- Nueva opción familiar -
Mitsubishi presentó el Signo

  • 1 de cada 3 automóviles vendidos es un familiar

  • El Signo sale a la venta como el familiar de mayor espacio interior

  • Este nuevo modelo será exportado a Colombia y Ecuador

José Jacobi

 
           Como el modelo familiar de mayor espacio interior y con una meta inicial de colocar en el mercado nacional 300 unidades mensuales, MMC Automotriz acaba de lanzar el Mitsubishi Signo, modelo con el que la marca japonesa hace su ingreso al Programa del Vehículo Familiar, tal como lo adelantara en exclusiva www.automotriz.net, el pasado mes de mayo.

           “Mitsubishi es la última de las marcas de ensamblaje nacional en ingresar en el programa del vehículo familiar, pero ello se debió a que debíamos ofrecer un vehículo que cumpliera con los parámetros establecidos por el gobierno, y a la vez mantener los estándares de calidad que caracterizan la marca”, expresó Víctor Quintero, vicepresidente senior de mercadeo, de MMC Automotriz, agregando que la incorporación de la marca a este segmento ha permitido mantener la planta en pleno funcionamiento, e inclusive contratar más mano de obra. “No hemos ampliado mucho nuestra plantilla, de trabajadores, y hoy podemos afirmar que somos la única ensambladora que no tiene personal ocioso”, enfatizó Quintero.

La presentación

           Un paño negro cubría un bulto en una pequeña tarima. Pequeñas luces daban brillo a unos verdes arbustos que decoraban el ambiente. Los dos podium, uno a cada lado, fueron ocupados por Arturo Zavatti, gerente senior de mercadeo; y Jorge Capiello, gerente de planificación y mercadeo de producto de MMC Automotriz. En el presidium destacaba la presencia de Mahahiko Takahashi, gerente general para Latinoamérica, Asia, Oriente Medio y Africa de Mitsubishi Motor Corporation; y Shigeaki Hashimoto, gerente general de Nisso Iwai Corporation, quienes vinieron de Japón especialmente para esta presentación. Junto a ellos Carlos Henrique Zingg y Edgardo Zingg, representantes de CIF, accionistas locales de MMC Automotriz; así como el presidente de MMC Automotriz, Shuji Mataga, Víctor Quintero, vicepresidente de mercadeo; Edgardo Silva, vicepresidente de manufactura, gerente de planta; Tsunemitsu Yokoyama, vicepresidente ejecutivo de mercadeo, Pedro Arana, vicepresidente de planificación y Tsuji Irakawa.

           Con cifras en la pantalla, Capiello hizo un recuento del comportamiento del mercado, destacando la categoría de pasajeros, que representa 73% del mercado, mientras que el segmento de familiares tiene 47.4% de participación, pues aunque sus ventas han caído 15.7 % en lo que va de 2002 respecto al año 2001, su participación ha aumentado, debido al efecto cascada provocado por la situación económica del país, convirtiéndose en el 60% de los casos en el principal vehículo de la familia y 30% destinado a uso de estudiantes de educación superior.

           Seguidamente Capiello pasó a referirse a las características mismas del vehículo, enfatizando el espacio interior logrado gracias a una mayor distancia entre ejes ( 2500 mm). Sin olvidar los detalles técnicos que incluyen un motor 1.3 litros, 12 válvulas (3 por cilindro) de 76 caballos de potencia a 6000 r.p.m., acoplado a una transmisión sincrónica de cinco velocidades. No obstante la presentación misma de las características estuvieron a cargo de Gilberto Correa, quien contando con la asistencia de las modelos que dejaron el nuevo familiar por primera vez a la vista de la prensa, procedió a mostrar en cada una de las partes del Signo las ventajas comparativas respecto a la competencia, empezando por el tamaño, la tapicería, los asientos reclinables con apoyacabezas de altura ajustable, el panel de instrumentos y el acabado en general.

           Para ilustrar mejor el carácter familiar del Mitsubishi Signo, Correa llamó a la familia Gutiérrez – padre, madre, dos hijos y la suegra – para que abordarán el Signo y de esa manera mostrar que una familia puede viajar cómodamente en este automóvil. Pero el show no llegó hasta allí, la familia fue invitada a bajar el equipaje, y así salieron del maletero de 420 litros del signo, los bultos y maletas del grupo familiar.

