otros automovilistas que asimismo las habían escuchado de otras fuentes. 

1- En Canadá se prohibió la venta de Explorer.

            La afirmación es falsa, pues luego de ver las estadísticas, Ford mantiene su posición en el segmento de los SUV con ventas que representan entre el 40 y 60 % de las ventas en Canadá entre 1996 y el año 2000. Esto esta demostrado por las cifras que suministró la Asociación Canadiense de Fabricantes de Vehículos.

2.- La Explorer tiene una alta incidencia en los accidentes.

            No hay cifras confiables en Venezuela que permitan demostrar la veracidad o falsedad de tal afirmación en el comportamiento del vehículo. Sin embargo las estadísticas que se manejan en Estados Unidos (NHTSA), donde ruedan alrededor de 3.5 millones de Explorer, muestran a la Explorer como el segundo modelo con menor incidencia en los accidentes y como el tercero que menos se vuelca. 

3.- El transfer se activa repentinamente y tranca las ruedas, inclusive en la 4x2 

            Si en plena marcha el sistema de control del transfer fallara gravemente (que muy difícilmente ocurre), y activara el sistema 4 x 4 Low (mocha), sucedería lo mismo que si viajando a 120 km./h de pronto metiéramos la primera, es decir que se sobrerevolucionaría el motor y se causarían daños irreparables en la maquina, lo cual no ha quedado evidenciado en las unidades inspeccionadas tras los accidentes. Si un modelo es tracción 4x2, obviamente carece de transfer.

4.- El ABS se activa y bloquea las ruedas

            Tal como lo explicamos más abajo, el sistema ABS no bloquea las ruedas, pues su función es exactamente lo contrario, evitar que las ruedas se tranquen en caso de una frenada de emergencia. La unidad hidráulica del sistema ABS está compuesta por un sistema de válvulas que normalmente están abiertas, por lo que si se presentara alguna falla en el sistema de control electrónico, esas válvulas que están abiertas permitirán el flujo de la liga de frenos. El ABS es un sistema de asistencia o ayuda que solo funciona cuando es requerido.

5.- A la Explorer del 2000 se le agregó una barra estabilizadora

            Esta es quizás la hipótesis más difundida, pero también la que carece de menos argumentos, pues todas las Explorer que se han ensamblado en Venezuela desde 1996 hasta ahora siempre han tenido dos barras estabilizadoras instaladas. Algunos han echado a rodar semejante versión después que han llevado su Explorer al concesionario, donde como en cualquier rutina de mantenimiento, le han cambiado el amortiguador, para lo cual ha sido necesario colocar una chapa de metal de 5 mm en el hueco donde encaja el amortiguador, pues éste cambió y es ahora más duro por lo que se agregaron esas dos piezas que lo agarran mejor, y no afectan o inciden en lo absoluto en la barra estabilizadora trasera. Esas dos chapas fueron las que dieron origen a la especulación de que se había montado una barra estabilizadora. 
 

6.- Ford ordenó que se abrieran huecos a los discos de los frenos traseros, para que se ventilen pues es el calor que generan hace que se derrita la goma de los cauchos

            Nada más lejos de la realidad, pues no se pueden alterar de manera tan alegre las características de los discos de los frenos, lo cuales obedecen a requerimientos técnicos específicos; y ningún disco puede generar tanto calor como para derretir la goma de los cauchos. 
 

7.- El eje trasero del vehículo se desplaza hacia un lado

            En los casos investigados no hay ninguna evidencia de que tal cosa haya sucedido, pues si el eje trasero se fuera hacia un lado, se dañaría definitivamente el sistema de sujeción y fijación. El eje trasero está fijado con un pin retenedor, en cada extremo, a las bases de las ballestas y sujeto a las mismas por medio de tornillos U y tuercas de seguridad; y las ballestas están fijadas al chasis por medio de tornillos y tuercas de seguridad. Solo basta con imaginarse como quedarían todos estos mecanismos si realmente el eje trasero se desplazara hacia un lado.


            Consultados los técnicos de Ford sobre las causas de los accidentes, fueron contundentes al señalar, con toda responsabilidad, que en todos los accidentes investigados el factor común es el desprendimiento de la banda de rodamiento de uno de los cauchos, pero que no son ellos los llamados a dar una respuesta, sino que es el fabricante de cauchos el indicado para explicar el problema. 

