- Visitamos en Stuttgart -
Museo Mercedes-Benz

Por: José Jacobi

Vista de Stuttgart        Mas de 114 años de innovaciones en la historia del automóvil se encuentran en este museo de la marca Mercedes-Benz de la ciudad bávara de Stuttgart, al sur de Alemania.

        Desde Caracas nueve horas de vuelo a Frankfurt, una hora y pico en tren, y finalmente unos 10 minutos a bordo de un taxi conducen a uno de los museos del automóvil más interesantes del mundo.

Entrada del museo        La escogida colección de modelos que sintetizan los hitos de más de 100 años de presencia automotriz abordan al visitante apenas cruza el umbral. Allí están los primeros autos de Karl Benz y de Gottlieb Daimler y por supuesto el primer vehículo portando la marca Mercedes.

Unidades más antiguas de Mercedes, Coche de Benz 1886        Esta colección de maravillosos autos abrió sus puertas el año 1923 y recibe desde entonces a visitantes de todo el mundo.

        En la planta baja se muestran las unidades más antiguas entre ellas la que recibió la patente de 1886. Allí se puede admirar el triciclo de 1 cilindro que alcanzaba 16 kilómetros por hora y con el cual Berta Benz dio su primer paseo desde Mannheim a Pforzheim y vuelta.

Ulrich Löchner, jefe de guías del museoPuesta en funcionamiento del motor del triciclo        Durante mi visita Ulrich Löchner, jefe de guías del museo, puso en funcionamiento el motor del triciclo para demostrarme que todos los vehículos expuestos, hasta el mas vetusto, están restaurados externamente, y que toda la parte mecánica se encuentra igualmente bien y presta para ser utilizada, pudiendo desplazarse a cualquier lugar.

        A partir del triciclo y el coche de Benz, en una línea continua se encuentran el Daimler de 1886, el vehículo de ruedas de rayo de 1889, el Benz Victoria de 1893, el Velo de 1894, el Daimler de Correa de 1894, el Benz dos a dos de 1899, y finaliza la hilera de pioneros con el Spider color amarillo de 2 cilindros de 1902.
 
Benz ruedas de rayo - 1889Daimler de Correa - 1894Benz dos a dos - 1889Mercedes-Benz Spider amarillo - 1902
 
        En el ambiente siguiente encontramos al primer Mercedes Simplex 1902 de 4 cilindros con el que se lograban 40 caballos de potencia y una velocidad máxima de 75 km./h. Le sigue el Benz Parsifal del año 1903, competidor del Daimler en aquella época.  A un lado el imponente Mercedes Simplex que fuera propiedad de Emil Jellinek, y con el cual viajó con su familia a Viena, Baden y Niza.
 
        Este personaje, Jellinek, fue un rico comerciante entusiasta de los autos,  que comienza a adquirir vehículos de Daimler hasta que un día decide hacer un pedido de 36 unidades a un costo de 550 mil marcos de oro, y pide la representación de la marca para Austria, Francia, Hungría, y Estados Unidos, bajo la condición de denominarse todos ellos con el nombre de Mercedes, su tercera hija. Mercedes Simplex viajero que fuera propiedad de Emil Jellinek
 
Mercedes Simplex 1902         Este 4 cilindros con un desplazamiento de 5319 cms3, que alcanzaba una velocidad de 75 kilómetros por hora, puede ser considerado el primer auto sencillo (Simplex) de manejar, con un centro de gravedad mas bajo que cualquier otro de su tiempo y con una distancia entre ejes también mayor que los demás. La caja del Simplex tiene 4 velocidades y retroceso. La transmisión de fuerza se efectuaba por diferencial y cadena individual a cada una de las ruedas traseras.
 
        Uno tras otro, y década tras década, están expuestos el Mercedes Knight 16/45, el Benz 6/18 deportivo, el Mercedes deportivo 10/40 de 65 caballos y el Tipo 630 de 140 caballos del año 1926.
 
Deportivo Benz 6/18 PS - 1921Mercedes 10/40/65 PS deportivo 1923Mercedes-Benz Tipo 630  -  1926
 
        En esa misma planta, se encuentra a un lado el amplio restaurante para tomar café, alguna torta o un emparedado, y conexo la tienda y librería del museo, donde el aficionado consigue desde un pequeño modelito hasta un tratado bien empastado sobre cualquier tema de la marca. Para aquellos visitantes mas interesados en el tema se dispone de una sala de cine con pantalla grande donde cada hora se proyecta un documental sobre la historia de la marca.

        Comenzando el acceso por la rampa hacia el primer piso a mano izquierda, se va disfrutando de la hilera de autos de carrera que hicieron furor en el mundo de las competencias de todos los tiempos. Entre otros destacan el bólido 1906 de 6 cilindros, el Blitzen Benz de 1909, el 4 cilindros Mercedes Grand Prix del año 1914, rematando arriba con el Targa Florio de color rojo,
 
Autos deportivos
Autos deportivos
 
Mercedes-Benz 770 blindados        Varias rarezas incluye el primer piso del museo. Entre otras destacan dos unidades de los majestuosos Mercedes-Benz 770 blindados. El primero es un convertible del año 1931 de color gris, que perteneció al emperador Guillermo II de Alemania, y el segundo es un Pullman limosina de 1935, propiedad de la casa real japonesa.
        Otro espectacular vehículo que reposa en este primer piso es el 500 K roadster especial, 8 cilindros, que alcanzaba una velocidad de 160 kilómetros por hora. De este vehículo solo se hicieron 25 unidades y actualmente se sabe que existen únicamente cinco en todo el mundo Mercedes 500 K Roadster - 1936
 
Mercedes Flecha de Plata         Continuando el ascenso por la rampa de los autos de carrera, en dirección hacia el segundo piso, se destaca el Mercedes Grand Priz de 1914, el W25 flecha de plata de 1934, y el famoso 300 SL del año 52, que se adjudicó la copa carretera panamericana en México.
 
        En el segundo nivel volvemos a encontrar autos fuera de serie como el grupo de “record cars”, y al otro lado de la sala los imponentes Mercedes-Benz 600 construidos entre 1964 y 1981. Una unidad expuesta es la perteneciente al Papa Pablo VI, la otra es un Mercedes 300 que utilizara Conrad Adenauer.
 
Mercedes 300         En medio de dos ambientes se encuentra una pequeña sala de cine dedicada a mostrar documentales del legendario flecha de plata conducido por Rodolfo Caracciola, Herman Lang, Juan Manuel Fangio y Stirling Moss, así como cintas de las primeras carreras en las que participó la marca alemana.
 
        Nostalgia, técnica e historia se unen en un ambiente que explica detalladamente el nacimiento y evolución del automóvil. El museo abre los días martes a domingo de 9 am. a 5 pm., los lunes y días feriados permanece cerrado. Para los visitantes de otros países se pone a disposición un sistema de guía electrónico.

Atrás