- manejándolo en Colombia -
Nuevo Mazda 6 en Suramérica

  • Elegancia con agilidad y potencia es la prioridad

  • “Test drive” en el autódromo de Tocancipa

Jose Jacobi

 
           Bogotá. Especial.- El autódromo de Tocancipá, a 40 minutos de Santa Fe de Bogotá, fue el marco ideal para conocer el comportamiento sobre el pavimento del nuevo Mazda 6 que saldrá muy pronto a los mercados de los países de la comunidad andina.

           Precisamente para sentir toda la ingeniería de ese vehículo conducimos al nuevo modelo por 4 dinámicas distintas, donde los diferentes atributos de este modelo se pusieron en evidencia en cada uno de los trechos, quedando demostrada la superioridad de este modelo sobre su predecesor el 626.

           Confort, aceleración, frenado y maniobrabilidad son los elementos fundamentales sobre los cuales la casa japonesa trabajó, para finalmente introducir en los mercados internacionales el Mazda 6. La primera presentación de este sedan deportivo fue en el Salón de París del 2002 y las primeras pruebas en Norteamérica se realizaron en Laguna Seca, Estados Unidos.

           En esta oportunidad el trazado del autódromo neogranadino nos permitió comparar el 626 frente al debutante y sentir el confort y la exactitud con la cual se puede guiar este auto. En el siguiente trecho pude comparar la mejor aceleración del nuevo Mazda frente al anterior modelo. Al final de la recta, pasando los pits, llega el momento del frenazo para sentir la acción de los discos ventilados asistidos por el ABS que también mejoraron la distancia de frenado. A continuación la curva y de inmediato sobre la parte mojada de la pista unos conos y luego otro grupo de conos para hacer una maniobra. Durante ese trayecto hay una rugosidad sobre el pavimento para sentir la diferencia en la transmisión del ruido al habitáculo y, finalmente llegamos a un espacio para conocer el mejor radio de giro, y por ultimo percibir la facilidad para maniobrar el vehículo al estacionarse.

Lo nuevo que tiene el Mazda 6

           Entre los elementos diferenciadores que posee este Mazda es la caja automática Active Matic, presente en la versión tope de gama con motor 2.3 lts. Los motores son totalmente nuevos, el de 2 litros con potencia de 133 caballos a 6000 rpm, y el 2300 C.C. con 164 caballos a 6.500 vueltas. En cuanto al torque en el caso de la versión de 2 litros es parecido al del 626, pero en el nuevo modelo de 2.3 lts tiene un 10 por ciento más de torque. 

           Lo importante en esto es que es un torque plano en la mayoría de las revoluciones (entre 2000 y 5.500 rpm), lo que proporciona al vehículo un atributo muy importante, sobre todo en la recuperación, es decir cuando el conductor al cambiar pierde velocidad y las revoluciones caen, volver a acelerar y recuperar la velocidad fue una sensación distinta frente al volante.

           El Mazda 6 es 80 milímetros mas largo, 70 mm. mas ancho, 5 milímetros mas alto y tiene 65 milímetros mas de distancia entre ejes y la trocha es 50 mm. mas ancha, es decir que desde todo punto de vista el nuevo elegante deportivo es un vehículo mas grande que el 626, pero con las ventajas en cuanto a espacio interior y en lo que se refiere a estabilidad del vehículo.

           En cuanto a los frenos, la nueva versión trae discos ventilados en las ruedas delanteras y rígidos en las ruedas traseras, en cambio el 626 trae frenos de tambor en las ruedas traseras. Asimismo tiene un sistema de control de tracción que permite perfectamente pasar por suelos húmedos o mojados y sentir que el vehículo no pierde el control y no “derrapa” o patina.

           Los airbags del Mazda 626 se limitaban solo a dos frontales, en cambio el Mazda 6 posee dos frontales, dos laterales y dos de cortina, igualmente los cinturones de seguridad son con limitador de carga y pretensados, es decir que en el momento de la colisión aprietan al pasajero pero lo sueltan inmediatamente y luego lo vuelven a retraer. Este sistema de seguridad evita las lesiones derivadas de la desaceleración.

           El Mazda 6 con motor 2.3 litros viene con spoiler trasero, sun roof (quema coco). Además las dos versiones vienen con inmovilizador, un concepto nuevo de la empresa japonesa que consiste en la doble vuelta que se le da a la llave de las puertas, logrando con ello que los seguros queden bloqueados y no se pueden accionar manualmente, ni de parte de quien se encuentre en el interior del habitáculo, ni del exterior, es por esa razón que los amigos de lo ajeno tendrán que romper el vidrio y meterse y salir por la ventana, pues no hay otra manera de hacerlo.

