Lamborghini Murciélago
síntesis taurina en un deportivo

  • La electrónica y las nuevas tecnologías controlan todas las funciones.

Dexi Argüelles

 
           ¿En qué se parece un murciélago a un Lamborghini?. ¡En nada!!. El Lamborghini Murciélago no toma su nombre del mamífero volador, sino de un fiero toro de lidia procedente de la hacienda de Joaquin del Val di Navarra, cuya sangre tiñó de rojo la arena de Córdoba una tarde de 1879, bajo la espada del famoso matador Rafael Molina, conocido como Lagartijo.

           Es ese símbolo de potencia, agresividad y coraje que representa el toro, lo adoptado en las características que diferencian la gama de automóviles Lamborghini, razón por la cual Ferrucio Lamborghini escogió un toro como logotipo para identificar la marca.

           El más reciente modelo de Lamborghini es el Murciélago, un coupé, dos puertas, que no admite sino solo dos ocupantes. Con sus puertas al estilo ala de gaviota, este deportivo mantiene la típica disposición de la marca: motor central V-12, acoplado a una transmisión montada al frente del motor y un diferencial trasero integrado en la misma unidad del tren motriz, con sistema de tracción permanente en las cuatro ruedas con acoplador central viscoso.

           Usada por la marca durante más de 30 años, esta disposición ofrece una óptima distribución del peso (42% adelante y 58% atrás), logrando a la vez una mayor tracción, una mejor frenada y más agarre. El chasis del Murciélago ha sido reforzado para proporcionar una mayor rigidez torsional por encima de los 20.000 Nm/º. Con excepción del techo y las puertas, todos los paneles exteriores están hechos de fibra de carbono.

           Diseñado como sustituto del Diablo, el concepto estilístico tiene pureza de líneas, presencia musculosa, influencia del diseño aeronáutico, eficiencia y “hecho a la medida”. El Murciélago sintetiza la propuesta estética del Countach, la atracción del Miura y la fuerte personalidad del Diablo, prescindiendo de los ornamentos superfluos.

           Atrás, el exótico Murciélago, a la altura y hacia el final de la ventanilla, exhibe dos tomas de aire que contribuyen a la refrigeración del motor . Con el Variable Air-flow Cooling Sistem (sistema variable de refrigeración) estas tomas pueden variar para adaptarse a las condiciones de manejo, mientras que el equilibrio aerodinámico a cualquier velocidad se mantiene gracias a que el spoiler trasero automáticamente adopta una de las tres posiciones: cerrado si se viaja a menos de 130 km/h, parcialmente abierto (50º) si la velocidad está entre 130 y 220 km/h, y totalmente abierto (70º) si el velocímetro marca por encima de los 220 km/h. De la posición de las tomas de aire y del spoiler depende el coeficiente de penetración (Cx), que varía de un mínimo de 0.33 a un máximo de 0.36.

           Para despejar el parabrisas los diseñadores optaron por un sistema tipo pantógrafo de un solo brazo, cuyo paso por el vidrio no molesta al conductor y tampoco disminuye la visibilidad cuando no está activo. Los espejos exteriores se pueden ajustar o recoger mediante un comando eléctrico y están montados sobre un largo brazo, para ofrecer el máximo de visibilidad al conductor, aun cuando las tomas de aire estén totalmente abiertas.

           El motor cumple con las más estrictas normas anti contaminación impuestas en Estados Unidos, Japón y Europa. Sus características reflejan el carácter de este deportivo: 12 cilindros en V a 60ª, con un desplazamiento de 6192 c.c., hecho totalmente en fundición de aluminio, capaz de liberar 580 HP a 7500 rpm. y 650 Nm de torque a 5400 rpm.

           La liberación del torque es óptima a través de todo el rango de operación – aun cuando la velocidad sea demasiado baja para un carro deportivo – gracias a la adopción de un sistema de admisión de geometría variable (VIS), al sistema valvular de sincronización variable (VVT) tanto en la admisión como en el escape, y a la aplicación de la tecnología “drive-by-wyre” en el control electrónico en la válvula de alimentación de combustible, todo lo cual contribuye a reducir las emisiones poluentes, mejorar el control de la velocidad y la conducción.

