- Volvo S60 AWD -
Sistema inteligente en la tracción 4x4

Los avances en la tecnología contribuyen efectivamente
a que los autos sean más seguros y eficientes

      
Dexi Argüelles

               Debutante en el reciente Salón del Automóvil de Frankfurt, en el Volvo S60 AWD la novedad está precisamente en un sistema de tracción total, que automáticamente distribuye la potencia entre las ruedas delanteras y traseras de tal manera que garantiza el máximo agarre sobre cualquier tipo de vía.

               El sistema 4x4, que cuenta con un control electrónico, ha sido desarrollado por Volvo en colaboración con uno de los pioneros en este campo como lo es la firma sueca Haldex. La distribución de la tracción entre las ruedas delanteras y traseras se logra mediante un embrague húmedo multi discos.

               El funcionamiento de este mecanismo de diseño único puede dividirse en tres partes:

  • Una bomba hidráulica que se acciona de acuerdo a las diferencias de velocidad entre los ejes

  • Un embrague húmedo de múltiples discos.

  • Una válvula de control electrónico

               La unidad trabaja como una bomba hidráulica, en la cual el aro que sella el pistón está conectado con un sensor a uno de los ejes mientras que la unidad que controla el pistón está conectada a otro de los ejes. Cuando los dos ejes rotan a la misma velocidad no se produce ningún bombeo. Tan pronto como aumenta la diferencia en la velocidad, arranca el bombeo y comienza a fluir el aceite. Al tratarse de una bomba a pistón la respuesta es prácticamente instantánea, sin que se produzca ningún retardo debido a un retraso en el bombeo.

               El aceite se suministra al embrague a pistón, el cual lo comprime en la bomba y como consecuencia reduce la diferencia de velocidad. El aceite regresa a su tanque a través de una válvula de apertura ajustable, que controla la presión del aceite y como consecuencia la de la bomba del clutch.

               La expresión control electrónico significa que el clutch se adapta a las diferentes condiciones de manejo.

Sistema inteligente

               El sistema de tracción total (AWD) se dice que es inteligente por su capacidad para responder a las demandas del momento. Los sensores detectan las condiciones en que se desempeña el automóvil y lo que el conductor desea hacer, información elemental para proporcionar al sistema los parámetros bajo los cuales debe trabajar y actuar. 

               Cuando se está acelerando sobre una superficie especialmente difícil, como es por ejemplo la arena, el sistema suministra velocidad y fuerza. Si por el contrario se está en un área de curvas continuas o en maniobras de estacionamiento a baja velocidad, el sistema reconoce que la diferencia en la velocidad entre las ruedas no exige un acople de la tracción 4x4, y como resultado, la inercia experimentada con otros sistemas en situaciones similares, es descartada.

               El sistema AWD está conectado a través del multiplexado del automóvil, facilitando la comunicación con los otros equipos y sistemas a fin de optimizar el desempeño de la tracción total en todo momento y bajo cualquier situación de manejo. Mediante esta comunicación digital se establece una mejor conexión con el Sistema de Control de Tracción (TRACS) y con el Control Dinámico de Estabilidad (DSTC), lo que proporciona mayor seguridad durante el manejo.

               Uno de los rasgos más sobresalientes de Volvo es sin duda su constante preocupación por la seguridad, y de este sistema controlado electrónicamente se afirma que es extremadamente rápido en su operación de acople y desacople de la tracción en cada rueda. Los ejecutivos de la firma aseguran que los propietarios de un auto de lujo como el Volvo S60 AWD más que un 4x4, lo que buscan es la máxima confiabilidad, estabilidad y un óptimo comportamiento en la vía.

               El Volvo S60 AWD está equipado con uno de los miembros de la nueva generación de motores RN, que han sido sometidos a extensas modificaciones para hacerlos más limpios, eficientes y potentes. El impulsor es un motor de 5 cilindros, 2.4 litros, con un turbocargador ligero, que libera 200 caballos de potencia a 5100 r.p.m. y un torque máximo de 285 Nm a 1800 r.p.m.

¿Qué le pareció
el contenido de este artículo?

Excelente
Bueno
Regular
Deficiente