           En cuanto a los neumáticos del Mazda 6 son 205 R16 que lo hacen ver mucho mas deportivo que el del 626 que son 185 R14. Otro detalle es el control del audio desde el volante que tiene la versión 2,3 lts. y el radio es modular, para permitir la instalación de intercambiadores de CD, minidisc o casette y todo sobre un mismo tablero lo que evita ruidos molestos. En el caso de Colombia todos los modelos incluyen un intercambiador de 6 CD.

           El vidrio trasero del Mazda 6 trae incorporada la antena y un desempañador. Para graduar la temperatura tan solo hay que fijarla en el equipo de aire acondicionado, y el sistema se encargará de alcanzarla ya sea enfriando o calentando el ambiente de acuerdo a la temperatura exterior.

           La ergonomía es desde hace mucho años un elemento que se viene perfeccionando, de allí que los asientos del nuevo sedan deportivo hayan sido renovados a fin de cumplir con las exigencias mas actuales.

           Comentábamos que la sabiduría convencional automotriz dice que mientras mas rígida sea la carrocería mas segura y estable es, sin embargo los ingenieros de Mazda se dieron cuenta que la rigidez es directamente proporcional con el peso, de allí que la hicieron rígida en los puntos en que se necesita y así se logró su construcción sin sobrepeso.

           A fin de lograr que este sedan tenga atributos de vehículo deportivo se diseñó con bajo centro de gravedad y una trocha amplia para apoyarse mejor en las curvas. Por esa razón el soporte transversal que queda en la parte inferior del vehículo tiene una forma de túnel lo mas bajo posible, a fin de lograr un centro de gravedad bajo y al mismo tiempo se amplió la trocha en 50 milímetros con lo cual el nuevo Mazda tiene su centro de gravedad 20 milímetros mas bajo que el 626. Esto se puede sentir al manejar el vehículo entre la hilera de conos y constatar como con el nuevo modelo puedes pasar sin dificultad mientras que con el 626 tumbé varios.

           El nuevo modelo tiene una suspensión de doble tijera, uno adelante y otro atrás, además la parte inferior del amortiguador es abierto en horquilla por eso esa suspensión inferior de doble pivote, o de doble brazo, hace que el neumático cuando rebota producto de las imperfecciones del suelo siempre lo hace en forma vertical, corrigiendo la posición. Esa constituye una marcada diferencia entre el nuevo y el anterior modelo. Es ese el detalle que hace que el neumático se apoye perfectamente sobre el piso la mayor cantidad de tiempo y no como ocurre con el 626 que el neumático se apoyaba una veces en el hombro interno otras en el externo y otra en el centro Esto lo comprobé perfectamente en una de las primeras curvas donde quise “morder” con exactitud el borde de la pista y lo pude hacer sin dificultad por la exactitud que se logra desde el volante del automóvil.

           En verdad en el nuevo modelo por la doble suspensión inferior o doble soporte que tiene, se logra que esa separación entre el centro de apoyo y el imaginario de giro sea mínima. Esto es la herencia de la experiencia de Mazda en los circuitos de Le Mans con modelos como el 187 o el R 17.

           Para el conductor normal que no lleva su auto a los extremos que yo llevé al Mazda 6 en el circuito bogotano, esta ventaja y exactitud que siente en el volante le da gran seguridad y estabilidad al conducir, obteniendo siempre una respuesta sumamente exacta. Para decirlo de otra forma, el auto irá por donde uno quiere que vaya en forma exacta, la respuesta del volante es perfecta.

           Quienes abran la maleta (baul) del auto se sorprenderán de ver el gran espacio interno que posee, y claro se preguntarán ¿donde están los amortiguadores traseros?, pues bien lo que ocurrió es que en el Mazda 6 se separó el amortiguador del espiral es decir que tiene una suspensión trasera tipo rústico o campero, o sea un amortiguador ubicado en forma oblicua y mas atrás tiene el espiral, por tanto la suspensión disminuyó de altura.

           Otro de los detalles que observé al circular con el vehículo sobre una parte rugosa de la pista es que se notaba la diferencia entre el 626 y el nuevo modelo. Técnicamente esto se explica por cuanto el debutante posee unos paneles de control de ruido en forma abultada que absorben esa vibración, con lo cual se consigue un ambiente silencioso dentro del habitáculo.