Dexi Argüelles con Enmanuel Cassingena, presidente de Ford Andina            Las investigaciones también han dejado claro que en la Explorer no han conseguido alguna falla que pueda provocar el desprendimiento de la banda de rodamiento, pues no se repite el problema en la misma rueda, sino que igual han explotado cauchos adelante o atrás, a la izquierda o a la derecha. 

            Algunos propietarios de Ford Explorer han sentido que su inversión se ha visto afectada, no obstante es necesario tomar las cosas con calma, si se revisan los avisos publicitarios de las ventas de vehículos usados podrán observar que se venden por igual camionetas de todas las marcas y de todos los años. Es primordial acudir al cambio de los neumáticos, y entre tanto tomar precauciones. Desafortunadamente en Venezuela conducimos con exceso de velocidad, y este es un factor que está presente en muchos de los accidentes de tránsito.

Garry Crigger            Por otra parte los accidentes debido a fallas en los cauchos no han ocurrido solo con la Ford Explorer, sino también con modelos de otras marcas, por lo cual en Estados Unidos la semana pasada Garry Crigger, vicepresidente de Bridgestone - Firestone en una rueda de prensa hizo un urgente llamado al reemplazo de todos los modelos equipados con neumáticos ATX, ATX II y Wilderness de la marca Firestone, incluyendo los SUV de Chevrolet y otras marcas de General Motors, los Toyota, Mazda y distintas marcas equipados con esos cauchos.

            Gran cantidad de cartas recibidas así como insólitas afirmaciones escuchadas y hasta los planteamientos poco ortodoxos en la voz de personas vinculadas al sector automotor, aunado al silencio de los directivos de Bridgestone-Firestone de Venezuela ante la seria crisis que estaba afectando a Héctor Rodríguez, director de suministros muchas personas que tienen montados en sus vehículos cauchos Firestone, nos llevaron a un análisis detallado de la camioneta, una tarea en la que nos acompañaron Héctor Rodríguez, director de suministros, Antonio Da Silva, director de ingeniería y otros directivos de Ford Motor. 

            Comenzamos por analizar el sistema 4 x 4, que abarca la caja de Antonio Da Silva con el periodista velocidades, que es la que controla la marcha del vehículo; el transfer, que transmite el movimiento al eje delantero; el cardán o eje propulsor delantero y trasero que son los encargados de transmitir el torque del transfer a los ejes de atrás y adelante.; el eje delantero que transmite el movimiento a las ruedas correspondientes y el eje trasero que lleva el movimiento hasta las ruedas traseras. 

            El transfer, que recibe el torque de la caja de velocidades y lo distribuye entre los ejes delantero y trasero, cuenta además con una velocidad adicional, que es la popularmente llamada "mocha", con la que se consigue una fuerza superior a la suministrada por la caja . El llamado sistema part-time, presente en la Explorer del año 1996, permite que el conductor, mediante un interruptor en el tablero, seleccione manualmente la opción más conveniente: 4x2 si tan solo requiere la tracción trasera , ó 4x4 para que el torque se reparta equitativamente entre las cuatro ruedas. Para poder activar la tracción 4x4, el vehículo debe estar estacionado, mantener pisado el pedal del freno y la palanca de velocidades debe estar en neutro. 

Mecanismo On-Demand

            Desde 1997 la Ford Explorer está equipada con un sistema que la empresa llama On-Demand, mecanismo 4x4 electrónico que se activa automáticamente. Mediante este sistema, también conocido como Control Track, se mantiene el modo 4x4 Auto, que proporciona 95% del torque en el eje trasero y 5% en el delantero. Si mientras el vehículo circula por alguna vía una rueda se quedara pegada, resbalara, o tratara de girar más que las otras, y la diferencia entre ejes es mayor a 3 Km./h, el sistema lo detectará, y automáticamente aumentará el torque de 10 a 15% a la vez hacia la parte delantera, hasta que las velocidades de los ejes propulsores se igualen, hasta que la condición crítica sea superada. De esta manera el conductor mantiene el control del vehículo y se preserva la adherencia de las ruedas sobre el pavimento que es una de las funciones primordiales del ABS. 

