- Ensamblado en Venezuela -
Kia Rio se sumará a la oferta del popular andino

El convenio que firmarán los países de la CAN no solo contempla
un vehículo popular andino, sino que abarca modelos básicos
para taxis, buses y camiones bajo el mismo esquema 

Dexi Argüelles

 
          
La negativa de Ecuador de incorporarse de inmediato al acuerdo para la venta del auto popular andino, dejó abierto el camino para que Kia inicie el ensamblaje de sus productos en Venezuela con el modelo Río, que se incorporaría al programa del carro familiar en el país, y sería exportado a Colombia.

          La posición del gobierno ecuatoriano ha sido interpretada por algunos analistas como un error estratégico para el desarrollo de la industria de ese país. No obstante esta negativa es solo temporal, pues Ecuador está dispuesto a firmar el convenio marco, lo que significa que superada la problemática situación fiscal, éste país puede comenzar a vender el popular andino.

          Esta acción impedirá que en lo inmediato AYMESA, la ensambladora de Lada en Ecuador, pueda comercializar en Venezuela una versión más económica del modelo Niva, que esperaba incorporar al programa del Carro Familiar. Directivos de la empresa ecuatoriana están de visita en Caracas, donde continúan las conversaciones con el representante nacional de Kía, que a partir de enero comenzará a importar la versión de la camioneta Sportage ensamblada por Aymesa.

          Aunque Kia de Venezuela no lo ha confirmado, porque continua negociando, el ensamblaje del Rio se hará en las instalaciones industriales ubicadas en Las Tejerías, estado Aragua, donde se produjeron hasta el año pasado los modelos Civic y Accord de Honda.

          Aunque Kía opera en parte de lo que son las instalaciones de una planta en Mariara, estado Carabobo, ejecutivos de la empresa consideran más productiva la puesta en marcha de las líneas de ensamblaje de Las Tejerías.

          Por otra parte, han surgido críticas ante la actitud asumida por la Ministra de la Producción y el Comercio, Luisa Romero, de no firmar en Bogotá el acuerdo para el carro andino, sin embargo voceros del sector automotor venezolano afirman que se habían creado falsas expectativas, pues apenas había transcurrido una semana después de la discusión del proyecto en Caracas por parte del Comité Automotor Andino. “Creo que la ministra ha sido prudente – dijo uno de los ejecutivos de la industria – pues todos los acuerdos tienen que cumplir sus instancias”.

          Se espera que en los próximos días se convoque a una reunión a los representantes de las ensambladoras y fabricantes de autopartes para conocer las observaciones que tiene el ministerio al proyecto propuesto por el Comité Automotor Andino. Luisa Romero ha expresado que la intención del gobierno es garantizar que verdaderamente haya un carro popular, que se venda bajo las mismas condiciones en todos los países firmantes, y que en los mercados andinos los vehículos producidos en Venezuela tengan las mismas ventajas y tratamiento que aquí reciben los automotores provenientes de los países de la región.

          La fuerte penetración de vehículos familiares provenientes de Colombia sin que haya una reciprocidad y la gran cantidad de taxis importados de terceros países, ha generado malestar entre las ensambladoras y autopartistas venezolanos, quienes esperan que se corrijan las fallas en la legislación nacional.

          El convenio marco para el sector automotor que firmarán los países que conforman la Comunidad Andina de Naciones, CAN, entrará en vigencia a partir del mes de enero, y al comienzo regirá para el llamado “carro popular andino”, pero sus lineamientos contemplan la instrumentación de programas similares para taxis, camiones y autobuses, con lo cual se espera fortalecer la industria automotriz andina e intensificar el intercambio comercial entre las naciones de la región.

          La Cámara Automotriz de Venezuela, CAVENEZ, hizo un análisis del intercambio binacional en el que señala que “en los dos últimos años la penetración comercial desde el vecino país se ha intensificado, producto del nuevo Régimen Aduanero aplicado en Colombia, según lo establecido en el Convenio de Complementación Automotor Andino firmado el 16 de septiembre de 1999, que otorga una ventaja competitiva del 3% a los vehículos colombianos y del 11% para sus componentes; y a las ventas del Vehículo Familiar que se encuentran exonerados del pago del IVA en Venezuela, mientras en Colombia se paga un IVA del 20% para los vehículos con motor de hasta 1400 centímetros cúbicos y un 35% para los de más de 1400 cc.”

          Para leer el comunicado completo de CAVENEZ, haga clíck aquí

 05 de deptiembre de 2001
Atrás