Las señales de peligro de los amortiguadores


               Cada vez hay menos conductores que no están conscientes de la importancia de los amortiguadores.

               Los amortiguadores constituyen un elemento vital de la suspensión del vehículo ya que influyen directamente en el control de la dirección, en la capacidad de contacto con el suelo de la vía y en la distancia de frenado.

               Su inspección periódica es muy importante porque su seguridad y la de los pasajeros es esencial.

               Señales de peligro:

En el volante.

               Los amortiguadores desgastados aumentan las oscilaciones, el desbalanceo del vehículo y reducen el contacto de los cauchos con la superficie de la carretera.

               Todos estos factores hacen mas inestable el automóvil, resultando mas difícil tomar las curvas y en caso necesario maniobrar el vehículo.

Pérdida de contacto.

               Los amortiguadores desgastados no pueden asegurar y mantener un contacto adecuado y constante de los cauchos con la carretera. Es por eso que todas las condiciones de manejo se deterioran. Es a partir de ese momento que conducir se convierte en una experiencia bastante peligrosa.

Fugas.

               Las perdidas de aceite u otras señales visibles, ya sea en la misma pieza o sobre el pavimento nos indican la necesidad de reemplazar cuanto antes los amortiguadores de su vehículo.

Confort.

               Una señal importante la da el amortiguador disminuyendo la comodidad de los pasajeros que van en el vehículo. Esa suavidad que tenía el auto nuevo ya no se siente, mas bien todas las imperfecciones del suelo las reciben directamente los pasajeros. Cuando se llega a ese estado el auto es mas difícil de controlar e impide que todos viajen con comodidad.

Desgaste irregular de los cauchos

               La presencia de amortiguadores desgastados conjuntamente con la falta o pérdida de la alineación de los cauchos pueden causar un desgaste rápido y sobre todo desigual de los neumáticos.

               Cuando revise o cambie sus cauchos mande a revisar los amortiguadores de la unidad.

Inspección a los 20 mil km.

               Por lo general, el desgaste de los amortiguadores es tan gradual e imperceptible que el conductor no lo aprecia puesto que maneja día tras día su vehículo, sin embargo la recomendación de los fabricantes de estas piezas recomiendan que se revisen cada 20 a 30 mil kilómetros como máximo.

Distancia de frenado

               Los amortiguadores vencidos o desgastados por el trabajo dan lugar a que los cauchos comiencen a rebotar sobre la carretera, especialmente sobre aquellas de superficie irregular. Es por esa razón que el conductor no puede detener eficientemente el vehículo al accionar los frenos. Por tanto la distancia de frenado se alarga provocando un accidente.

Rebote excesivo

               Para estar seguro que el amortiguador esta bien o por el contrario requiere ser reemplazado puede hacer la siguiente prueba: Sobre un extremo de su automóvil presione con fuerza hacia abajo y luego suéltelo; si se producen mas de 1 y medio o dos rebotes, los amortiguadores deberán ser cambiados.