           Los nuevos frenos de disco en las 4 ruedas lograron que el frenado del nuevo Mazda mejorara ostensiblemente frente a su antecesor pero además frente a otros modelos de la competencia como por ejemplo el Mercedes C 240, BMW 320, Volkswagen Passat y otras marcas. En la gráfica anexa el lector podrá consultar los detalles.

           Al comentar elementos de seguridad las estadísticas señalan que 70% de las colisiones son frontales, razón por la cual fabricantes como Mazda han logrado desarrollar un sistema mediante el cual la estructura del auto logra absorber el impacto de una colisión frontal sin que la puerta delantera del mismo sufra. Esto se consiguió gracias a un bastidor perimétrico que soporta el tren motor y que está unido a la armazón de la carrocería mediante unas piezas que lo sujetan a ella, y que precisamente cuando ocurre una colisión frontal son ellas las que se doblan permitiendo que todo el conjunto se desplace hacia atrás logrando absorber la mayor parte del impacto, de modo que la deformación en el área de la carrocería es mínima. Cuando la colisión es descentrada entonces el armazón de la carrocería ayuda a absorber el resto de energía que aun haga falta. Es importante dejar claro que ese bastidor perimétrico es fabricado con la técnica de hidroformado es decir que el metal ha sido doblado mediante el calor con fricción del agua, es decir a bajas temperaturas, por lo cual no pierde sus propiedades, lo que significa que tiene la misma rigidez y peso mas liviano, lo cual beneficia la relación peso/potencia del vehículo.

           Nos explicaron que los 6 airbags actúan de acuerdo a la gravedad de la colisión, lo que significa que primero operan los frontales, luego los laterales y los de cortina. Así mismo el pedal del freno tiene un dispositivo que permite su desplazamiento 5 centímetros más, para que el impacto sobre la pierna no sea tan violento.

           Otro detalle importante que ya muchos vehículos vienen incorporando es el control de tracción que impide el famoso patinazo de la rueda al acelerar con violencia, ya sea sobre piso seco o húmedo, por ello al acelerar en una de las curvas mojadas o al hacer una maniobra inesperada de evasión, como la que hice en medio de la fila de conos, manteniendo perfectamente el control del vehículo.

           El motor de 4 cilindros de este sedan es de aluminio y todos los elementos que lo visten van colocados directamente sobre él, evitando aumentar el peso por platinas o soportes. Incluso el filtro de aceite es una carcasa metálica que se abre para cambiar el elemento filtrante. El cigüeñal pose un sistema de balanceo para reducir las vibraciones.

           La nueva transmisión automática del 2,3 lts con el sistema ActivMatic permite operarla como una caja automática normal, pero se puede operar el vehículo automático como si fuera una transmisión manual simplemente colocando la palanca en una posición que dice (+) y (-). Para cambiar las velocidades solo tengo que tocar o darle un golpecito a la palanca hacia la dirección del + o del – y con eso basta para que la caja suba o baje a la siguiente velocidad. En caso de que el conductor le solicite a la caja que baje o suba de marcha y la velocidad no se corresponde a ese cambio la computadora no lo permitirá protegiendo el mecanismo.

           Otro pequeño detalle, si así se quiere ver, pero que afecta a las damas con frecuencia, es el peso de las puertas. En el caso del Mazda 6 se calculó de manera tal que para abrir o cerrarlas las personas ejerzan el mínimo esfuerzo muscular, incluso los asientos traseros y butacas delanteras fueron rediseñadas a fin de mejorar la distribución del peso del pasajero, sobre todo tomando en cuenta los constantes movimientos a los que se ve sometida cualquier persona que aborda el vehículo.

           Las horas que pase en el autódromo de Tocancipa sirvieron para comprobar la innovaciones que Mazda incorpora en este nuevo modelo, destinado a ejecutivos que buscan un sedan que les garantice seguridad, confort y sobre todo ese aire deportivo que tiene el Mazda 6 sin dejar de ser un auto de gran elegancia y potencia.

 

¿Qué le pareció
el contenido
de este artículo?

Excelente
Bueno
Regular
Deficiente

Para enviar este artículo a un amigo:
 
Nombre del amigo
E-Mail del amigo
Su nombre
Su E-mail


 14 de abril de 2003
Atrás