Los Frenos

Por: Francisco Klapper

        Estas preguntas las entenderemos a continuación:

        Recuerdo mi primera bicicleta. Mis amigos me preguntaban que frenos tenía y yo respondía “de contra pedal”. Otros amigos tenían  bicicletas con frenos “de varilla”  y otros “de guaya”.

        ¿Se dieron cuenta? Los sistemas de frenos reciben su nombre según sea la forma como se ejerce la acción de frenado. En los automóviles no está la excepción.

        En los automóviles podemos encontrar dos tipos principales de sistemas de frenos: Hidráulicos y de aire, Es decir, aquellos que utilizan aire para frenar, como es el caso de la mayoría de los camiones y los que utilizan un fluido para transmitir la acción de frenado. Este último es el utilizado en automóviles.

        Nos concentraremos en los frenos hidráulicos.

Sistema básico de frenos

        Para que se  pueda frenar es necesario pisar el pedal de los frenos. Este, mediante el principio de palanca acciona una inyectadora (perdón, una bomba de frenos, técnicamente conocida como “cilindro maestro”).

        El cilindro maestro envía el fluido conocido como liga de frenos, desde su reservorio hasta cada una de las ruedas. Por razones de seguridad, existen dos líneas ó circuitos que distribuyen la liga a las ruedas. Por eso se llaman frenos de doble circuito.

        Si tenemos 2 circuitos y 4 ruedas, entonces un circuito trabaja con dos ruedas. En algunos vehículos, las dos ruedas que alimenta cada circuito están adelante ó atrás. Sin embargo y por razones de estabilidad, otros sistemas conocidos como “en diagonal” operan una rueda delantera y la trasera del lado opuesto.

        Una característica de los conductores de antaño eran los prominentes músculos que desarrollaban en las piernas. Claro, para poder frenar, había que pisar con mucha fuerza el pedal. Esto se debe a que la presión que debe hacer la liga es enorme (fácilmente 25 veces mayor a la presión que hay en la tubería de agua de nuestra casa).

        Los autos contemporáneos no tienen ese problema, ya que los ingenieros incorporaron reforzadores (conocidos como booster o servofreno) que multiplican el esfuerzo que el conductor ejerce sobre el pedal al frenar. Existen básicamente dos tipos de reforzadores: los que aprovechan el vacío del motor (conocidos como hidrovac) y los que utilizan el hidráulico de la dirección (conocidos como hidromax).
 

¿Que son los discos y los tambores?

        Estos forman parte de los dispositivos de frenado a donde llega la liga, son los que frenan las ruedas. Antiguamente los autos tenían solo tambores, pero estos al acumular calor pierden efectividad. Lo nuevo (ya no tan nuevo) son los discos. Se llaman así por la forma que tienen y su efectividad los convirtió en los favoritos de los fabricantes. Existen discos sólidos y ventilados, estos últimos por su complejidad de fabricación, son más costosos, pero mantienen más baja la temperatura durante la frenada y son más eficientes.

        Debido a la distribución de peso y su geometría, un auto debe frenar más adelante que atrás, Es por eso que al frente encontraremos los frenos de mayor efectividad y robustez.

        Los arreglos más comunes son los autos con disco adelante y tambor atrás. Los más costosos son los que utilizan discos en las cuatro ruedas. La mayoría de estos usan discos ventilados adelante y macizos atrás.
 

        ¿Que paso con el ABS?. Hasta ahora no habíamos tocado ese tema y se debe a que el sistema de ABS o antibloqueo en realidad es un complemento al sistema de frenos y lo explicaremos en una próxima oportunidad.