           En el diseño exterior del Signo se notan algunas diferencias respecto al modelo Lancer VI generación, plataforma sobre la cual fue desarrollado. Las manillas de las puertas, los parachoques y platinas body color han dado paso a las gomas grises, que armonizan adecuadamente con la parrilla cromada y con los tonos seleccionados para el color de la pintura. En las ruedas se sustituyeron los rines de aleación por unos de acero cubiertos por tasas, y se aplicaron otras combinaciones en la tapicería y los acabados interiores. Se mantiene la columna de dirección de altura ajustable. El aire acondicionado, de acuerdo con las regulaciones del Programa del Vehículo Familiar es opcional.

           Las presentaciones culminaron con la intervención de Luis Javier Pisonero, vicepresidente de cuentas de Foote, Cone & Belding Publicidad, quien mostró las piezas de la campaña publicitaria que apoyan este lanzamiento.

Producción y Exportaciones

           Durante el intercambio con los periodistas, en ese panorama del mercado, en el que uno de cada 3 vehículos vendidos es un familiar, Víctor Quintero explicó que inicialmente producirán unas 300 unidades mensuales, para alcanzar una penetración de 7% en el segmento, pero a partir del año que viene la proyección apunta a 400 unidades mensuales elevando a 9% la participación. Así mismo, adelantó que la red de concesionarios, que actualmente es de 24, será ampliada a 30 antes del cierre del 2002.

           Por su parte Masahihiko Takahashi, gerente general para Latinoamérica de Mitsubishi Motors Corporation, anunció que actualmente están planificando la exportación del Mitsubishi Signo, ensamblado en Venezuela, hacia los países de la Comunidad Andina de Naciones, especialmente hacia Colombia y Ecuador.

           En entrevista exclusiva, y consultado sobre el desarrollo de la marca en estos mercados, y la posibilidad de MMC Automotriz de ampliar sus posibilidades de exportación, Takahasi aclaró que la idea es ir consolidando la presencia de la marcas en cada uno de los mercados. El ejecutivo japonés adelantó que las estrategias de Mitsubishi en Latinoamérica continuarán focalizadas en las operaciones de producción en Venezuela y Brasil, que son los dos países donde cuentan con plantas ya establecidas, y descartó que por ahora vayan a establecerse operaciones de producción en otras naciones del área. Así mismo aclaró que por ahora no está en los planes de la empresa asignar a MMC Automotriz el ensamblaje en Venezuela de otras marcas de vehículos.

           Por su parte Shuji Mataga, presidente de MMC Automotriz, informó que con la incorporación del Mitsubishi Signo a las operaciones de ensamblaje en Barcelona, lo que se busca de mejorar la eficiencia de la planta venezolana, y ratificó que las exportaciones del Signo hacia Colombia y Ecuador están en los planes de la empresa, pero que aun es un proyecto en estudio que permitirá ampliar los mercados para los productos Mitsubishi ensamblados en Venezuela.

           Con el Signo sin aire acondicionado que sale a la venta a un precio de 10 millones 969 mil bolívares y con aire en 12 millones 819 mil bolívares la oferta de Mitsubishi abarca una gama completa de vehículos que incluye los SUV Montero Limited y Montero Sport en versiones 4x2 y 4x4, la Montero Dakar, la van Space Wagon, los sedanes Galant en la categoría superior y Lancer en el segmento medio, y los vehículos comerciales que incluyen van y camiones de diverso tonelaje.

La opinión de dos concesionarios

Dugar Madera            “Para mi el Signo será un gancho en el concesionario” así opina Dugar Madera, gerente de Tiky Motors, un concesionario Mitsubishi situado en la avenida Bolívar de Puerto La Cruz, quien además estima ventas de unas 30 unidades mensuales del nuevo familiar por su excelente precio y las alternativas variadas de financiamiento que ofrece ese concesionario a su clientela.

           Por su parte, Juan Diego Wenger, propietario de Fuji Motors en la esquina avenida Universidad con avenida 15 de Las Delicias en Maracaibo, sostiene que el Signo es el modelo que le faltaba a la marca, pues es el auto familiar que le traerá nuevos clientes y amigos a su negocio.Juan Diego Wenger

           Wenger, quien lleva 11 años en el negocio, considera que el volumen de ventas que generará el Signo alcanzará al 50% de sus ventas en unidades, además está plenamente seguro de colocar 15 unidades el primer mes y progresivamente crecer hasta alcanzar unas 30 unidades mensuales. “El Signo será la base de nuestro negocio, además por su comodidad interior y ventajas comparativas frente a los otros familiares servirá para conquistar mas clientes y amigos satisfechos”, afirmó.

¿Qué le pareció
el contenido
de este artículo?

Excelente
Bueno
Regular
Deficiente


 23 de septiembre de 2002
Atrás