Sensores

            Hay dos sensores, uno que mide la velocidad del eje o cardán delantero y otro que mide la del trasero. Un procesador monitorea constantemente las velocidades, y si difieren inmediatamente manda la señal. Otra situación que hace que se envíe más fuerza a las ruedas delanteras, con el sistema 4 x 4 On-demand, es la posición del pedal del acelerador. A medida que se acelera, y se va alcanzando más velocidad hacia adelante, el sistema va mandando más torque hacia adelante, manteniendo activo el sistema 4 x 4 para que el conductor tenga mayor control, pues el mecanismo garantiza el agarre de todas las ruedas sobre el pavimento para una mayor tracción. La máxima condición de torque que se genera es 50% adelante y 50% atrás. La tracción 4 x 4 baja (Low), que es de mucha fuerza, solo se puede accionar con el vehículo parado, con la palanca en neutro y el freno pisado, pues se supone que se utiliza solamente bajo condiciones extremas, como por ejemplo cuando se va a remolcar algo muy pesado, o el vehículo se ha quedado verdaderamente atascado. 

            Este mecanismo On-Demand incluye una serie de componentes electrónicos o señales que lo activan, como son el sensor de velocidad en el eje propulsor delantero, el sensor de velocidad en el eje propulsor trasero, un motor eléctrico, el módulo Gem, el módulo PCM, la señal del acelerador, los sensores de posición de Neutro de la transmisión, el sensor de posición del pedal del freno, el sensor de posición del embrague (en caso de que sea un vehículo sincrónico) y la señal de velocidad del vehículo. 

            El módulo electrónico GEM es el encargado de controlar el funcionamiento del sistema de acople del 4x4 y actúa cuando los sensores detectan una diferencia de velocidad entre los ejes propulsores, es decir cuando una rueda desliza, cuando se conduce con una fuerte aceleración a altas revoluciones y/o cuando se selecciona 4 x 4 high o 4x4 low. 

ABS

            Otros de los equipos que contribuyen a un manejo seguro es la incorporación del ABS en el sistema de frenos, que usado adecuadamente permite que el conductor mantenga la estabilidad direccional, controle la dirección y en algunas situaciones reduce las distancias de frenado en las maniobras de emergencia o cuando se conduce sobre pavimentos húmedos o resbaladizos. 

            Hay que dejar muy claro que el sistema ABS en ningún momento frena o bloquea las ruedas, pues su función es mantener la tracción en todo momento para el conductor controle su vehículo. Si en algún momento llegara a fallar el ABS, ningún vehículo se quedaría sin frenos, pues el ABS y el sistema de frenos se complementan para mayor seguridad, pero éstos no dependen del funcionamientos del sistema antibloqueo.

            En el caso de la Ford Explorer el ABS tiene dos sensores de velocidad en las ruedas delanteras y dos en las traseras (uno para cada una) que envían su información al módulo del ABS y éste a su vez a la unidad de control hidráulico. Cuando se enciende el vehículo, durante los primeros tres segundos una luz con las letras ABS en el tablero indicará que se están verificando todos los sistemas. Si hubiera alguna falla la luz permanecerá encendida, y mediante un código la falla detectada se almacenará en la memoria del módulo ABS. El funcionamiento del sistema es monitoreado constantemente por dos microprocesadores. Si algunos de los componentes electromecánicos del dispositivo antibloqueo fallara, el mismo dejará de trabajar pero los frenos se mantendrán trabajando normalmente. 

            Si al frenar sobre pavimento irregular o superficies resbaladizas el conductor siente que el pedal le vibra o que fluctúa no debe preocuparse, pues es señal de que el ABS está funcionando normalmente. 

Diseño

            Cuando se trabaja sobre el diseño de un vehículo son muchos los aspectos que se toman en cuenta. Los ingenieros modelan un sistema para observar el comportamiento del vehículo, lo que les permite seleccionar el tipo de suspensión, para lo cual toman en cuenta muchos parámetros como son técnicas de manejo del chofer, condiciones del pavimento, características de los cauchos, flexión torsional del chasis y carrocería, pesos y sus distribución (¿Cuánto adelante, en el centro y atrás?), espirales y amortiguadores, barras de torsión - como en el caso de la Explorer -, fuerza de tracción en cada una de las ruedas, diseño aerodinámico del vehículo. 


