Las Empacaduras del motor



         Comenzaremos por informarles que el sellado de la cámara y el bloque del motor dependerá fundamentalmente de la calidad de la empacadura que se use y del procedimiento de instalación efectuado por el mecánico, de lo contrario se pueden producir anormalidades en el funcionamiento del motor y hasta daños severos.

         Existen otros importantes factores de construcción y diseño en los motores que mencionaremos a continuación como por ejemplo, las presiones de combustión que pueden alcanzar hasta 689,5 kilos pascal en los motores de gasolina y de 1.862 kpa. en los diesel turbocargados.

         También tienen que soportar temperaturas de combustión mayores de 1.100 grados centígrados, mantener el sellado entre la cámara y el bloque, evitar fugas del liquido refrigerante y aceite del motor, bajo las distintas temperaturas en que opera.

         Por esto la empacadura de la cámara tiene que ser resistentes a estas presiones, temperaturas y a los esfuerzos producidos por el arrastre de ella sobre las superficies del motor, que en muchos caso usan materiales como hierro fundido y aluminio, cuyos coeficientes de dilatación son diferentes, en los nuevos motores el acabado de la superficie de las cámaras es muy fino y requieren empacaduras especiales que permitan un buen sellado.

         Por ultimo las empacaduras deberán resistir el aplastamiento por las cargas de sujeción, a veces hasta de 90.800 kilogramos.

         Cuando tenga que seleccionar una empacadura, hay dos cosas que recordar, primero, prefiera un fabricante de productos de alta calidad. Segundo, no hay un diseño que sea el mejor, puesto que no hay un solo diseño para todas las aplicaciones, esto depende del fabricante original y hay que respetarlo.

         Algo para tomar en cuenta es que por ejemplo las empacaduras FEL-PRO son equipo original en muchos motores. por lo tanto usted usándolas también logrará trabajos de calidad.

         Los tipos de empacaduras han evolucionado al igual que los motores, en las nuevas aplicaciones se recurre a una variedad de materiales y componentes como en los casos siguientes.

         El núcleo de la empacadura, puede ser de acero sólido o perforado para conservar el par de apriete y ser resistente a la temperatura o ruptura, el forro, que puede ser de grafito expandido y la hoja de fibra ahulada, los recubrimientos de teflón o los a bases de siliconas que sellan las pequeñas imperfecciones, como en los casos de las empacaduras sin necesidad de retorquear, que usan los motores pequeños de altas RPM, sujetos a flexión y vibraciones.

         Los revestimientos antifricción desempeñan también la función de material antiadherente, gracias a lo cual se desprenden fácilmente, de ése modo protegen las superficies del motor y permiten reducir así los costos de futuros trabajos.

         Las empacaduras con sellos de combustión con aro de alambre pre apretado y blindaje de acero inoxidable proporciona una mayor resistencia en las aplicaciones de servicio pesado y autos de competencias, los anillos de alambre pueden ser de cobre o de acero ya aplanado.

         Las empacaduras “RCE” de laminas de acero en relieve recubiertas en hule, se parecen a las antiguas laminadas, pero un nuevo procedimiento, permite la adherencia del hule a la lamina de acero. Este recubrimiento protege el acero de los efectos corrosivos del líquido refrigerante y ayuda a sellar las pequeñas imperfecciones superficiales.

         No podemos dejar de mencionar un punto importantisimo, como es el procedimiento de Torque de los tornillos de la cámara y su sustitución, según las especificaciones del fabricante y utilizar la llave de torsión o correrá el riesgo de que su trabajo no quede bien.