           Al igual que su predecesor - el Countach – en el Murciélago el motor está 50 mm más bajo, y consecuentemente el centro de gravedad baja. Con el sistema de apertura variable se cuenta con tres formas diferentes de operación, logradas mediante la apertura y el cierre de dos válvulas mariposa.

           Un auto de alto desempeño requiere de un motor de gran potencia, y ese tipo de impulsor exige un sistema eficiente de refrigeración con un apropiado suministro de aire. En función de estas exigencias, Lamboghini incorpora en el Murciélago el VACS (Variable Air-flow Cooling System), un sistema de enfriado por aire, en el cual la apertura de las tomas de aire pueden adaptarse a la demanda de enfriamiento de acuerdo con las exigencias del motor y de la temperatura del aire externo.

           El VACS consiste en dos tomas de aire traseras laterales que rotan en torno a dos posiciones: cerradas (0º) o abiertas (20º). El cambio de una posición a la otra puede dejarse bajo un control automático que funcionará de acuerdo con las condiciones en que opera el motor (temperatura del líquido refrigerante y del aire exterior); o bien puede hacerlo manualmente el conductor apretando un botón, lo cual solo es posible con el motor en movimiento. La apertura y cierre de las tomas de aire es controlada por una unidad electrónica llamada PMC, la cual también se encarga del control de los cambios de posición del spoiler trasero. Si las tomas de aire sufrieran alguna obstrucción una señal luminosa alertará al conductor sobre la irregularidad.

           Por primera vez en su historia, Lamborghini incorpora una transmisión de seis velocidades, aunque conserva su disposición tradicional. El murciélago cuenta con tracción total permanente y está equipado con un desacoplador viscoso central , con deslizamiento limitado a 45% atrás y 25% adelante. Esta solución representa un sistema de control de tracción activo: el exceso de torque en el eje primario (atrás) es automáticamente transferido al segundo eje (delantero) para mantener una tracción ideal en todo momento.

           Además, para atender las demandas extremas del manejo, Lamborghini desarrolló un sistema de control de tracción que actúa en el motor mismo. Cuando se alcanza el máximo agarre, el torque se reduce mediante la intervención de la admisión y el sistema de inyección/ignición a través del sistema drive-by-wire.

           La estructura del Murciélago es tubular de acero de alta resistencia, con algunos elementos estructurales hechos en fibra de carbono tipo colmena, que se unen al bastidor mediante una combinación de adhesivos y rivetes de acero.

           El sistema de suspensión es independiente, de doble horquilla adelante y atrás, con brazos de acero y amortiguadores hidráulicos con control de absorción para un ajuste electrónico automático o manual, que optimiza la maniobrabilidad y la estabilidad. También son dignos de mencionar los sistemas “Antidive” (anti inmersión) adelante y “Antisquat” que garantizan un optimo comportamiento de la suspensión tanto durante la aceleración como en la frenada. Los resortes, en número de dos por cada rueda trasera y uno en cada rueda delantera, están montados en posición coaxial respecto a los amortiguadores.

           Sobre los rines de aluminio 8 x18” adelante y 13 x 18” atrás, trae montados unos Pirelli Zero Rosso 245/35 ZR 18 y 335/30 ZR 18 respectivamente. El diseño de los rines mejora la circulación del aire alrededor de los discos de freno y los cálipers.

           El sistema de frenos es de discos en las cuatro ruedas, con dos circuitos hidráulicos independientes – uno para el eje delantero y otro para el trasero – El sistema incluye un cilindro maestro en tandem, servofreno accionado por vacío, freno de emergencia y freno de estacionamiento. También incluye un sistema ABS de cuatro canales con DRP (Dynamic Rear Proportioning) y control de tracción (TCS).

           El sistema antibloqueo TRW consiste en una unidad de control electrohidráulica y cuatro sensores de velocidad en las ruedas. El microprocesador de la unidad de control recibe las señales de los cuatro sensores electromagnéticos montados en la pestaña de los cubos, y calcula la velocidad y la aceleración de cada rueda individualmente. Con esta información, el microprocesador detecta la tendencia al derrape de cualquiera de las ruedas y modula la presión de los fluidos en la correspondiente línea de frenos, a fin de restaurar la velocidad correcta y así ejercer la máxima fuerza de frenado en esa rueda en particular. Si se produjera algún desperfecto en el ABS un luz roja se encenderá en el tablero y el sistema básico de frenos continuará funcionando normalmente.

