1.0 litros Supercharger
Nuevo motor para el Ford Fiesta

Con los cambios se ganaron 30 caballos de potencia
Y se alcanzaron 240 mil kilómetros de duración

      
Dexi Argüelles

            Bahía, Brasil. Especial .- En la nueva generación del Ford Fiesta presentada en esta ciudad, el motor 1.0 L Supercharger es el que más se diferencia del Zetec RoCam que tradicionalmente ha venido utilizando la marca para equipar los modelos compactos.

            Las modificaciones elevaron en 30 caballos la potencia del 1.0 litros, colocándolo en el mismo nivel de un motor 1.6 litros, pero manteniéndolo igualmente económico. Estos logros se alcanzaron gracias a un compresor de aire instalado junto al colector de admisión, accionado por el motor, que aumenta la presión y densidad del aire inyectado en los cilindros. Con ello se eleva la mezcla de aire/combustible en los cilindros y se logra una mejor combustión, generándose una mayor potencia.

            Ford y Eaton han sido las pioneras en el perfeccionamiento de su funcionamiento en aspectos como confiabilidad, eficiencia, durabilidad y reducción del ruido. De acuerdo con la información suministrada por la empresa, el Nuevo Ford Fiesta es el primer vehículo de paseo producido en Suramérica que incorpora esta tecnología, que inicialmente se venía usando en autos de carreras, y a medida que fue mejorando pasó a equipar los automóviles de serie. En los últimos años ha estado presente en automóviles tope de línea como los Jaguar XKR y XJR, así como los Aston Martin Vantage y DB7, y la F-150 Lightning, y otros modelos deportivos de otras marcas.

            El dispositivo está compuesto por dos rotores con tres divisiones en forma de rosca sin fin, a 60 grados, que comprimen aire a una velocidad de hasta 2.4 veces mayor que la del motor. Con esas características los técnicos produjeron un compresor de tamaño compacto. La geometría especial de los rotores, del cuerpo y de la entrada y salida garantizan un flujo de aire silencioso, sin variaciones de presión. Con este impulsor el Nuevo Fiesta Supercharger alcanza una velocidad máxima de 175 km/h, con aceleración de 0 a 100 km/h en solo 13.3 segundos y consumo de 11.80 km/litro en la ciudad y 15.5 km/litro en autopista.

            El motor Supercharger incluye varios componentes perfeccionados o reforzados, tales como una nueva cámara de combustión monobloque, pistones, inyector de aceite para los pistones, bielas, comando de válvulas, válvulas, colector de admisión, colector de escape y filtro de aire. Así mismo incorpora un intercooler para la refrigeración del aire aspirado. Como la fricción generada por la compresión calienta el aire, volviéndolo menos denso y eficiente en la cámara de combustión, el intercooler garantiza su mantenimiento en la temperatura ideal para lograr un efectivo trabajo del motor.

            Este impulsor está equipado con el nuevo módulo electrónico Black Oak y un sensor de control de detonaciones, un dispositivo auto-regulable que detecta el mejor punto de ignición y compensa automáticamente las variaciones en la calidad de la mezcla. El trabajo de mejoramiento y optimización ha estado a cargo de los ingenieros del Centro de Desarrollo e Investigación de Motores de Ford en Alemania, y de la Fábrica de Motores Ford en Taubaté en Brasil.

            El Supercharger es accionado por una correa conectada directamente al cigüeñal, ofreciendo potencia adicional de inmediato en todos los rangos de rotación, incluso a bajas revoluciones, bombeando aire hacia el motor en proporción directa a la velocidad del eje de levas. El aire que no es utilizado se desvía por una válvula y retorna al sistema. Dadas las condiciones de manejo, el motor Supercharger funciona la mayor parte del tiempo como si fuese naturalmente aspirado, contribuyendo con el ahorro de combustible.

            El Supercharrger es un mecanismo que trabaja en un compartimiento aislado del motor, con lubricación propia, y el único mantenimiento que exige es la revisión del nivel de aceite cada 120 mil kilómetros, solo para rellenarlo sin necesidad de cambiar el lubricante.

            Una de las mayores ventajas de este motor con compresor volumétrico es la durabilidad, tanto del motor como del compresor en sí, pues no se sacrifica la vida útil de los componentes a cambio de un aumento de la potencia. Los refuerzos y perfeccionamientos han permitido a Ford extender la durabilidad del motor hasta 240 mil kilómetros.

¿Qué le pareció
el contenido de este artículo?

Excelente
Bueno
Regular
Deficiente