Suspensión

            La finalidad de la suspensión es contrarrestar las irregularidades del pavimento, de tal manera que ante los huecos, baches y desniveles los ocupantes del vehículo se sientan en adecuadas condiciones de confort, el vehículo se mantenga estable y el conductor maneje el vehículo bajo control en todo momento 

            Hay un modelo matemático con el que se simulan elementos de suspensión que es el modelo Adams, que es el que ha sido utilizado por la mayor parte de los fabricantes de vehículos durante los últimos 10 años. En este modelo matemático Ford tiene codificados unos 150 mil elementos distintos del vehículo y lo utiliza también para una evaluación dinámica del vehículo.


            Cuando se estudia un sistema de suspensión se obtienen tres tipos de evaluaciones: En una, de tipo netamente subjetivo, un grupo de personas conduce el vehículo y da su opinión sobre el comportamiento de la suspensión, otorgando puntuación en aspectos como comportamiento en curvas, en frenadas, slalom, etc. Las pruebas objetivas se hacen mediante el uso de equipos de medición especiales, que indican valores específicos y constantes, que en nada se ven influenciados por una opinión personal. Mediante un simulador se hacen otro tipo de evaluaciones, bajo un ambiente controlado, es decir en condiciones estables para obtener valores confiables, que responden a las condiciones que se han fijado para las pruebas. Mediante el simulador se pueden variar las combinaciones hasta llegar a los componentes idóneos al tipo de un vehículo en particular.


Telemática

            Las correlaciones se verifican con avanzados equipos electrónicos especiales, que permiten evaluar la geometría completa del vehículo, su telemática, la cinemática, la inercia y su comportamiento en la vida real en diferentes condiciones. Cuando las evaluaciones en el modelo matemático coinciden con las evaluaciones que se hacen del vehículo físico o real se puede hablar de que se ha logrado un modelo perfecto, que está listo para ser aprobado y puede iniciarse su producción con toda confianza. 

            En una simulación puede apreciarse el comportamiento de la suspensión, y en el desplazamiento se puede observar la correlación de las distintas fuerzas y el desplazamiento del peso sobre las mismas a medida que el vehículo va cumpliendo el recorrido preestablecido. A medida que el vehículo va avanzando y cruzando se puede ver que rueda recibe el mayor peso, y que rueda tiene menos fuerza. Lo que debe lograrse en todo momento es un equilibrio del vehículo, para que nunca alguna de las ruedas quede en el aire, sino que siempre las cuatro estén en contacto con el pavimento, y en este sentido las barras estabilizadoras juegan un gran papel. 

            En Estados Unidos, es obligatorio que todo vehículo debe ser sometido a pruebas como éstas para poder recibir la autorización para su producción.

            La suspensión delantera de la Explorer está conformada por amortiguadores, mesetas o tripoides, barras estabilizadoras y barras de torsión. En la trasera se encuentran amortiguadores, barra estabilizadora, ballestas, tope mecánico de movimiento y barras anti-torque (anti wind-up). Entre más resistencia (suspensión más dura) ofrezca al movimiento más sentirán los ocupantes del vehículo los golpes e irregularidades de la carretera. Las barras estabilizadoras tienen como función reducir las oscilaciones laterales de la carrocería, controlándolas durante las curva solo cuando se maneja sobre superficies irregulares. 

            Las barras de torsión, tanto adelante como atrás, son unas barras de acero a las que se da una torsión previa y trabajan como un resorte, ejerciendo resistencia a la torsión cuando la carrocería tiende a moverse en sentido vertical. La barra de torsión se ajusta para darle la altura de diseño al vehículo en la parte delantera. 

            Fabricadas en láminas de acero planas, tratadas térmicamente, las ballestas son las que soportan el peso de la carrocería y sus cargas absorbiendo los impactos de la carretera. Pueden ser de una sola hoja, de carga variable como en la Explorer dos puertas o de hojas múltiples como la que monta la Explorer cuatro puertas. 

            La Explorer tiene una serie de componentes mecánicos que conforman un conjunto armónico, entre los que se cuentan entre otros las ruedas, las barras estabilizadoras, suspensión, sistema 4 x 4 que deben funcionar perfectamente. Cuando se chequea como funciona un vehículo y sus componentes se toma en cuenta la armonía que hay entre ellos, cuidando así que todos los elementos que conforman el vehículo sean los correctos y funcionen adecuadamente.

 

Otros artículos relacionados con el problema de los cauchos Firestone:
Haga clíck sobre el artículo deseado

Atrás