           El equipo de seguridad pasiva abarca dos airbags, uno de 60 litros para el conductor y uno de 130 litros para el pasajero.

           Con el Lamborghini Murciélago, cuyas ventas se estiman en 400 unidades este año, se puede viajar a una velocidad superior a los 330 kilómetros por hora y partiendo de cero se pueden alcanzar los 100 km/h en solo 3.8 segundos, sin duda una muestra de ese espíritu indomable de los toros de lidia y de esa simbiosis de violencia y belleza que fascina a los amantes de la fiesta brava.

           El pasado mes de febrero, en el circuito Prototipo de Nardó/Puglia, Italia, el Murciélago marcó tres nuevos récords de velocidad para autos producidos en serie. Con Giorgio Sanna al volante, el Lamborghini recorrió 305.041 kilómetros en una hora completando 22 vueltas al circuito de 12.6 kilómetros a una velocidad promedio de 320 km/h, estableciendo el récord de velocidad en una hora para autos de serie (categoría B), con motor de 4 tiempos con desplazamiento por encima de los 6000 cc (Grupo II, Clase 18). Los otros dos récords son en 100 km y 100 millas que los recorrió en 18:44.9 minutos a velocidades de 320023 km/h y 320254 respectivamente. La marca de los 100 kilómetros la hizo justo en 18:44.9 minutos, mientras que las 100 millas las cubrió en solo 30.09 minutos.

Características técnicas

Estructura

Tubular hecha en aleación
de acero de alta resistencia
Con piezas estructurales hechas
en fibra de carbono

Carrocería

Fibra de carbono y acero

Motor

12 cilindros en V 60º,
DOHC, 48 válvulas, VVT.

Desplazamiento

6192 c.c.

Diámetro y Carrera

87 mm x 86.8 mm

Compresión

10.7:1

Potencia

580 HP a 7500 RPM,
versión americana 575 HP a 7500 RPM

Torque

650 Nm a 5400 RPM

Enfriamiento

Dos radiadores + enfriador de aceite,
sistema de tomas de aire
de geometría variable
(sistema VACS de Lamborghini)

Control del motor

L.I.E. con ignición estática individual, inyección de combustible multipunto secuencial, sistema drive-by-wire, control de tracción y sistema OBD

Transmisión

Manual de 6 velocidades más retroceso.

Tracción

permanente en las 4 ruedas

Relaciones de la caja

1ª= 1:2.941
2ª= 1:2.056
3ª= 1:1.520
4ª=1:1.179
5ª= 1:1.030
6ª= 1:0.914
Retroceso= 1:2.529

Suspensión

Independiente en las cuatro ruedas,
doble horquilla, barra antivuelco,
Antidive y antisquat, sistema de
amortiguadores electrónico
con control automático o manual

Frenos

De potencia al vacío, sistema
en H con ABS y DRP,
Calipers de 4 cilindros
de aleación de aluminio
Discos ventilados adelante
y atrás de 355 x 32 mm

Dirección

Asistida, a piñón y cremallera

Ruedas

Rines de aluminio, de 8.5”x18”
adelante y 13”x18” atrás

Cauchos

Pirelli Zero Rosso 245/35 ZR 18 (delante)
y 335/30 ZR 18 (atrás)

Radio de giro

12.5 metros

Velocidad máxima

330 kilómetros por hora

Tanque de gasolina

100 litros

Aceite del motor

12 litros

Líquido refrigerante

15 litros

Dimensiones  
Distancia entre ejes

2665 mm

Largo total

4580 mm

Ancho total

2045 mm

Alto total

1135 mm

Trocha delantera/trasera

1635 mm / 1695 mm

Peso

1650 Kgs.

.     .

¿Qué le pareció
el contenido
de este artículo?

Excelente
Bueno
Regular
Deficiente

 


Atrás