Suscribase | Contactenos | Anuncie en automotriz.net | Conectate con AUTOmotriz en Facebook | Busqueda

Presión atmosférica y pérdida de potencia del motor

Carlos Fernández

           En este breve artículo analizaremos uno de los factores principales que se deben tomar en cuenta cuando la potencia del motor disminuye.

           Al sentir esa pérdida de potencia del vehículo comenzamos a buscar las causas que originan esa disminución para efectuar las correcciones necesarias.

           La presión atmosférica es el factor que mas influye en el buen funcionamiento del motor en todas las condiciones de operación.

           Para ello veamos el siguiente ejemplo: la cantidad de aire para la combustión varía según la altura en que esté operando el vehículo (esto es con respecto al nivel del mar, la cual es de 1 kgm por centímetro cuadrado), sabemos por experiencia propia – por ejemplo en los páramos – que evidentemente la presión atmosférica disminuye en la medida que aumenta la altura y la conocemos como falta de aire o dificultad para respirar por falta de oxígeno.

           En el motor se presenta una situación similar, esta condición produce una pérdida de potencia del motor, debido a que la cantidad de oxígeno que debería entrar al cilindro combinado con la gasolina es menor porque a mayor altura menor es la cantidad de oxígeno presente, esta desproporción aire/gasolina no permite que se puede efectuar una combustión normal, a esta condición se le conoce en términos mecánicos como mezcla pobre, debido a que la cantidad de aire es menor que la requerida para lograr una mezcla proporcional.

           En la actualidad se considera que para lograr una combustión ideal, se debe conseguir una proporción aproximada de un gramo de gasolina por 17 gramos de aire, el empobrecimiento por falta de aire o la variación de la mezcla al aumentarse la altura, es considerada como normal.

           Para compensar la disminución de la potencia del vehículo por esta condición ambiental se han incorporado al motor elementos que permiten mantener la proporción de la mezcla en sus valores requeridos bajo esas condiciones de altura, por ejemplo el avance o adelanto del tiempo del salto de la chispa es el más utilizado en vehículos viejos, en los actuales se utiliza un compensador de altura que es activado automáticamente por la computadora cuando así es requerido, para evitar la pérdida de potencia.

           De esta explicación podemos concluir que la falta de aire o exceso de gasolina en la mezcla de combustible es un factor muy importante que debemos tomar en cuenta al presentarse una disminución de potencia en el motor, por lo que al momento de diagnosticar el o los motivo(s) de la falla debemos considerar como posibles causantes todos aquellos componentes que formen parte de los sistemas de suministro de aire y gasolina, como por ejemplo, disminución de la entrada del aire por un filtro sucio, o restricciones en los conductos de aire.

           Otro elemento que tenemos que considerar son las entradas adicionales de aire al múltiple de admisión por sellado imperfecto de éste con las cámaras o culatas, las mangueras y aquellos componentes que trabajan con vacío del motor, como en el caso de los diafragmas de avance, solenoides activadores o controladores, motores de vacío operadores del sistema de aire acondicionado y calefacción, mangueras y componentes del sistema de recuperación de los gases de gasolina (canister), sistema de recirculación de los gases de escape (egr), mangueras y válvula de ventilación positiva, mangueras y conexiones del sistema de potencia de freno, por donde pueda haber entradas de aire adicional.

           Componentes de carburación o inyección

           En lo que respecta a los componentes del sistema de carburación o de inyección en la pérdida de potencia del motor podemos mencionar los siguientes puntos:

           El exceso o falta de combustible que se mezcla con el aire produce una combustión imperfecta conocida por los mecánicos como mezcla rica cuando se suministra exceso de combustible y, mezcla pobre cuando falta combustible para mantener la proporción adecuada.

           Las causas más frecuentes son: en los motores carburados la descalibración de la altura de los flotantes de la gasolina en la taza del carburador, dosificadores de gasolina con medidas mayores que la recomendada por el fabricante, aguja de entrada de gasolina desgastada o mal asentada lo que permite que entre más gasolina de la requerida al múltiple de admisión.

           En los motores inyectados la causa más frecuente es la de inyectores sucios que no pueden pulverizar correctamente la gasolina y ésta no se puede mezclar proporcionalmente con el aire y se pierde la potencia.

           Cualquiera de estas condiciones producirán una desproporción de la mezcla correcta y el motor perderá su potencia. Pero además se producirá una contaminación ambiental considerable, consumo excesivo de combustible lo cual se transforma en un incremento de gasto innecesario al propietario del vehículo, en el caso de operabilidad del motor que bajo condiciones de mezcla pobre afectará directamente la vida útil de las piezas del motor, ya que funcionará a temperaturas mayores que las normales.

           En el caso de la mezcla rica, el exceso de combustible que entra a los cilindros barrerá la película de aceite de sus paredes, produciendo su desgaste prematuro y el de los anillos, además el exceso de combustible caerá al cárter del motor disminuyendo las cualidades del aceite, desmejorándose la correcta lubricación de los cojinetes del motor y demás componentes que tengan fricción entre ellos.

           A los propietarios de vehículos les indico que es muy necesario tomar en cuenta cualquiera de las condiciones arriba descritas pues estos problemas les impide obtener el provecho requerido de su vehículo, también le durará menos, se devaluará rápidamente y consumirá más dinero.

           A los mecánicos les recuerdo que es su responsabilidad efectuar correcciones oportunas y necesarias a los vehículos de sus clientes para cooperar con la conservación del ambiente y del bolsillo de los propietarios del vehículo

           Como se sabe actualmente hay muchos países donde se han tomado medidas de control periódico de las condiciones de funcionamiento de los vehículos. En estos controles anuales si el vehículo no pasa la prueba de circulación, es decir si no obtiene el nivel necesario con respecto a las emisiones de los gases de escape este vehículo no podrá circular hasta que no resuelva ese problema.

           Desde hace varios años se ha tratado de establecer en varios países del continente este requisito, pero lamentablemente hasta la fecha no ha sido posible implementarlo.

           Este escrito está dirigido a usuarios, público en general y a los compañeros mecánicos, pretende sembrar conciencia de la necesidad que tenemos de cumplir cada quien con nuestros deberes de ciudadanos.

Relacionados

Ultimos articulos publicados